Sevilla-Maribor: en busca del desequilibrio

A general view of Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, Seville
Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd +44 7813 022858
27/03/2015

La historia reciente del Maribor presume de dos éxitos continentales de cierto prestigio para el dominador del fútbol esloveno. En la temporada 2013-14 el conjunto violeta superó por primera vez una fase de grupos y se clasificó para las rondas eliminatorias de la Europa League. En dieciseisavos de final cayó con el Sevilla por un global de 3-4. La derrota contra el club que se acabaría proclamando campeón del segundo torneo continental fue solo el preludio de la buena campaña 2014-15, en la que el Maribor alcanzó por segunda vez en su historia la fase de grupos de la Champions. El conjunto esloveno terminó colista, por detrás de Chelsea, Schalke y Sporting, pero aprendió a competir.

En los últimos años el Maribor se ha mostrado como un clásico en las fases de grupo de los torneos continentales, una condición que le otorga cierto poso competitivo que diferencia a los eslovenos de equipos más noveles que se proclaman campeones por sorpresa en las ligas menos mediáticas de Europa. Quizás no atesora una generación tan talentosa como la de hace unos años, la que abrió el camino, pero los chicos dirigidos por Darko Milanic han desarrollado cierta fe en sus propias posibilidades. Sobre todo en los partidos que juegan en casa, como demostraron en el estreno en la fase de grupos de la Champions contra el Spartak de Moscú. Otra cosa es lo que puedan plasmar sobre el Sánchez Pizjuán, un estadio que el campeón esloveno ya visitó en febrero de 2014. Es el momento de que, lejos de su cálida afición, ante uno de los dos grandes favoritos a superar la fase de grupos, el Maribor exhiba en qué grado se encuentra su madurez competitiva. No tiene nada que perder y por ahora puede presumir que ha empatado cuatro de los últimos siete partidos que ha disputado en la fase de grupos de la Champions.

Bohar.
La velocidad de Bohar es una de las armas del Maribor. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

En cualquier caso, el Sevilla debe plasmar su teórica superioridad sobre el césped si quiere clasificarse para los octavos de final. Los partidos en el Sánchez Pizjuán se antojan vitales para las aspiraciones hispalenses, que arrancaron su andadura en la Champions con un meritorio empate en Anfield. Los hombres de Berizzo podrán castigar la ausencia del central Marko Suler, uno de los jugadores más veteranos del Maribor. La lesión del internacional esloveno abrirá la puerta de la titularidad al inexperto Billong, un central francés de 23 años de físico imponente pero sin ningún tipo de experiencia en un torneo del nivel de la Champions. Los movimientos de Ben Yedder o Muriel pueden resultar problemáticos para el defensa galo. Vrsic y Sme tampoco han viajado a Andalucía con el resto de sus compañeros.

El Sevilla se encontrará con un rival que a priori le cederá la iniciativa con el objetivo de replegarse, desesperar al cuadro español y luego salir al contragolpe a aprovechar sus pocas oportunidades mediante la velocidad de Bohar y Ahmedi. Por este motivo, Eduardo Berizzo destacó en la previa del choque la importancia de que sus jugadores usen el balón con profundidad para doblegar a un adversario que sabe mantener el orden defensivo, con constantes ayudas de los extremos a los laterales y con un doble pivote con cierta presencia física. El Sevilla necesita, pues, una circulación de balón fluida y al mismo tiempo profunda para destapar las carencias del Maribor. “Mañana es un partido de intensidad, de mucho ritmo, el aprendizaje o la vuelta de tuerca es agregarle a la posesión más profundidad, más ataque, sumar a más gente al ataque de lo que hicimos ante el Atlético de Madrid”, apuntó Berizzo en las horas previas a la visita del campeón esloveno.

Nolito ya está de vuelta para medirse al Maribor mientras Kjaer aún es duda para jugar contra el elenco violeta. El francés Sebastien Corchia se postula como titular en el lateral derecho para aportar mayor profundidad que Mercado en ese flanco, del mismo modo que se antoja imprescindible un futbolista eléctrico como Joaquín Correa para desarbolar el sistema defensivo del Maribor. El atacante argentino, suplente en la visita al Wanda Metropolitano el pasado sábado, puede aportar la chispa que permita dinamitar el partido de esta noche. El Maribor ha aprendido a competir en los últimos tiempos, pero la diferencia de calidad entre ambas escuadras es lo suficientemente pronunciada como para que la superioridad hispalense se acabe imponiendo a lo largo de los 90 minutos.

Alineaciones probables: Sevilla-Maribor, martes 25 a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Maribor vs Away team - Champions League - 13th September 2017 - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*