Real Madrid-Tottenham: bastante más que Kane

Harry Kane of Tottenham Hotspur prior to the Premier League match at St. James's Park, Newcastle
Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782
13/08/2017

Tras haber sumado sendas victorias en las dos primeras jornadas de la fase de grupos de la Liga de Campeones, el Tottenham se presenta en Madrid lastrado por la ausencia de varios jugadores capitales en su estructura pero también alimentado por el deseo de demostrar en uno de los grandes templos del fútbol europeo qué es y qué puede llegar a ser el conjunto dirigido por Mauricio Pochettino. «El objetivo es ser competitivos, disfrutar de nuestro fútbol, firmar una gran actuación colectiva y enseñar la cara del Tottenham. Queremos jugar con nuestros argumentos, mantener la posesión de la pelota, ser agresivos y también dominantes. Tenemos una gran oportunidad al enfrentarnos a uno de los equipos más importantes del mundo», apuntó Hugo Lloris en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. El rumbo de los Spurs no tolera desviaciones: solo el trabajo colectivo que tan buenos resultados ha dado a los londinenses en las últimas campañas puede servir de faro en el feudo del vigente campeón de Europa. Mientras todos los focos apuntan a Harry Kane, la gran estrella inglesa del momento, Pochettino escudriña cómo meterle mano al equipo de Zinedine Zidane sin desnaturalizarse en el proceso: «Somos un equipo flexible. Considero que es una gran cualidad tener esa flexibilidad para poder reestructurarnos o reinventarnos en cada situación. Es algo que planteamos. Primero, porque nosotros como técnicos no queremos ser dogmáticos y queremos trasladarlo al trabajo de campo. Somos disciplinados pero tratamos de generar caos. Aspiramos a crear un caos organizado».

El míster argentino pondera mantenerse fiel a su habitual línea de tres centrales o regresar a la defensa de cuatro como consecuencia de los problemas físicos arrastrados por Danny Rose y Ben Davies, los dos laterales zurdos del Tottenham. El internacional inglés se ha desplazado a la capital de España junto al resto de sus compañeros, pero no ha disputado ni un solo minuto desde el pasado 31 de enero, cuando sufrió una lesión grave de rodilla frente al Sunderland, y su titularidad se antoja altamente improbable. Su sustituto, el galés Davies, tampoco sonríe, pues padece un proceso vírico que le ha imposibilitado formar parte de la expedición que lidera el extécnico de Espanyol o Southampton. Y no solo en esa parcela los Spurs ven menguadas sus opciones, en el centro del campo los interrogantes se mantienen: a la dolorosa ausencia de Dele Alli se le suman los problemas físicos de Dembele (tobillo), Wanyama (rodilla) y Nkoudou (traumatismo en la cabeza). Alli cumple el tercer y último encuentro de sanción después de haber sido expulsado en el desenlace de la eliminatoria de dieciseisavos de final de la pasada edición de la Europa League, frente al KAA Gent en White Hart Lane. Por lo que respecta a Wanyama y Dembele, el keniata se ejercita en solitario en la ciudad deportiva de los Spurs, y la presencia o no del belga en el once titular es el secreto mejor guardado. Si falla, Winks ocupará su plaza.

Christian Eriksen of Tottenham Hotspur during the Premier League match at St. James's Park, Newcastle Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 13/08/2017
Christian Eriksen, en St. James’s Park, Newcastle (Foto: Simon Moore/Focus Images Ltd).

Pese a que la carta de presentación de Harry Kane es extraordinaria: 43 goles anotados en el año natural 2017 -los mismos que Cristiano Ronaldo- y 22 de ellos convertidos en sus últimos once encuentros a domicilio, Zidane ha restado trascendencia al duelo entre el delantero del Tottenham y Sergio Ramos: «Podemos estar hablando una hora de Sergio, es nuestro líder, lo que destaco no es como futbolista porque lo tiene todo, es un fenómeno, pero más como persona, es muy noble y si tiene que decir algo te lo dice a la cara. Es directo, por eso es el capitán y el líder de este club. Jugué con él un año y no ha cambiado para nada y sigue aún aquí, quiere decir que lo hace fenomenal. Sabemos que Kane es un gran jugador, pero el Tottenham no es sólo Kane, es un conjunto muy bueno». Sin Bale, Kovacic ni Carvajal, los tres indispuestos, el técnico francés volverá a entregarle a Isco las llaves del fútbol ofensivo merengue. El mediapunta malacitano saborea su mejor momento como profesional y siente que acercarse al área ha sido una de las claves de su explosión: «Estoy contento de como me salen las cosas. He mejorado, claro. Llevo cinco años en el Madrid, he madurado futbolísticamente y ahora entiendo mejor las situaciones del juego. A base de partidos y años de experiencia aprendes y mejoras. Otro factor que ha influido es mi trabajo y mi paciencia. Jugar en el Madrid no es fácil, seas quien seas. Aquí están los mejores. He tenido mérito porque he tenido la paciencia de esperar mi momento y cuando ha llegado he estado preparado gracias a mi trabajo. También me ha ayudado el poder jugar más cerca del área, en mi posición, y tener la continuidad que antes no tenía. Me siento cómodo, me encuentro bien, con confianza y me salen las cosas».

El Real Madrid tratará de asestarle un zarpazo a la primera plaza del grupo antes de viajar a Londres; el Tottenham, cauteloso, se fija mirar a los ojos al favorito como un nuevo peldaño en su crecimiento colectivo. Los dos tienen las ideas claras.

Toni Kross of Real Madrid during the UEFA Champions League match at Signal Iduna Park, Dortmund Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 26/09/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-170926-0118.jpg
Toni Kross, en el Signal Iduna Park, Dortmund (Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd).

Alineaciones probables: Real Madrid-Tottenham, martes 17 a las 20:45h

Real Madrid vs Tottenham - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*