Nápoles-Barcelona: Messi en el santuario de Maradona

Lionel Messi of FC Barcelona during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London
Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919
03/10/2018

El simbolismo que rodea la visita del Barcelona a Nápoles es cristalino. El conjunto catalán jugará por primera vez en San Paolo, un estadio hasta ahora inédito para Leo Messi y un escenario en el que se gestó parte de la leyenda del fútbol argentino, Diego Armando Maradona, el Diego, la figura con la que se ha proyectado incesantemente al crack azulgrana desde su debut. Cada paso que ha dado Messi sobre un terreno de juego se ha comparado con Maradona, y para más inri el ‘10’ azulgrana incluso emuló los dos goles más célebres del Pelusa, ambos anotados en el Mundial ’86 ante Inglaterra. Entre los partidos con la Albiceleste argentina y la camiseta celeste del Nápoles se edificó el aura que rodea el fútbol brillante de Maradona, por lo que no deja de ser todo un acontecimiento que Nápoles, una de esas ciudades donde la respuesta a la pregunta sobre el ‘más grande de la historia’ no ofrece ni un segundo de duda, disfrute por primera vez en directo del fútbol de Leo Messi.

Ironías del destino, la tarea de ensombrecer todo lo que suceda en la zona entre líneas en la que se suele mover Leo Messi recae en un futbolista bautizado como Diego porque su padre, italiano, era un seguidor ferviente del fútbol de Maradona. El internacional alemán Diego Demme ha sido una de las novedades del mercado invernal del elenco partenopeo y ha ayudado a dotar de mayor orden y coherencia a la disposición de las piezas por parte de Gennaro Gattuso, el técnico del cuadro celeste desde mediados de diciembre. Tras la destitución de Ancelotti, Gattuso ha apostado de forma innegociable por un 4-3-3 en el que Demme se ha asentado como mediocentro. Ágil en el toque, el ex del Leipzig juega rápido sin complicarse la vida para dotar de velocidad a la circulación y goza de un notable sentido de la colocación para proteger la espalda del centro del campo y arropar a los centrales.

Fabian of Napoli in action against Liverpool during the UEFA Champions League match at Anfield, Liverpool. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 27/11/2019
Con el fichaje de Diego Demme, Fabián juega más libre en ataque. Foto: Focus Images Ltd.

La altura a la que juegue Diego Demme explicará en cierta medida el partido que pueda plantear Gennaro Gattuso ante el Barcelona. El Nápoles es un equipo al que le gusta presionar arriba y provocar errores en campo contrario que propicien contragolpes para sus rápidos atacantes, pero no parece que ante el conjunto azulgrana asuma tantos riesgos. El manejo con los pies de Ter Stegen suele burlar con facilidad las presiones más agresivas que descuidan su espalda, por lo que es probable que el Nápoles flote a los centrales y solo apriete la recepción de los centrocampistas que bajen a recibir el balón. El Nápoles puede delimitar la agresividad y las zonas en las que quiere que la infantería presente batalla, aunque al mismo tiempo Quique Setién condicionará el partido con los futbolistas alineados en la medular para sortear la fogosidad del equipo italiano.

Sin los lesionados Sergi Roberto y Jordi Alba en los laterales, el Barcelona no dispone de más opciones que empezar el partido con Semedo y Junior en las alas, lo que puede generar dificultades a la hora de sacar la pelota jugada en los tramos de mayor presión transalpina. Ante esta eventualidad, será interesante ver si Setién aboga por juntar a Busquets, Arthur y Frenkie de Jong para aglutinar pases de seguridad en la base de la jugada y defenderse con el balón para luego acelerar en el último tercio. O si prefiere guardarse la bala de Arthur para gozar de una opción de control de cara a la segunda mitad, cuando la fatiga haga mella en el rival, a cambio de introducir a Rakitic o Arturo Vidal en el once. Lo mismo se puede aplicar al tridente ofensivo, con el chileno como alternativa para acompañar a Messi y Griezmann (sea de mediapunta o partiendo desde la izquierda como contra el Eibar) si Setién considera más útil a Ansu ejerciendo de revulsivo. El coste de oportunidad de jugar con Ansu de inicio implica carecer de alternativas contrastadas para subir las revoluciones en el tramo final de encuentro si el plan A se tuerce, por lo que estos factores merecen cierta atención en una plantilla tan corta que además suma las bajas de Luis Suárez y Ousmane Dembélé a las citadas anteriormente en la retaguardia. Braithwaite llegó fuera de plazo y no se le puede inscribir en la Champions.

