Una casi final que se imaginaba trámite

Jorge Sampaoli of Sevilla during the La Liga match at Estadio Riazor, A Coruna
Picture by Oscar Cajide Paz/Focus Images Ltd +34 662 29 56 0
19/11/2016

Un gol del Lyon en Turín en los últimos minutos de la jornada anterior impidió que el Sevilla-Juventus de hoy fuera a ser una bonita prueba entre potentes equipos europeos midiendo sus fuerzas sin presión y lo convirtió en algo un poco más dramático. Sin ser aún una final, lo cierto es que el motivado conjunto de Jorge Sampaoli, reforzado aún más en su autoestima tras remontar en Riazor un partido que lo consolida como la tercera fuerza del momento en el fútbol español, sabe que aquel insospechado tanto que devolvió a la vida a los franceses dibuja un panorama nuevo en el que dos derrotas podrían dejarlo fuera. Estadísticamente se diría que resulta complicado pensar que un equipo que aún no ha encajado ningún gol en lo que va de Champions vaya ahora a perder dos partidos consecutivos, pero también es cierto que son dos choques que encierran una dificultad especial. El campeón y líder de Italia, uno de los integrantes de ese club de seis o siete equipos que se piensa que “pueden ganar” la máxima competición continental, infunde respeto por mucho que viaje sin Higuaín ni Dybala. Y si se entrara luego en un escenario de “todo o nada” en la última jornada -para ello el Lyon debería ganar en Zagreb hoy-, entonces el factor psicológico de saber que te lo tienes que jugar todo a una carta en el nuevo Stade des Lumières cuando ya te veías clasificado un mes antes añadiría más presión a un compromiso que, por todos los medios, en Sevilla se quiere convertir en poco más que turismo futbolístico. Para ello bastaría un punto esta noche ante la Juventus -aseguraría el acceso a octavos, pero no la primera plaza- o una victoria que liquidara ya cualquier intriga.

Steven N'Zonzi es una de los hombres del momento en el Sevilla (Foto: Focus Images Ltd).
Steven N’Zonzi es uno de los hombres del momento en el Sevilla (Foto: Focus Images Ltd).

Sampaoli, que en la segunda parte de La Coruña regresó a la línea de cuatro atrás para dar entrada a un cada vez más imprescindible Vitolo, volverá hoy muy probablemente al esquema de los tres centrales –en la primera jornada en Turín le funcionó muy bien para limitar enormemente el número de ocasiones de gol del rival en lo que fue el planteamiento más conservador que se le ha visto al entrenador argentino desde que dirige al cuadro andaluz-. La participación de Samir Nasri está en duda, y en caso de no poder iniciar el partido con el galo se empieza a tomar como alternativa que N’Zonzi, desatado en los últimos tiempos, vuelva a jugar más adelantado con Iborra cubriéndole la espalda. La Juventus suele ser un equipo que defiende muy bien por dentro, aunque Allegri dejó caer en la rueda de prensa previa que se plantea utilizar un 4-3-3 debido a que no tiene a demasiados centrales disponibles (Chiellini ha viajado pero será suplente) y a que tampoco le sobran delanteros después de que Higuaín causara baja en las últimas horas por un problema en el muslo. Ante el Pescara, en la victoria por 3-0 de este sábado que reafirmó su liderato en la Serie A, el gigante turinés empleó a Evra como central zurdo al lado de Rugani y Bonucci. Podría volver a hacerlo hoy, pero la prensa italiana apuesta más por un movimiento de piezas que lleve a Alex Sandro al extremo izquierdo con Cuadrado en el derecho. Al joven italiano de origen africano Moise Kean, el primer futbolista nacido en el año 2000 que debuta en una de las cuatro grandes ligas europeas, se le adivinan pocas posibilidades de estrenarse también en la Champions pese a su inclusión en la convocatoria.

Mario Mandzukic será la referencia ofensiva de la Juventus ante las ausencias de Higuaín y Dybala (Foto: Focus Images Ltd).
Mario Mandzukic será la referencia ofensiva de la Juventus ante las ausencias de Higuaín y Dybala (Foto: Focus Images Ltd).

De hecho, si exceptuamos al refuerzo juvenil, Mario Manduzkic se queda como única opción para la posición de delantero puro. El croata anotó un gol y estuvo muy activo en el triunfo ante el Pescara y tiene ante sí la posibilidad de reivindicarse. Si juega solo en punta no sería extraño que su apoyo más constante fuera un Sami Khedira que volvió a demostrar el sábado que la Juventus lo aprecia especialmente como llegador -anotó un tanto y asistió en otro al ex del Atlético-. Allegri confirmó que Pjanic y Marchisio regresarán al once y todo parece indicar que el alemán será el que se va a mantener del trío un tanto experimental (Hernanes-Asamoah-Khedira) que empezó el choque del fin de semana. Ojo con el bosnio: ha anotado dos golazos de falta consecutivos (uno en Verona frente al Chievo antes del parón y luego otro con la selección en el muy caliente empate a uno en Atenas ante Grecia). Si finalmente apuesta por el 4-3-3, Allegri buscará que las amenazas de Cuadrado y Alex Sandro moderen las incorporaciones al ataque de Escudero y Mariano, dos de los futbolistas que mejor han aprovechado los cambios tácticos implementados por Jorge Sampaoli en Sevilla.

Alineaciones probables: Sevilla-Juventus, 20:45 en beIN SPORTS ESPAÑA

Sevilla vs Juventus - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Por la Juve, ese once que planteais es sumamente versátil según las circunstancias de partido.
Por el Sevilla, a ver si Vieto aprovecha que la Juve no tiene a sus centrales titulares para ganar reivindicarse, especialmente si al final juegan con 4-3-3.
A ver con que nos sorprenden los entrenadores!

Deja un comentario

*