Roma-Barcelona: esconder el balón para frenar la pasión giallorossa

Fans of A.S. Roma wave flags and set flares alight during the UEFA Champions League match at the Stadio Olimpico, Rome
Picture by John Rainford/Focus Images Ltd +44 7506 538356
10/12/2014

Radja Nainggolan acompañó a Eusebio Di Francesco en la rueda de prensa previa al partido de vuelta entre Roma y Barcelona y declaró que estaba trabajando para volver a estar al 100%. Tras perderse la ida por lesión, su esperado regreso al once simboliza todo lo que necesita el cuadro romano si quiere poner en apuros al Barcelona tras el 4-1 cosechado en la ciudad condal: nervio, intensidad, agresividad, resistencia en la repetición de esfuerzos, pulmones para presionar arriba, capacidad goleadora y aún más intensidad para que nadie se duerma en los laureles.

La comunión entre el centrocampista belga y la grada es fundamental en un equipo como el italiano, que querrá empujar desde el primer minuto para que el Barcelona se sienta amenazado. Para que la fe en completar una heroicidad perdure el máximo tiempo posible. Ese es el mensaje que lanzó Di Francesco en las horas previas al enfrentamiento entre giallorossi y azulgranas en la antesala de un derbi capitalino decisivo en la pugna por asegurar un puesto de Champions el próximo curso. “Debemos jugar con gran pasión, luego ya pensaremos en el derbi. Saldremos al campo con los mejores, tenemos la oportunidad de hacer algo impensable porque prácticamente no han perdido, un milagro si quieres, pero tenemos el deber de intentarlo”, manifestó Di Francesco ante la prensa. Un precedente le avala: en la fase de grupos, la Roma ganó al Chelsea por 3-0 en el Olímpico.

Nainggolan.
Nainggolan apunta al once titular. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Para hacer frente a la versión más revolucionada y vertical de la Roma, la que quiere ahogar al adversario con una presión adelantada, el Barcelona necesita el balón. Lo necesita como cebo para atraer a los jugadores italianos y luego superarlos con un pase que rompa líneas y lo necesita como metrónomo para marcar los tiempos del choque. El eje formado por Ter Stegen, Umtiti, Piqué y Busquets (o Rakitic en su defecto) en campo propio es vital para este cometido, para no perder la pelota bajo presión y desactivar los primeros esfuerzos defensivos del conjunto italiano. Y al mismo tiempo la conexión de Busquets con Iniesta y Messi es otro de los pilares sobre los que edificar 90 minutos de fútbol de control. Ante una Roma que se expondrá continuamente y puede mostrar predisposición al intercambio de golpes, la tentación de optar siempre por el pase vertical que propicie una ocasión de gol (aunque a veces sea de peor calidad) es muy grande para muchos. Quizás no lo sea tanto para el Barcelona si elige esconder la pelota y descansar con la posesión. Tiene calidad para alternar ambos registros.

“Tenemos a Messi y eso condiciona el planteamiento del rival. En la ida estuvieron bien tapándolo, pero sabemos que Leo siempre suele encontrar la manera de ser decisivo. (…) Generalmente eres sólido cuando atacas muy bien y cuando ese buen ataque te permite defender bien. Más aún en nuestro caso, que jugamos con mucho campo a nuestras espaldas. En la Champions sabemos que tener 10 minutos en los que te desajustas mucho te puede sacar de la competición”. Ernesto Valverde.

Ernesto Valverde manager of FC Barcelona during the UEFA Champions League match at Stamford Bridge, London Picture by Simon Dael/Focus Images Ltd 07866 555979 20/02/2018
Ernesto Valverde se mostró prudente en las horas previas al choque. Foto: Focus Images Ltd.

En este mismo sentido, volverá a ser relevante la elección del cuarto centrocampista. Puede repetir Sergi Roberto, como en la ida; puede castigar los espacios con Dembélé; puede bajar al barro con el despliegue físico de Paulinho; o puede optar por una solución intermedia como la de André Gomes, cuya tendencia a huir del pase de riesgo puede resultar útil en un contexto así. Pero, incluso perdiendo el control de la posesión en algunas fases del encuentro, el Barcelona ha demostrado ser un equipo particularmente sólido esta temporada. No ha perdido todavía en liga o en Champions y, con Valverde al mando, solo ha encajado tres goles en una ocasión. Para encontrar el precedente hay que remontarse al primer partido oficial del extremeño en el Barcelona, en la ida de la Supercopa de España contra el Real Madrid.

El técnico azulgrana estará pendiente de la evolución de Sergio Busquets, todavía con molestias. Por otra parte, no deberá preocuparse por la electricidad de Diego Perotti, que se perderá el choque por lesión, pero sí podría medirse a Cengiz Ünder, recién recuperado de los problemas físicos que apartaron al turco de la ida. Si llega a tiempo, Di Francesco podría apostar por Ünder en el flanco derecho y ubicar a El Shaarawy en el izquierdo para amenazar al Barcelona por ambas bandas. Necesitará de la noche más atinada de ambos, del acierto de Dzeko, de la inspiración bajo palos de Alisson y del máximo rendimiento de todas sus armas para inquietar al Barcelona, uno de los equipos más experimentados del continente en estas lides. El Barcelona no deja escapar una eliminatoria europea tras ganar la ida por dos o más goles desde la Recopa 1984-85. Entonces el Metz le levantó un 2-4 con una goleada en el Camp Nou.

Alineaciones probables: Barcelona-Roma, martes 10 a las 20:45h

Barcelona vs Roma - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Veo muy pocas posibilidades a la Roma la verdad, no sé que hará Valverde y no creo que lo ponga, pero yo apostaría hoy de entrada por Dembele, si la Roma va arriba un jugador como él al espacio con un pasador como Messi puede resultar absolutamente letal, pero de todos modos pongo las opciones de darle la vuelta la Roma en un 5%, no la veo con capacidad para marcarle 3 al Barça sin encajar ninguno.

¿Creeis que Cengiz Ünder puede ser el factor determinante para que la Roma pueda ganar el partido? Y no me refiero a pasar la eliminatoria, sólo a ganar el encuentro.

Dependerá del balón que tenga la Roma y sus opciones de ataque. Si el Barça ests metido la Roma lo va a tener difícil para crearle ocasionws si se relaja como hizo con 3-0 en el Camp Nou pues es posible.

Deja un comentario

*