¿Quién puede dar la sorpresa en la Champions?

ceferin-champions League MarcadorInt

Si algo se le ha criticado a la Champions League en los últimos años es que siempre la compiten los mismos. Con el distanciamiento de las grandes ligas europeas con respecto al resto y, de igual manera, con la brecha que se ha abierto entre los equipos dominantes en esas grandes ligas y sus lejanos competidores, es raro encontrar sorpresas en la Champions. Sin embargo, las particularidades de la competición este curso parecen haberla abierto al cambio. Ya de por sí, de los 12 equipos que siguen vivos, 7 no han ganado nunca la Copa de Europa. Y, de los que ya han salido campeones, hay varios en serios apuros: el Chelsea tiene pie y medio fuera, el Real Madrid debe remontar ante todo un Machester City, Barcelona y Juve no ganaron en la ida y vienen dejando dudas en su juego… De hecho, quizá entre los más recientes campeones, sólo el Bayern llega con la vitola de indiscutible favorito. A esto se le une la composición del sorteo, que ha emparejado a cuatro equipos sin Champions en sus vitrinas por el mismo lado del cuadro, asegurando que, al menos, uno de ellos jugará la final con la esperanza de alzar la orejona por primera vez. Y que sólo necesitará ganar tres partidos para conseguirla. Evidentemente, no será igual de sorprendente que gane la Champions el Paris-Saint Germain a que lo haga la Atalanta, pero teniendo todas las circunstancias en cuenta, hoy le preguntamos a nuestra redacción: ¿qué equipo puede dar la sorpresa en esta Champions?

Adrián Blanco

Hacer pronósticos de la Champions 2019/20 es realmente complicado. Teniendo en cuenta que tan solo hay cuatro equipos clasificados para cuartos, aunque Bayern Múnich, FC Barcelona y Manchester City, en principio, parten con ventaja para sus vueltas de octavos, las excepcionales circunstancias provocadas por la pandemia condicionarán este formato tan atípico de la Liga de Campeones. Las nuevas normas del formato, como el uso de los cinco cambios o el hecho de que cuartos y semifinales vayan a disputarse a un único partido, sumado a las particularidades contractuales de ciertos equipos (como el caso de Timo Werner en el RB Leipzig) y las evidentes diferencias de ritmo competitivo entre los equipos de la Premier y la Ligue 1 o los de LaLiga y la Bundesliga, marcarán enormemente el regreso de la Champions a nuestras vidas. Y cualquiera, visto además el cuadro que se ha dibujado tras el sorteo, puede dar el campanazo. De hecho, creo firmemente que este año sí, pese a la enorme diferencia de ritmo que experimentarán sus futbolistas con respecto al resto, puede ser la temporada del PSG. Que no sería una sorpresa en febrero pero sí puede serlo perfectamente en estas circunstancias. La calidad siempre prevalece (aunque no siempre es suficiente en este nuevo fútbol, como ha quedado ya varias veces demostrado). Y de calidad va bastante sobrado el cuadro de Thomas Tuchel, sobre todo de medio campo hacia delante. La desventaja competitiva está ahí, pues al final el PSG llegará a su cruce ante la Atalanta después de cinco meses y medio sin disputar un solo partido oficial (pues este viernes jugará la final de Copa), pero el hecho de que las eliminatorias vayan a decirse en un único partido es un factor que los Neymar, Mbappé, Di María o Icardi pueden aprovechar bastante bien. El PSG tiene ante sí una oportunidad histórica de redimirse como proyecto y acabar de dar ese golpe sobre la mesa que tanto tiempo se lleva esperando, y a un único partido, teniendo en cuenta que solo 270’ lo separan de la gloria, cualquier equipo puede ser peligroso, pero uno con la calidad y las posibilidades individuales de los parisinos puede ser demoledor en un torneo tan corto (y condicionado) como esta Champions League.

Jaume Naveira

Mucho se ha hablado del lado del cuadro de la Champions 2019-20 en el que no hay campeones de Europa y de la oportunidad que supone para ellos este formato a partido único. Y no es para menos, porque esta Liga de Campeones tendrá un carácter especial que puede promover las sorpresas, con todo jugándose a partido único en sede neutral cual Eurocopa o Mundial. Cierto es que por el otro lado también hay equipos que nunca han campeonado, pero solo me atrevería a meter dinero a dos candidatos: el Bayern y, si pasa ante el City, el Real Madrid. Dicho esto, considero que por el lado “débil” del cuadro no hay que dar nada por sentado y que Atalanta puede llegar lejos por dos motivos: su excelso nivel de juego y que el tiempo de descanso entre el final de la Serie A y la disputa de la Champions es el suficiente como para recargar pilas sin perder ritmo competitivo. El PSG tiene una importante desventaja en este sentido, dados sus cuatro meses sin jugar y que su única preparación estén siendo unos partidos amistosos. El Atlético de Madrid es un candidato muy firme a alcanzar la final, por el refuerzo moral que le dio ser capaz de eliminar al vigente campeón en su estadio, por el buen rendimiento post confinamiento, porque el descanso hasta la Champions no será excesivamente largo y porque Simeone sigue demostrando su capacidad para sacar recursos competitivos de la nada con casos como el de Marcos Llorente. El Leipzig es el equipo en el que menos expectativas tengo puestas, toda vez que Timo Werner no va a jugar la competición por sumarse al Chelsea, dejando totalmente cojo el ataque de Nagelsmann. Si no llegasen a la final ni el Bayern ni el Madrid, creo que, entonces sí, alguno de los del lado opuesto del cuadro puede dar la sorpresa.

