Feyenoord-Shakhtar Donetsk: De Kuip como freno a un Shakhtar en alza

overview stadium outside before the Dutch Eredivisie match at De Kuip, Rotterdam
Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929
13/08/2017
***NETHERLANDS OUT***

Paulo Fonseca forma parte de esta nueva generación de entrenadores lusos que, a pesar de su relativa juventud, están dando mucho que hablar a lo largo y ancho del panorama futbolístico mundial y especialmente europeo. Leonardo Jardim podría ser el máximo referente actual de una lista en la que no faltan nombres como el de André Villas-Boas, Rui Vitória (quien, por cierto, recibe una muy buena crítica en el último libro de Martí Perarnau “Pep Guardiola. La metamorfosis”), Nuno Espírito Santo, Sérgio Conceição, Paulo Sousa, Marco Silva o el del ex seleccionador nacional Paulo Bento. A sus 44 años, Fonseca se ha ganado a pulso el hecho de ver su nombre escrito al lado de auténticas referencias en su profesión. Deslumbró en la élite del fútbol portugués tras un ascenso meteórico desde las categorías más humildes, y en su primera aventura en el extranjero no ha ni mucho menos decepcionado. Tras un primer curso en el que aprobó con notable, el segundo año de Fonseca al frente de los mineros no ha podido comenzar mejor, y ya nadie parece añorar la presencia de una leyenda viva del club como Mircea Lucescu.

A estas alturas de la temporada, el Shakhtar ya domina con mano de hierro el campeonato doméstico, y a pesar de salir perdedor en el enfrentamiento directo, aventaja en 7 puntos a su gran rival en la lucha por la liga, el Dinamo de Kiev. En Champions, protagonizó una de las sorpresas de la primera jornada al vencer en Járkov al Nápoles por 2 goles a 1, triunfo que sin duda trastocó el discurrir de un Grupo F cuyas dos primeras plazas parecían claramente reservadas al cuadro partenopeo y al Manchester City. De su visita al Etihad Stadium no trajeron ningún botín en forma de puntos, pero compitieron y dieron la cara ante el que actualmente es uno de los equipos más en forma del continente, y buena prueba de ello es que hasta el tiempo de descuento no llegó el gol de Sterling que estableció el 2-0 y con ello la tranquilidad en el marcador. Antes, De Bruyne había desequilibrado el choque con un disparo antológico.

Kevin De Bruyne of Manchester City during the quarter-final of the FA Cup at the Riverside Stadium, Middlesbrough Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 11/03/2017
Un zapatazo de Kevin De Bruyne desequilibró el choque entre Shakhtar y Manchester City en la última jornada de la Champions. Foto: Focus Images Ltd.

Pero no todo son alegrías en el equipo que ha dominado el fútbol de la antigua república soviética en los últimos años. El positivo de Darijo Srna en un control posterior al partido contra el Nápoles ha alterado los ánimos y el día a día de un club que se ha quedado momentáneamente sin su referencia dentro y fuera del campo, pues el lateral croata ha tomado la decisión de apartarse del equipo hasta que pueda solucionar todos los problemas referentes a esta cuestión. A esta importantísima ausencia se suman las de los lesionados Malyshev y Kryvtsov y las dudas referentes al estado físico de los brasileños Dentinho y Bernard, aunque en principio no debería haber problemas para que este último fuese de la partida.

En el Shakhtar son perfectamente conscientes de que su victoria en la primera jornada les coloca como aspirantes a superar la fase de grupos, pero también de que para lograrlo deberán aprovechar los enfrentamientos directos entre Nápoles y Manchester City para recortar distancias y no dejarse puntos ante un Feyenoord que hasta el momento está compitiendo a un nivel bastante inferior al de los otros tres equipos con los que comparte grupo. Por ello, si los de Paulo Fonseca son capaces de traer los 3 puntos de su visita a Rotterdam, presentarán candidatura definitiva y demostrarán ser un rival mucho más complicado y aguerrido de lo que podría parecer en un primer momento.

Pero también clave es el partido para el Feyenoord, que después de dos primeros encuentros en los que ha estado lejos de ser competitivo, cometiendo errores impropios de un equipo que se mueve en la élite del fútbol europeo, sabe que todo lo que no sea ganar en casa al Shakhtar supone decir adiós a sus opciones de clasificarse para la Europa League, lo que les supondría quedarse sin objetivos alcanzables con todavía tres jornadas de la fase de grupos por disputarse.

Gio van Bronckhorst.
Todo lo que no sea ganar en casa supone decir adiós a las opciones del Feyenoord de acceder a la Europa League. Foto: Focus Images Ltd.

Y es que los de Gio Van Bronckhorst necesitan reaccionar. En liga tampoco están rindiendo al nivel esperado, y ya no queda ni sombra de aquel equipo sólido que conquistó la Eredivisie el curso pasado. En las últimas cuatro jornadas solamente han conseguido una victoria, y tras perder ante PSV y NAC Breda y empatar contra el PEC Zwolle, ya ven el liderato de la tabla a 5 puntos con sólo 8 jornadas disputadas. Les está costando mucho gestionar la participación en las dos competiciones, pero un resultado positivo esta noche podría ser el impulso que necesitan para terminar de creérselo y empezar a mejorar sus prestaciones.

Sin embargo los problemas se agolpan, y es que el club de la ciudad con el puerto más grande de Europa afronta este choque con la defensa en cuadro. Hasta cuatro teóricos titulares en esta línea causarán baja, y es que ni Eric Botteghin, ni Kevin Diks, ni van der Heijden ni el peruano Renato Tapia estarán disponibles para Van Bronckhorst. Además, el espigado ariete Michiel Kramer es seria duda por unas molestias en el abductor. Su lugar es difícil que lo ocupe la principal referencia del equipo, el danés Jørgensen, que reapareció de su larga lesión el fin de semana pasado jugando media hora, pero todavía está falto de ritmo de competición. Por ello, lo más probable es que, al igual que en San Paolo, sea Boëtius la referencia y esté flanqueado en esta ocasión por Berghuis y Sam Larsson.

De Kuip volverá a ser una caldera, e intentará llevar en volandas a su equipo hacia la primera victoria en la presente edición de la UEFA Champions League. Aunque teóricamente pelean por diferentes metas, el partido de este martes dirá definitivamente si Feyenoord y Shakhtar están realmente preparados para optar al objetivo que pretenden alcanzar. Sea cual sea el resultado, no hay duda de que nos vamos a divertir.

Alineaciones probables: Feyenoord-Shakhtar Donetsk, martes 17 a las 20:45h en BeIN SPORTS ESPAÑA

Feyenoord vs Shakhtar - Champions League - 17th October 2017 - Football tactics and formations

Related posts

Deja un comentario

*