Roma-Chelsea: el Atleti también juega en el Olímpico

Cesc Fàbregas of Chelsea during the UEFA Champions League match at the Wanda Metropolitano Stadium, Madrid
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
27/09/2017

El Atlético de Madrid juega dos partidos esta semana en la Champions League, algo poco habitual. Los de Diego Pablo Simeone tendrán que afrontar su compromiso como locales frente al Qarabag de Azerbaiyán y a la misma hora tendrán un partido en juego en el Olímpico de Roma. Allí la Roma recibe al Chelsea en una cita decisiva para la definición de este grupo que lideran los ingleses con siete puntos, seguidos por los italianos con cinco y después con el Atlético de Madrid y sus dos unidades. Se da por hecho que al Atleti le beneficiaría que en Italia los locales no puntúen. Para ello necesitan que el Chelsea firme una buena actuación.

El riesgo de Conte

El juego del Chelsea no ha sido especialmente bueno en estas últimas cuatro semanas. Incluso los últimos triunfos frente al Watford y al Bournemouth han sido apurados y con problemas. Por no hablar de las derrotas ante el Crystal Palace y el Manchester City, así como el empate quince días atrás contra la Roma en Londres. Algunos de esos tropiezos han coincidido con la baja por lesión de N’Golo Kanté, aunque no todos porque el francés estaba presente en la derrota ante el City. Los blues firmaron su mejor actuación del curso a finales de septiembre en la visita al Atlético de Madrid y su propósito debe ser recuperar ese nivel. Ha explicado Antonio Conte que es complicado corregir defectos y problemas de un equipo cuando se tiene un calendario tan comprimido: el Chelsea ha tenido encuentros de Champions y copa de la liga los últimos miércoles.

N’Golo Kanté es la gran novedad del conjunto inglés en su visita a Italia. Sin embargo, acumula tres semanas de inactividad, sale de una lesión muscular y la situación del equipo no es de urgencia en la fase de grupos de la Champions. Además de considerar la ventaja del Chelsea en su grupo, hay que valorar la visita del Manchester United a Stamford Bridge el próximo domingo en la Premier League. Por esa razón Conte medirá el riesgo que asume con Kanté. Si existe riesgo de recaída por su lesión muscular, la titularidad del galo se antoja improbable ante la Roma.

Si Conte quiere mantener los tres centrocampistas que ha alineado en los recientes encuentros de la Champions, la solución puede llamarse Danny Drinkwater. El inglés, que llegó lesionado el último día del mercado veraniego procedente del Leicester City, debutó la semana pasada con la camiseta del Chelsea y se adaptaría al rol de interior derecho como acompañante de Cesc Fàbregas y Tiemoué Bakayoko. No se esperan grandes gestos de valentía o riesgo en el once inicial que presente Conte ni tampoco en el planteamiento de un Chelsea que empieza a tener la costumbre en estos compromisos de depositar buena parte de sus esperanzas ofensivas en la fenomenal dupla compuesta por Eden Hazard y Álvaro Morata.

Daniel Drinkwater of Leicester City prior to the Barclays Premier League match at the Stadium Of Light, Sunderland Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 10/04/2016
Danny Drinkwater debutó la semana pasada con el Chelsea / Foto: Focus Images Ltd

La Roma, sin lateral derecho puro

En lo que respecta a la enfermería, la Roma tiene una buena noticia y una mala. La buena es que regresa a la convocatoria el griego Kostas Manolas, ya recuperado de sus problemas físicos. La mala es que el último en caer lesionado ha sido Bruno Peres, lo que implica que la Roma llega a este partido con serios problemas en el lateral derecho. La Roma no tiene ningún lateral derecho puro disponible, más allá del siempre polivalente Alessandro Florenzi. El canterano, que en otras condiciones podría ser utilizado en un rol más avanzado, es la opción más natural que maneja Eusebio Di Francesco para ese puesto de ‘2’, una zona que los italianos deben cubrir con especial atención debido a las incorporaciones de Marcos Alonso por ese carril izquierdo del Chelsea y a la posible aparición de Eden Hazard por ese sector. La recuperación de Manolas para este partido tampoco asegura por completo su titularidad: puede que el partido llegue demasiado pronto para el mejor central de la Roma si hablamos de jugar los 90 minutos.

Otro problema que se está encontrando esta campaña la Roma son las dudas en el extremo derecho, claramente la demarcación menos definida del equipo ahora mismo. Empezó Gregoire Defrel como titular (se lesionó), tuvo su oportunidad el brasileño Gerson, también el turco Cengiz Ünder, El Shaarawy, Perotti y por supuesto Florenzi. Precisamente el buen tono que ha recuperado Stephan El Shaarawy en los últimos encuentros hace que aumenten las opciones de que el extremo italiano acompañe en el ataque romanista a Diego Perotti y a Edin Dzeko.

Más allá de algunas incógnitas que debe resolver Di Francesco, lo que tienen muy claro en el Chelsea, más aún después del impresionante doblete que firmó hace quince días en Londres, es que el gran peligro de la Roma lleva el ‘9’ en su espalda. Es Edin Dzeko. Lo sabe el Chelsea y lo sabe un Atlético de Madrid cuyo futuro puede depender de lo que deparen los 90 minutos de fútbol este martes en la capital de Italia.

Alineaciones probables: Roma-Chelsea, martes 31 de octubre a las 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Chelsea vs Roma - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*