Madera de Champions

Sevilla, previa Champions. Foto: web oficial.

El Sevilla de Eduardo Berizzo hizo buenos los pronósticos que lo acreditaban como favorito para disputar la fase de grupos de la Liga de Campeones al doblegar a un combativo Istanbul Basaksehir (2-2; 4-3 en el total de la eliminatoria). En tiempos de extremismo en el análisis, donde lo bueno se describe como sublime y lo malo es apuntado como dantesco, prescindiendo por completo de la mesura y el término medio, el subcampeón turco hizo sudar de lo lindo a la parroquia sevillista sin colocar sobre el tapete exhibiciones individuales extraordinarias ni tampoco un funcionamiento colectivo de campanillas. Los hombres de Abdullah Avci aprovecharon sus momentos de protagonismo durante los 90 minutos, superaron con solvencia al irreconocible mediocampo del ‘Toto’ y solo la madera evitó in extremis el desastre: un plástico lanzamiento de libre directo de Emre se topó con en el palo derecho de la portería defendida por Sergio Rico cuando el reloj apenas hubiese dejado lugar para la reacción local.

El apabullante chaparrón inicial del Sevilla sobre la portería de Babacan se tornó en sequía transcurrido poco más de un cuarto de hora de juego. Elia firmó el 0-1 instantes después de que Correa, Ben Yedder o Mercado marrasen oportunidades claras, gestadas a partir de la agobiante presión ordenada por el técnico argentino. La falta de puntería del representante español dio alas al Basaksehir, espoleado por el tanto del extremo neerlandés y también, y no menos importante, por la superioridad mostrada por Adebayor durante varias fases del encuentro. El revoltoso delantero togolés provocó más de un dolor de cabeza a la zaga hispalense, vulnerable en exceso ante un punta con un amplio abanico de movimientos que en varios chispazos de categoría recordó a su mejor versión. Adebayor, con un curriculum difícil de igualar a sus 33 años, todavía es capaz de condicionar a oponentes de primerísimo nivel, aunque su mecha sea cada vez más corta y por ello mida con cuidado todos y cada uno de sus esfuerzos.

Sevilla 2 (Escudero 52′, Ben Yedder 75′)
Istanbul Basaksehir 2 (Elia 17′, Visca 83′)

Sevilla vs Istanbul BB - Football tactics and formations

El Sevilla creció en el arranque de la segunda mitad y logró voltear el marcador merced a sendas acciones individuales de Navas y Nolito finalizadas con acierto por Escudero y Ben Yedder en el área otomana. Sin embargo, lo que prometía ser una travesía tranquila pronto pudo convertirse en naufragio. El temor al fracaso terminó por apoderarse de un conjunto todavía por soldar segundos después de que Virsa anotase el tanto del empate (2-2) en su cuenta particular. Sufrieron los locales en defensa, donde las piezas todavía no ensamblan como deberían y la acumulación de hombres a punto estuvo de costar un disgusto en Nervión. Tampoco ayudaron la escasa presencia de Pizarro, la falta de claridad de N’Zonzi en el pase y el atasco de Banega, irreconocible respecto al partido de ida en Estambul. La falta de brújula en la medular dejó desnortado a un Sevilla que superó su cruce en la reserva, dejando atrás a un Basaksehir irreverente, incomodo y tozudo. Los turcos, completos desconocidos para el aficionado medio, porfiaron hasta el pitido final empecinados en lograr una hazaña que habría puesto en jaque el proyecto de Berizzo desde el primer minuto. Por fortuna para el fútbol español, este Sevilla tiene madera de Champions.

Sevilla, previa Champions. Foto: web oficial. Ben Yedder.
Ben Yedder, delantero del Sevilla. Fotografía cedida por sevillafc.es a MarcadorInt.
Foto de portada: cedida por sevillafc.es a MarcadorInt.

Related posts

Deja un comentario

*