El rédito a la paciencia con Pedro Martins

Pedro Martins Manager of Olympiacos F.C. on the pitch before the start of the UEFA Champions League match at Karaiskakis Stadium, Piraeus
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
23/09/2020

Salvo sorpresa mayúscula -el partido de ida fue el más desequilibrado de las seis eliminatorias de play-off-, Olympiacos del Pireo debería esta noche hacer bueno el 2-0 de la ida ante el Omonia y clasificarse para la fase de grupos de la Champions League por segunda campaña consecutiva. Un logro de mérito relativo para una entidad acostumbrada a pisar esa ronda final, pero notable si tenemos en cuenta el caos en el que se sumió durante el bienio en el que perdió el dominio del fútbol griego (en 2018 fue campeón el AEK y en 2019 el PAOK). Poco acostumbrado a perder, el club del puerto ateniense entró en una vorágine de cambios de técnico: entre junio de 2016 y julio de 2018, hasta nueve veces hubo relevo en el banquillo. La apuesta por Pedro Martins, un entrenador portugués de perfil bajo cuyos logros podían impresionar a los seguidores del fútbol underground pero no a los altos ejecutivos de las instituciones que sólo se conforman con títulos (clasificó para la Europa League al Marítimo de Funchal, al Río Ave y al Vitoria Guimaraes), marcó un sorprendente cambio de criterio: a este se le iba a aguantar. Y, contra todo pronóstico, así fue: sobrevivió el primer año pese a perder la liga ante el PAOK y se rearmó para iniciar la reconquista en el segundo. La decisión de tener paciencia con él, vista ahora con perspectiva, parece la mejor que ha tomado Olympiacos en mucho tiempo.

Olympiacos ganó por 2-0 al Omonia en el encuentro de ida del play-off de la Champions. Foto: Focus Images Ltd.
Olympiacos ganó por 2-0 al Omonia en el encuentro de ida del play-off de la Champions. Foto: Focus Images Ltd.

En un brillante curso 19-20, Martins levantó el doblete de liga y copa sin perder un solo encuentro en el torneo de la regularidad. En la fase de grupos de la Champions dejó buenas sensaciones en un empate frente al Tottenham y logró el objetivo de acabar tercero para acceder a la Europa League, en la que se cargó al Arsenal de Arteta y tuvo contra las cuerdas al Wolverhampton de Nuno -por ocasiones generadas, mereció pasar y ser el rival del Sevilla en los cuartos de final de Duisburgo-. Su fútbol atrevido hizo crecer a Kostas Tsimikas, un lateral izquierdo profundísimo al que acaba de fichar el Liverpool. Cuando coinciden en el campo Bouchalakis, Fortounis, Valbuena y Masouras, el juego asociativo del cuadro portuario es capaz de desarbolar casi a cualquiera. La llegada del ex del Bayern Rafinha, el antaño codiciado M’Vila y el experimentado Holebas deben aportarle oficio al tercer año de Pedro Martins. El que tiene como objetivo dar un salto más en Europa.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Yannis Halas/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*