RB Leipzig-Atlético de Madrid: Un novato y una herida

Diego Pablo Simeone Atlético Madrid Focus

De la Champions League suele decirse que tiene sus propias reglas. Para ganarla, para domarla, no basta con ser el mejor. Hay que entenderla, tallar una mentalidad de hierro para aguantar sus golpes y giros de guion, comprender que, en el fondo, la Champions es el miedo a perderla. Por eso este año el principal condicionante es que la Champions cambie sus reglas. Y lo hace para acoger el duelo entre un novato sin miedo a nada y uno de los clubes que más la sufrieron y que, por tanto, más la conocen. El RB Leipzig es un equipo sin temores, sin respeto, dispuesto a saltar por los aires la jerarquía continental. Justo eso mismo era el Atlético en 2014, la primera vez que viajó a Lisboa. Aquella noche abrió una herida que aún no se ha cerrado pero que ha forjado los éxitos presentes del Atlético casi tanto como cualquier triunfo. Seis años después, los chicos de Simeone vuelven a Lisboa con más sed de redención que de venganza, dispuestos a hacer las paces con la Champions. Una Champions que aún no sabe quién es el RB Leipzig. Y que puede estar a punto de descubrirlo.

El Leipzig de Nagelsmann llega por primera vez a unos cuartos de final. Foto: Focus Images Ltd
El Leipzig de Nagelsmann llega por primera vez a unos cuartos de final. Foto: Focus Images Ltd

Leipzig y Atlético son, como equipos, la personificación de sus entrenadores, por lo que el duelo comenzará en los banquillos. Nagelsmann y Simeone van mucho más allá de las pizarras, son líderes, padres para un grupo que siente como ellos. Pero, aun así, no dejan de ser grandísimos estrategas. Al Cholo ya lo conocemos. Parecía que este año se le estaba atragantando, pero logró reaccionar justo a tiempo. El Atleti empezó 2020 perdiendo cuatro de sus primeros cinco encuentros, vagaba por el sexto puesto en liga y tenía al todopoderoso Liverpool en el horizonte. No sólo parecía imposible pasar aquella eliminatoria, sino no salir goleado. Y el resto, como se dice es Historia. Una historia recurrente para el Atlético en Champions, por otro lado. Agarrado al tremendo impulso anímico que supuso Anfield, Simeone construyó un equipo en marzo, con Marcos Llorente, ascendido a los cielos, como sorprendente líder de la transformación. Y el Atleti salvó la temporada, con un tremendo rush final que les aupó hasta el tercer puesto en liga.

El Leipzig acabó en el mismo puesto, pero siguió un camino distinto. Al inicio de la temporada parecían dispuestos a comerse el mundo y la Bundesliga, postulándose como favoritos tras las dudas del Bayern. Pero, con el cambio de año, el Bayern volvió y el Leipzig se desinfló. En marzo, eso sí, noquearon al subcampeón de la Champions: el Tottenham de Mourinho, ciertamente venido a menos. Y, desde el parón, volvieron a alcanzar altos picos de juego, pero no fue suficiente para pelear la liga. Una liga que acabó hace más de un mes, el tiempo que llevan los alemanes descansando o sin competir, según se quiera ver, y en el que han recibido la peor de las noticias. Como es por todos conocido, Timo Werner fichó por el Chelsea y no estará en Lisboa. Era, probablemente, el hombre más importante en el equipo tras Nagelsmann. Un tipo capaz de lograr 34 goles y 13 asistencias en 45 partidos esta temporada. Sí, más de un gol por partido. Para que nos hagamos una idea, Diego Costa, Morata y Joao Felix juntos suman 29 goles este curso. La pérdida es incalculable.

El RB Leipzig no podrá contar con Timo Werner. Foto: Focus Images Ltd
El RB Leipzig no podrá contar con Timo Werner. Foto: Focus Images Ltd

Pero si hay un equipo capaz de superar la baja de un hombre, ese es el Leipzig. En el equipo de Nagelsmann todo está sujeto al colectivo. Como bien explica Dani Olmo en esta entrevista de El País, “la filosofía de Nagelsmann nunca cambia: ir a por el partido, no perderle la cara sean cuales sean las circunstancias, ser protagonistas con el balón y pelear por la victoria hasta que el árbitro pite el final. El juego colectivo y la solidaridad defensiva, las ayudas permanentes, estar juntos y arropados… somos un equipo que tiene muy claro que nadie es más importante que todos juntos”. El Leipzig es un equipo en el que prima la polivalencia, el intercambio de roles, el continuo movimiento. Los alemanes atacan desde el balón, pero siempre a un ritmo muy alto, con constantes permutas e intensidad en la presión tras pérdida.

