Hasta que Correa dijo basta

Joaquín Correa Sevilla Leicester Focus

Joaquín Correa está siendo uno de los futbolistas más determinantes de lo que llevamos de la Champions League. Así de simple. De sus botas están naciendo acciones que valen goles, goles que valen puntos y puntos que pueden valer clasificaciones. El mágico futbolista argentino le está dando al Sevilla de Berizzo algo tan valioso como tiempo. Está logrando con sus jugadas que no se note en sus resultados lo que sí se nota sobre el césped: que su proyecto todavía no carbura.

Sevilla 3 (Ben Yedder 27′, 38′, 82′)
Maribor 0

Disposiciones iniciales. Foto:sharemytactics
Disposiciones iniciales. Foto:sharemytactics

El Sevilla volvió a transmitir sensaciones muy parecidas a las que vimos en Anfield. Pese a que el contexto era diferente y esta vez enfrentaba un repliegue y no una presión como la del Liverpool, su espesura en la circulación fue similar. El conjunto hispalense amasaba la pelota sin oposición, pero se veía incapaz de girar al Maribor. La movía en zonas intrascendentes y no conseguía filtrar pases entre líneas que agilizaran su juego. El Mudo Vázquez sólo recibía de espaldas a la portería de Handanovic y únicamente la energía de Corchia por banda derecha agitaba un poco al cuadro esloveno. El Maribor resistía cómodo atrás y, a través del juego directo hacia un poderoso Marco Tavares, lograba respirar de vez en cuando y desplegarse, aunque sin demasiado peligro.

Hasta que Joaquín Correa dijo basta. Que hasta aquí. Agarró el encuentro del pecho y consiguió con una deliciosa conducción lo que no había hecho el Sevilla en la media hora anterior: agujerear la estructura del Maribor. La finísima zancada del tucumano fue dejando eslovenos a su paso hasta servirle un pase de la muerte a Ben Yedder. Si frente al Liverpool el número 11 hispalense había logrado el empate con un control orientado de taco y una precisa definición, frente al Maribor fue su imparable zigzagueo la acción que dio lugar al tanto que abrió la lata. Gol. Lo más difícil ya estaba hecho.

Ben Yedder anotó un hat-trick. Foto: www.sevillafc.es.
Ben Yedder anotó un hat-trick. Foto: www.sevillafc.es.

En los minutos posteriores al 1-0 se dieron los mejores minutos hispalenses. El propio Correa se alzó para articular el juego andaluz y aprovecharse de la chispa que había prendido en el Pizjuán con el gol. Empezó a juntarse con el Mudo y con Banega, y de una deliciosa combinación entre los tres culminada con una precisa definición de Ben Yedder, nació el 2-0.

A partir de ahí, el encuentro transcurrió sin mayores sobresaltos. Fue un segundo tiempo particularmente poco emocionante. El balón pertenecía al Sevilla, que lo circulaba sin prisa mientras pasaban los minutos. Tan cierto es que no generó demasiadas ocasiones como que ya no las necesitaba más. Al final consiguió convertir un buen resultado en una goleada (con hat-trick de Ben Yedder) que quien sabe si puede servir de mecha para que el juego de este Sevilla acabe de despegar. Ya se sabe que el fútbol es un estado de ánimo.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*