Jordi Alba of FC Barcelona during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919 03/10/2018
La ausencia de Jordi Alba resta profundidad al sector izquierdo del Barcelona. Foto: Focus Images Ltd.

El juego de alturas, agresividad y precauciones a la hora de gestionar una eliminatoria de Champions en el estreno de Quique Setién en la competición será uno de los retos más interesantes de cara al análisis postpartido. El Nápoles no es precisamente el equipo más rocoso de la Serie A a pesar del equilibrio adquirido con Demme en la medular y además no podrá disponer de Koulibaly, lesionado. Los laterales son las piezas más débiles del engranaje defensivo y en el sector izquierdo Insigne (o en su defecto, en ocasiones Elmas en caso de que juegue Zielinski por dentro) no es el futbolista más comprometido a la hora de recular para ayudar a Mário Rui. Incluso la titularidad bajo palos no es incuestionable. Meret disputó todos los partidos de la fase de grupos, pero en los últimos cuatro compromisos oficiales ha perdido el puesto en favor de David Ospina. Si el Barcelona se instala arriba, puede generar espacios a partir de la movilidad de Griezmann en punta, los eventuales movimientos de ruptura de Arturo Vidal o Ansu Fati, las apariciones de los laterales al espacio y la clarividencia de Messi a la mínima que puede recibir el balón para pasar o amenazar directamente desde el disparo. Un Nápoles largo en la presión puede facilitar recepciones entre líneas, pero a la vez un Nápoles demasiado aculado puede favorecer que Messi entre en contacto con la pelota en zonas en las que es aún más peligroso. Si la circulación es fluida, aparecerán los espacios para el actual líder de la liga española.

Artículo relacionado: De Ancelotti a Gattuso en San Paolo

Aun así, el conjunto italiano también dispone de armas para hacer daño al Barcelona y llegar al encuentro de vuelta con ventaja. Al Barcelona todavía le cuesta controlar un partido de cabo a rabo, sin fases en las que pierda el control de la posesión y esté obligado a recular unos metros su altura ideal. Otras cosas no, pero el Nápoles produce ocasiones de gol con muchísima facilidad y el Barcelona debe elegir muy bien las zonas en las que pierde el balón y presionar de maravilla la pérdida para maniatar a los atacantes italianos con continuidad. Fabián es un especialista a la hora de atraer y soltar el balón para sortear este tipo de acosos del adversario y arriba hay pólvora de sobra, incluso en el banquillo pese a la baja confirmada de Fernando Llorente y las molestias que ha arrastrado Milik. El Nápoles se despliega a máxima velocidad, Mertens, Insigne y Callejón se entienden casi sin mirarse y les gusta disparar a la mínima que pueden para terminar las jugadas con remate. No han estado tan acertados en la definición como en otros cursos, pero en sus mejores fases de juego (y especialmente ante su afición), el Nápoles ataca a través de arreones que intimidan a cualquiera. Más aún en un momento del curso en el que Fabián se asoma al pico derecho del área con asiduidad para soltar cañonazos, como pueden acreditar Inter y Brescia en las últimas semanas. Solo un equipo puede presumir de haberse enfrentado dos veces al Liverpool esta temporada y no haber perdido ninguna, con un balance de una victoria en casa y un empate en Anfield: el Nápoles.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Alineaciones probables: Nápoles-FC Barcelona, martes 25 de febrero a las 21:00h

Barcelona vs Napoli - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Bonita eliminatoria. En Diciembre parecía decantada, pero ahora está abierta. Suerte a los azulgranas

Deja un comentario

*