Liverpool-Spartak Moscú: el último paso para el pleno inglés

Liverpool players celebrate the Lewis Dunk of Brighton & Hove Albion own goal during the Premier League match at the American Express Community Stadium, Brighton and Hove
Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156
02/12/2017

Liverpool y Spartak de Moscú afrontan la última fecha de la fase de grupos de la Champions tras sonadas decepciones. El equipo inglés dejó escapar la oportunidad de sentenciar la primera plaza tras desperdiciar un 0-3 en el Sánchez Pizjuán en una segunda mitad en la que se vio abrumado por la fe sevillista, mientras el Spartak de Moscú también perdió dos puntos por culpa de un gol en el descuento. En el caso del cuadro ruso, el empate frente al Maribor resultó particularmente doloroso porque supuso el segundo tropiezo contra el campeón esloveno, en dos partidos que siguieron un guion muy similar: una vez abierta la lata ante una defensa muy poblada, un despiste en la recta final compromete sus opciones de estar en la siguiente ronda. En Moscú pensarán los aficionados al fútbol ficción que de haber sabido cerrar mejor los partidos ante el Maribor partirían como líderes de grupo en la última jornada.

Así pues, ni el Liverpool está clasificado todavía ni el Spartak ha perdido toda opción de acceder a los octavos de final. Las cuentas son sencillas para ambos conjuntos: los ingleses necesitan puntuar para pasar, y ganar para asegurarse la primera plaza. En cambio, las opciones del elenco moscovita se reducen a vencer en Anfield. Un gran propósito, una hazaña que de consumarse se convertiría en uno de los episodios más gloriosos de la historia reciente del Spartak, pero tampoco se trata de un objetivo inalcanzable. Los de Klopp no pierden ante su afición desde abril, pero el Liverpool tampoco juega los octavos de final de la Champions League desde la temporada 2008-09. Las dos últimas participaciones de los reds en la máxima competición continental acabaron con los ingleses en la Europa League.

Roberto Firmino of Liverpool congratulates Philippe Coutinho of Liverpool after he scores during the Premier League match at the American Express Community Stadium, Brighton and Hove Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156 02/12/2017
Roberto Firmino y Coutinho celebran uno de los goles contra el Brighton. Foto: Focus Images Ltd.

Más allá de lo acontecido en el último partido de Champions, tanto Liverpool como Spartak atraviesan un buen momento de forma. Los de Klopp se repusieron al duro golpe que supuso la goleada (4-1) encajada en Wembley contra el Tottenham y desde entonces han ganado seis partidos y han empatado dos. Coutinho ha despegado jugando a menudo como interior izquierdo, y cabe la posibilidad de que el técnico alemán apueste por juntar al talentoso mediapunta brasileño con Firmino, Mané y Salah, al que se le caen los goles de los bolsillos. Desde que el egipcio clasificó a su selección para el Mundial con un gol de penalty en el último minuto, ha marcado once goles en los once encuentros que ha disputado con el Liverpool. El extremo africano no solo es devastador con espacios por delante, sino que su fino toque con la izquierda también le permite buscar el palo largo después de que alguien le devuelva una pared. La pegada de Salah, la electricidad de Mané y la creatividad de Coutinho son armas que necesita el Liverpool para no atascarse ante rivales que le proponen sistemas defensivos que acumulan a muchos efectivos en su área.

Precisamente este plan es el que puede buscar el Spartak de Moscú, pues así frustró al Liverpool en la capital rusa. El Spartak es un equipo que estará obligado a ganar, pero que tiene todas las de perder si sale a pecho descubierto en Anfield y propone un intercambio de golpes contra el ataque red. Por este motivo quizás las opciones moscovitas aumentarán si logran mantener la incertidumbre en el marcador hasta la segunda parte y crece el nerviosismo en la grada ante la posibilidad de que una jugada a balón parado los pueda dejar fuera de la Champions. Y más todavía si cuenta con la colaboración de la ingenua zaga inglesa, proponesa a las lagunas de concentración. El Spartak es un equipo que se despliega de maravilla al contragolpe, con Fernando como lanzador, Luiz Adriano para aguantar la pelota y Promes para galopar con espacios por delante. Si cazan a Lovren, Klavan o Can mal parados tras una pérdida comprometida, el Liverpool puede sufrir.

Quincy Promes of Netherlands before the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at Amsterdam Arena, Amsterdam Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929 03/09/2017 ***NETHERLANDS OUT***
Quincy Promes es la gran amenaza del Spartak. Foto: Focus Images Ltd.

Joe Gomez y Ragnar Klavan ya han vuelto a los entrenamientos con el Liverpool, que sigue sin poder contar con Joël Matip y Adam Lallana. Por otro lado, el Spartak lamenta las ausencias de Tigiev, D. Kombarov y Jano Ananidze. Si el Liverpool certifica el pase, por primera vez en la historia de la Champions League habrá cinco equipos de un mismo país en octavos de final de la Champions. Tres de ellos ya han certificado la primera plaza del grupo, por lo que si los de Klopp acabaran segundos sus opciones en el sorteo del próximo lunes se limitarían a Barcelona, PSG, Besiktas o Roma.

Alineaciones probables: Liverpool-Spartak, miércoles 6 a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Spartak vs Liverpool - Champions League - 13th September 2017 - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*