El RB Leipzig quiere ser grande

Marcel Sabitzer of RB Leipzig celebrates scoring their first goal during the UEFA Champions League match at Red Bull Arena, Leipzig
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
10/03/2020
*** UK & IRELAND ONLY ***

El conjunto alemán ha llegado para quedarse entre la aristocracia europea. Tras su victoria contundente ante el Tottenham, presenta candidatura a soñar y se desquita definitivamente de la etiqueta de cenicienta. A base de orden, mucha intención y claridad de ideas, ha superado con mucha holgura a un equipo inglés ramplón y sin fe. Incluso algo inmovilista puesto que Mourinho no varió nada hasta el minuto 80, cuando entró Gedson Fernandes en el terreno de juego. A lomos de Sabitzer, un prodigio físico y de gran versatilidad, el Leipzig sentenció prácticamente el encuentro a los 20 minutos.

El austríaco, un extremo diestro reciclado a pulmón del centro del campo, anotó dos goles en un alarde de llegada y determinación. El primero tras un golpeo seco, muy ajustado, desde la frontal, que sorprendió al portero Lloris. Y el segundo tras pisar con poderío el área y cabecear un centro medido de Angeliño, que fue todo pujanza durante el partido. En ambos goles la defensa del Tottenham quedó señalada: en el que inauguró el marcador, la zaga de tres se hundió demasiado y permitió que Werner ganara su propio rechace tras un primer golpeo. Y en el segundo, midió mal Aurier un gran cambio de orientación del Leipzig y propició que el jugador gallego apurara línea de fondo y musicalizara el centro para Sabitzer, un gladiador que entró con todo al remate. La rúbrica fue obra de Forsberg, a escasos minutos del final, en prácticamente el primer balón que tocó tras entrar al campo.

RB Leipzig 3 (Sabitzer 10’, 22’, Forsberg 87’)
Tottenham 0

Tottenham vs RB Leipzig - Football tactics and formations

La efectividad marcó el camino del equipo de Nagelsmann en la primera parte. Tres disparos a puerta y dos goles. Una estadística demoledora que vino a redondear una versión ya de por sí nítida y directa del Leipzig. Robaba y lanzaba rápidamente sus sísmicas acometidas, con un Angeliño más descolgado que Mukiele, y con tres delanteros líquidos a los que el Tottenham no conseguía atar en corto porque no paraban de permutarse. A veces, costaba incluso identificar quién se movía de forma definida por según qué zona. Y sobresalió Werner, un delantero muy venenoso que ejecuta todo a gran velocidad. No solo generó rupturas, sino que además brilló por su pie y su combinación en corto.

Apenas inquietó el equipo de Mourinho en el primer tiempo: un solo remate a portería y una ocasión generada, bagaje irrisorio para un Tottenham que sorprendió con una defensa de tres para dar vuelo a Sessegnon y Aurier, también muy ineficaces. La punta de lanza fue para Alli, como falso nueve, Lamela y Moura actuaron a pierna cambiada, y finalmente Lo Celso volvió a ser un mediocentro dinámico y expresivo, casi el único argumento en ataque del Tottenham. Pero al equipo le faltó colmillo y presencia en área, a diferencia de su rival, el Leipzig, un conjunto más compacto y mucho más equilibrado en su despliegue ofensivo y su consistencia defensiva.

Julian Nagelsmann, head coach of RB Leipzig during the UEFA Champions League match at Red Bull Arena, Leipzig Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 10/03/2020 *** UK & IRELAND ONLY ***
Julian Nagelsmann se ha convertido en el entrenador más joven en superar una eliminatoria de Champions. Foto: Focus Images Ltd.

Aun así, se esperaba en algún momento un paso adelante del Tottenham, que tampoco llegó en el segundo acto. Tuvo que asumir la iniciativa, más por concesión del Leipzig que por intención de gobierno clara, y ahí continuaron los problemas. Si en el fútbol moderno una de las situaciones más complicadas es la de atacar de forma organizada, con el rival bien parapetado y reduciendo los espacios, todavía se agudizó más la dificultad con la falta de un nueve que descargara como Kane o de un extremo que generara rupturas imparables como Son. Aunque el equipo arrastraba muchas bajas y presentaba un banquillo de mínimos, Mourinho no quiso ni contemplar otras opciones para desengrasar el encuentro hasta el minuto 80. 

El planteamiento, y por ende el sello de Mourinho, quedó eclipsado por el buen hacer de Nagelsmann, el técnico milagro capaz de poner al Leipzig por primera vez en su historia en unos cuartos de final a sus tiernos 32 años. Un entrenador valiente y exigente que ha conseguido que el equipo encarne su alma perfeccionista. Ha logrado reciclar a dos laterales profundos, Klostermann y Halstenberg, como centrales y a un extremo con regate como Sabitzer en un mediocentro formidable. Ha potenciado a Laimer como uno de los valores en alza del mercado europeo y ha conseguido que Angeliño caiga de pie en su ecosistema. Muchos detalles que evidencian la mano de Nagelsmann y su espectacular porvenir dentro de este deporte.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El Leipzig es una locomotora, un equipo tremendamente exigente desde lo físico que va a vender muy cara su piel en cada uno de los partidos que aún tenga por delante. Compactos, presionantes, verticales, agresivos y sobre todo valientes. Con el paso de los encuentros, se le está poniendo, cada vez más, cara de Ajax, salvando todas las distancias posibles. Esto es, de equipo muy irreverente que quiere cumplir sus sueños y que se ha ganado el derecho a darles forma a base de físico, talento y propuesta atrevida. Ya no es la cenicienta, es un nuevo rico que ha conseguido trasladar su gran poder adquisitivo en un modelo de juego reconocible, vibrante y exitoso. Europa queda avisada de su potencial.

Marcel Sabitzer of RB Leipzig celebrates scoring their first goal with team mates during the UEFA Champions League match at Red Bull Arena, Leipzig Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 10/03/2020 *** UK & IRELAND ONLY ***
El RB Leizpig se estrenará en los cuartos de final de la Champions. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

De los nuevos ricos que han surgido en las últimas dos décadas (Chelsea, City, PSG, el fugaz Málaga que jugó UCL…) son mi proyecto favorito.

Con ese nombre es casi imposible que este en desacuerdo y en este caso no lo estoy, me parece más meritorio “crear un equipo de la nada” y con una identidad propia que coger un equipo con tradición en primera y meterle dinero hasta hacerlo un grande.
P. D. : las comillas es porque tiene mucha trampa lo de crear de la nada pero espero que se me entienda

Creo que fue Sergio Hernández quien dijo que en una alineación de Nagelsman es tan complicado acertar las piezas como su posición en el campo. La revolución respecto a los roles que está proponiendo este entrenador puede marcar el fútbol de los próximos años.
En su enfrentamiento con Mouriño se ha visualizado un cambio de guardia que deja al portugués como víctima de sus mejores años.

Deja un comentario

*