La Roma agua la fiesta del Qarabag

Edin Dzeko (L) of Bosnia and Herzegovina during the UEFA Euro 2016 Qualifying match at the Cardiff City Stadium, Cardiff
Picture by Mike  Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933
10/10/2014

El Qarabag tardó muy poco tiempo en chocar de bruces con la realidad. El campeón azerí afrontaba con ilusión su primer partido como local en la Champions League, un hito que ningún equipo de su país había logrado antes, pero pronto se topó con la más cruda realidad. El inicio efervescente del cuadro originalmente de la región del Nagorno-Qarabag quedó interrumpido bruscamente por un tanto en una jugada a balón parado. Una salida defectuosa en un córner, una segunda jugada, un rebote, un disparo de Pellegrini que desvía Manolas al fondo de la red. La primera ocasión de la Roma, el primer gol de los italianos. Pocos minutos después, Sadygov saldría despedido en su intento por chocar con Dzeko, en el preludio de la segunda diana transalpina. El delantero bosnio aguantó la pelota, la protegió con el cuerpo y luego fusiló a su compatriota Ibrahim Sehic. El fulgurante arranque de la Roma, especialmente efectiva de cara a portería, parecía sentenciar el partido y presagiaba una victoria contundente.

Qarabag 1 (Pedro Henrique 25′)
Roma 2 (Manolas 7′, Dzeko 15′)

Qarabag vs Roma - Champions League - 12th September 2017 - Football tactics and formations

Sin embargo, el campeón azerbaiyano no se dejó amedrentar por el mal arranque y acabó compitiendo mejor de lo esperado. Al menos mejoró respecto a lo expuesto en los primeros compases, en los que la presión y el miedo escénico agarrotaron a uno de los conjuntos más modestos de la actual edición de la Champions League. Con el paso de los minutos la Roma se relajó y Gonalons perdió un balón muy comprometido en la frontal del área. Ndlovu le robó la cartera al mediocentro galo, titular hoy por delante de De Rossi, y el sudafricano asistió a Pedro Henrique, que no perdonó en la ocasión más clara que disfrutó el Qarabag en el primer tiempo. El gol llegó pronto, antes de la media hora, y encendió de nuevo al público local, que creyó en sacar un resultado positivo en el primer partido de la fase de grupos de la Champions en tierras azeríes.

Ibrahim Sehic mantuvo con vida al Qarabag a lo largo del duelo gracias a varias paradas espectaculares que evitaron que la Roma ampliara la diferencia en el marcador. El conjunto giallorossi encontró ciertas facilidades para progresar por las bandas con las incorporaciones de Bruno Peres y Kolarov, y al mismo tiempo se aprovecharon de la superioridad física de Dzeko respecto a los centrales locales. El delantero bosnio ganó la mayoría de acciones en las que recibió de espaldas a portería y luego habilitó a los jugadores que aparecían desde atrás, sobre todo a los que llegaban desde la banda. Pellegrini también amenazó el arco azerbaiyano con disparos desde lejos, pero Sehic protagonizó una actuación notable para conservar un atisbo de esperanza en sus compañeros. La velocidad de Madatov, Pedro Henrique y Ndlovu permitía al Qarabag correr con espacios, y en algunas fases de juego se sumó el buen trato de balón de Richard Almeida y Míchel Madera.

El Qarabag nunca había estado tan cerca de la fase de grupos de la Champions.
La afición del Qarabag se quedó con las ganas de que su equipo empatara en la recta final. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

La Roma no logró sellar el marcador y el Qarabag renovó su frente ofensivo en busca de jugadores frescos con desequilibrio. Sin embargo, a pesar de algunas dudas mostradas por los de Di Francesco en el eje de la zaga, al Qarabag le costó horrores generar ocasiones de gol. Alisson prácticamente no tuvo que intervenir y solo se recuerda una oportunidad realmente clara, ya en el minuto 90, cuando Ndlovu conectó un cabezazo que se marchó besando el poste del portero brasileño. Después de un inicio de partido complicado, en el que el Qarabag hizo aguas por todas partes, el conjunto azerí se repuso con personalidad y acabó compitiendo de forma más que digna. Aunque no bastó para estrenar su casillero de puntos.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*