Sin miedo

Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
01/02/2014
New Everton signing Lacina Traoré is introduced to the crowd ahead of the Barclays Premier League match at Goodison Park, Liverpool.

Se hace extraño en 2016 encontrarse con un caso de cesión sin la ya conocida como “cláusula del miedo”. Por suerte o por desgracia, desde hace aproximadamente una década se ha extendido en prácticamente todo el mundo el acordar por contrato que un jugador cedido no podrá actuar contra el equipo que posee sus derechos. Pero el Mónaco no lo hizo con Lacina Traoré -no se permite en competiciones europeas- y ya está pagando las consecuencias: hace dos semanas, los monegascos empataron en Moscú con un gol del delantero costamarfileño y ahora se presenta como la principal amenaza para el encuentro de vuelta.

Tras dos años con muy poco protagonismo en Mónaco, Traoré está encontrando de nuevo en Rusia la continuidad que le permitió mostrarse como un delantero más que interesante en Kuban Krasnodar y Anzhi. Tras la caída del club de Makhachkala, el gigante africano -mide 203 cm- firmó por el Mónaco pero no ha tenido suerte ni en Ligue 1 ni tampoco en su cesión al Everton, marcada por las lesiones. En el CSKA, acumula ya más minutos ligueros que en cualquiera de sus tres últimas campañas y, aunque no ha recuperado de todo el acierto de cara a puerta, es un puntal ofensivo para Slutsky.

Falcao busca romper su sequía en Champions. Foto: Focus Images Ltd.
Falcao busca romper su sequía en Champions. Foto: Focus Images Ltd.

En una situación similar a la de Lacina Traoré, acumulando minutos para intentar recuperar sensaciones y goles, se encuentra Radamel Falcao en el Mónaco. Desde su grave lesión de rodilla en enero de 2014, hace ya más de dos años y medio, el colombiano no ha vuelto a ser aquel delantero temible que había dominado la liga española con el Atlético de Madrid. Víctima de una mala recuperación y también de malas decisiones en sus traspasos, Radamel ha llegado ya a la treintena sin haber podido dejar prácticamente ningún impacto en la Champions League: no la jugó cuando estaba en plenitud.

Por ello, hay que retroceder hasta 2010, la que fuera su primera campaña en el Oporto, para encontrar su último gol en un partido de Champions que no sea de ronda previa. Su ansia por romper esa sequía será, junto al desequilibrio de Bernardo Silva, una de las armas principales que tendrá el Mónaco para tratar de hacer gol a un Akinfeev que acumula 40 encuentros de la máxima competición continental sin dejar la portería a cero.

Alineaciones probables: Mónaco–CSKA Moscú, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Monaco vs CSKA - Football tactics and formations

Foto: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*