El Qarabag exhibe sus credenciales

El Qarabag es el primer equipo de Azerbaiyán que alcanza la fase de grupos de la Champions. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Tras dejar en la cuneta a los campeones de Georgia y Moldavia, el Qarabag demostró que no ha llegado a la última ronda previa de la Champions League por casualidad. En un partido adelantado por la diferencia horaria que permitió a los más curiosos centrarse en lo que sucedía en Bakú como aperitivo del grueso de la jornada, el Qarabag derrotó al Copenhague con una suficiencia llamativa en un choque que podría haber acabado en goleada de haber estado menos inspirado el arquero Robin Olsen. Sin embargo, el resultado deja la puerta abierta a que el Copenhague levante la eliminatoria la próxima semana.

Qarabag 1 (Madatov 25′)
Copenhague 0

Copenhague vs Qarabag - Football tactics and formations

En un estadio en el que Red Bull Salzburgo, Celtic o Viktoria Plzen han sido incapaces de ganar en ediciones anteriores de la previa de la Champions, el Qarabag exhibió sus mejores armas. A las puertas de alcanzar la fase de grupos de la máxima competición europea por primera vez en su historia, los azeríes movieron la pelota con mucho criterio y orden y perforaron la zaga danesa por varios puntos. Empezó más inspirado el extremo Mahir Madatov, de tan solo 20 años, que firmó varios regates prodigiosos, y posteriormente se sumaron a la fiesta sus compañeros. El delantero centro, el sudafricano Dino Ndlovu, se desgastaba en la presión para provocar errores en la salida y luego resultaba peligroso saliendo al galope al contragolpe junto al haitiano Wilde-Donald Guerrier, uno de los fichajes estrella de este verano. Al mismo tiempo, los extremos se sacrificaban en defensa para perseguir a los laterales visitantes y así evitaron que centraran en condiciones para el gigantón Federico Santander, absoluto dominador del tráfico aéreo dado su poderío físico.

El Qarabag es el gran dominador del fútbol azerí en los últimos años.
El Qarabag es el gran dominador del fútbol azerí en los últimos años. Ha ganado las últimas cuatro ligas.

En la primera mitad el Qarabag maniató al Copenhague con un planteamiento más conservador, con tramos en los que cedió la iniciativa y buscó explotar los contragolpes. Al equipo danés le falta creatividad para abrir cerrojos y se acaba encomendando a un juego directo que busque a sus puntas, en especial al ya mencionado Santander, pero el Qarabag supo neutralizar uno de los puntos fuertes de su adversario. Lo demostró la jugada del gol de Ndlovu, que nace en un saque de banda colgado al corazón del área que se convirtió en un contragolpe letal. Tuvo fortuna el sudafricano de llevarse un par de rebotes ante una zaga más blanda de lo habitual, pero la capacidad del Qarabag para transformar una situación de peligro en su propio arco en un gol resulta llamativa.

Artículo relacionado: El FK Qarabag nunca se rinde

Sin embargo, el Qarabag no se conformó con el 1-0. Quería más y en el segundo tiempo olió sangre. Olió el miedo en los jugadores del Copenhague, que sufrían en cada lance, perdían todos los balones divididos en la medular y eran incapaces de arropar a Santander con futbolistas que recogieran las segundas jugadas que el punta paraguayo provocaba. Agarró el balón el equipo azerí y meneó al Copenhague con el control absoluto de la posesión. Una posesión fluida, incisiva, con Richard Almeida apareciendo en la base de la jugada para dirigir los ataques y con el propio futbolista brasileño y el asturiano Míchel Madera acabando las acciones cerca del área. El Qarabag disparó mucho, finalizando casi todas sus jugadas para evitar contragolpes, y obligó a Robin Olsen a lucirse de lo lindo para evitar una victoria más amplia del elenco azerí. Una victoria demasiado corta por lo visto sobre el terreno de juego, y más todavía tras una fantástica segunda mitad de los locales que acabaron encerrando al favorito en su propio campo. Aun así, una demostración de que el fútbol azerí progresa y cada día compite mejor. No obstante, la vuelta será una historia distinta. El Qarabag acaricia la fase de grupos de la Champions. Nunca había estado tan cerca. Pero el último paso será el más difícil de todos.

El Qarabag nunca había estado tan cerca de la fase de grupos de la Champions.
El Qarabag nunca había estado tan cerca de la fase de grupos de la Champions.
Fotografías: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

2 comments

Si algo me gusta de los clubes azeries es su dignidad, pueden dar pelea cual Olympiakos griego en Europa con plantillas mucho menos fuertes que sus rivales de turno, cosa que no pasa con otros clubes de ligas con mas tradición, que llegan a decepcionarme por su falta de actitud y ganas. No está hecha la cosa para el Qarabag y aun veo favorito al Copenhague, pero podría pasar algo similar al Jagiellonia-Qäbälä hace par de rondas en la Europa League. De mi parte suerte para ambos, quizá el equipo danes sea mas de mi agrado pero no me molestaría en demasía la clasificación de los de Agdam.

Muy grandes los Azeries. Un equipo que lleva 4 años creciendo en Europa, sin demasiados extranjeros y con la base de la selección nacional y otros jugando juntos varias campañas. Además jugando muy buen futbol y apostando por su entrenador durante ya unos cuantos años. Se merecen (y creo) que esta vez la liguilla que van a jugar será la de la champions en vez de la de la Europa League. Vamos Qarabag !!!

Deja un comentario

*