Es por esto que se antoja imposible adivinar el planteamiento de Nagelsmann en el partido hoy. El jovencísimo técnico, de 33 años, ha puesto en práctica incontables formaciones esta temporada, cambiando incluso de rol y de posición a sus jugadores en función del rival. La prensa alemana apunta a un 3-4-3, siempre y cuando Halstenberg se recupere a tiempo de sus molestias para ejercer de tercer central. Sobre el papel, Angeliño y Mukiele ocuparían los carriles y Kampl y Sabitzer formarían un doble pivote que tiene poco de defensivo (Sabitzer suma 16 goles este curso, los mismos que Morata, máximo goleador rojiblanco). Acompañados por la calidad de Forsberg y la potencia de Nkunku, Yussuf Poulsen y Patrick Schick pugnarían por un puesto en la delantera. Y a partir de aquí se abre un abanico de especulaciones. Laimer podría ser una alternativa más sólida para el mediocentro y de mejor trato de balón para el carril derecho. Dani Olmo podría poner más veneno aunque menos trabajo que Nkunku. Y una defensa de 4 abriría las puertas a ambos jugadores o incluso a una doble punta.

Marcos Llorente ha liderado la resurrección del Atlético desde Anfield Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.
Marcos Llorente ha liderado la resurrección del Atlético desde Anfield Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.

El planteamiento del Atlético, por su parte, está condicionado por las bajas. Correa y Vrsaljko no fueron parte de la expedición tras dar positivo en coronavirus. Si el argentino hubiera estado disponible, no habría sido extraño verle de titular. Tampoco se espera que Simeone pueda contar con Thomas ni con Felipe de inicio, tras llegar ambos con molestias, por lo que Héctor Herrera y Giménez estarían en el once titular. Carrasco, tras su excelente estado de forma tras el parón, debería ser titular por la izquierda, dejando bien a Koke o a Saúl en el doble pivote. Tampoco sería extraño ver a Saúl por izquierda y a Carrasco por derecha por dos razones: la primera es que el belga podría castigar con su velocidad la vocación ofensiva de Angeliño. La segunda, que Simeone tiene trabajadísimo el Saúl + Lodi por izquierda: el brasileño tiene libertad para atacar llegando y Saúl ocupa su lugar tanto en salida de balón como en la cobertura.

Arriba es donde más opciones tiene el Cholo. Diego Costa parte con ventaja sobre Morata y Marcos Llorente, por sorprendente que pareciera hace un año, también la tiene sobre Joao Felix. Llorente será vital en la presión de los rojiblancos y en cualquier forma de ataque. El movimiento más dañino del exmadridista, su potente diagonal hacia el sector derecho, puede ser un agujero para la defensa del Leipzig. En el banquillo esperará Joao Félix, que querrá volver a brillar en su ciudad. El encuentro se juega en el Estadio José Alvalade, el estadio del Sporting CP, donde Joao dio uno de sus más notables zarpazos anotando en su primer derbi allí con la camiseta del Benfica.

No le trae tan buenos recuerdos Lisboa al Atlético que buscará acabar de una vez por todas con los fantasmas de aquella ciudad. Sin fantasmas llega el Leipzig, sin saber si eso es bueno o es malo en una competición que siempre te hace pagar sus propios peajes. Que se lo digan a Atalanta y PSG. Después de seis años de cortejo, el Atlético no va a ponerle las cosas fáciles a este nuevo pretendiente. La Champions, tan caprichosa como siempre, tendrá la última palabra.

Alineaciones probables: RB Leipzig-Atlético de Madrid, jueves 13 de agosto, 21:00h.

RB Leipzig vs Atletico de Madrid - Football tactics and formations

Foto de Portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

El Atletico de Simeone tiene una peculiaridad tremendamente negativa que casi siempre se cumple;

-Cuando va ganando o empatando defiende.
-Cuando va perdiendo ataca.

En Liverpool vimos esto de manera flagrante hasta lo avergonzante. No fueron capaces de venirse arriba hasta que se vieron con la eliminatoria perdida.

Y este es el problema del Atletico. Este es el por que no gana la champions. Porque si siempre especulas, estas en el filo de la navaja, y lo normal es que en algun momento te cortes.

Este duelo es mas igualado de lo que parece. Veremos

Es algo común en la mayoría de los equipos, ¿no? Cuando no tienes el marcador que quieres, buscas cambiarlo, y cuando lo tienes, buscas conservarlo. Hay excepciones, equipos que creen que la mejor manera de asegurar un resultado es seguir marcando más goles aun arriesgándose a exponerse, pero diría que la tónica general en el fútbol es jugar en función del resultado, sea con o sin el balón. Uno de los equipos menos tendentes a especular y cambiar su estilo es el Atalanta y ayer vimos que eso también tiene sus problemas en la Champions.

Partido igualado. A Simeone se le suelen dar mal los adversarios con tres centrales pero espero que las ganas y el oficio se imponga a la ilusión de los alemanes. Y pase lo que pase para mi el trabajo de Simeone está siempre fuera de discusión. Equipo en reconstrucción y lo ha vuelto a poner entre los 8 mejores.

Deja un comentario

*