El Atalanta, debutante en la competición, puede ser una de las grandes sorpresas del torneo. Foto: Chesterton/Focus Images Ltd
El Atalanta, debutante en la competición, puede ser una de las grandes sorpresas del torneo. Foto: Chesterton/Focus Images Ltd

Axel Torres

Si tuviera que apostar, no lo haría por un sorpresón. El corto plazo lo facilita, es cierto, y se pueden producir más accidentes que a ida y vuelta. Pero no dejan de ser tres partidos (o cuatro) de máxima presión y en el altísimo nivel: esto es, donde más se penalizan los errores y donde más cuentan el bagaje y los nervios de acero para soportar la presión. A mí también me entusiasmaría un Atalanta campeón, pero veo difícil que su propuesta casi suicida no sea castigada en un contexto como el de la Copa de Europa. Ojalá me equivoque, así de claro lo digo. Y no estoy diciendo que vaya a ganar uno de los de siempre. Mis dos grandes favoritos, el PSG y el City, no la han ganado nunca, pero cuentan con plantillas repletas de jugadores que han levantado títulos y que han competido en rondas avanzadas de un Mundial. Claro que en el caso de los parisinos me genera dudas su inactividad. Pero han tenido un sorteo potable, se probarán en dos finales coperas y parecen haber logrado lo que hasta ahora desconocían: una cierta comunión en el vestuario. Huelga decir que si el Madrid, súper solvente en el final de Liga, remonta en Manchester, el máximo favoritismo será para él. Pero un 1-2 en Europa es mucho 1-2.

Enrique Montesano

En febrero, no habría dado un duro porque el Atlético de Madrid pasara su eliminatoria de octavos ante el Liverpool. Ahora, les imagino capaces de ganar esta Champions. Entiendo que en un punto medio estará la realidad del fútbol del cuadro colchonero, pero tienen varios factores a su favor para llegar al menos a la Final y, una vez ahí, quién sabe. Uno de esos factores es la experiencia: son el equipo de su lado del cuadro que más conoce el camino que lleva hasta la final. Saben de las realidades a las que expone una eliminatoria de Champions, aunque en este caso sean realmente peculiares. Los mandos del equipo los lleva un auténtico mentalista, el Cholo, que ya se habrá encargado de diseminar el mensaje preciso para que su equipo llegue emocionalmente preparado a los devenires de los cruces. Ha sido curioso ver cómo tanto él como sus propios jugadores han hablado del Leipzig en las últimas semanas, recalcando que han quedado, al igual que el Atlético, terceros en su liga. Además, la “versión Champions” del Atleti, la que vive cómoda dentro de su propia área y que dista bastante de la que tiene que mostrar en el día a día de La Liga, se adapta bastante bien tanto al formato de cruces a un partido como al estilo de los rivales en su lado del cuadro. La versatilidad táctica de la que, este año sí, ha logrado dotar Simeone a su equipo parece una virtud esencial en eliminatorias que cambiarán radicalmente de forma de un minuto a otro. Además, a la explosión de Marcos Llorente, absolutamente fundamental para entender la temporada de los rojiblancos, le ha seguido una más tardía de Yannick Carrasco, que puede ser un auténtico filón en eliminatorias de este calibre, tanto desde el once como desde el banquillo.  Es cierto que, en las últimas jornadas de liga, el equipo bajó un poco la euforia de su juego, pero el Atlético llega a esta “Final Eight” sabiéndose un grande de Europa, por lo demostrado en Anfield, y no uno venido a menos, como parecía en la primera mitad del campeonato doméstico. Puede ser el año del Atleti.

Foto de Portada: Tomàs Martínez / Marcadorint (todos los derechos reservados)

Related posts

7 comments

Interesantísimo artículo. Aunque veo a City y Bayer por encima del resto, a un partido todo se antoja complicado. Atlanta y Atlético son máximo exponente ofensivo y defensivo, y nada descartables en la consecución del título. Me genera dudas la Juve y en el Barcelona… Messi es impredecible.

Atalanta y Atlético son los grandes tapados de esta Champions, y creo que se jugarán el pase a la final. El PSG viene de estar 5 meses parado, y el Leipzig sin Werner me parece de los más flojos.

Por el otro lado, el que mejor ha jugado postconfinamiento ha sido el Bayern, aunque tampoco descarto al Madrid si remonta ya que la Champions es su terreno. City, Barça y Juve creo que están un paso por detrás y el Barça no tengo claro ni si pasará los octavos (la Juve sí porque el Lyon viene de no jugar).

Pase lo que pase, creo que estará más igualada y abierta que nunca (y eso que el año pasado ya lo estuvo)

Sería bonita una final Lyon x Atalanta, y no me parece tan imposible que se de. O una Juve x Atleti. Pero apostaría por un Man City x PSG.

El Atleti es superior a un Leipzig sin Werner.
El Atalanta irá al ataque y Ney y Mbappe le machacarán a la contra.
Bayern no tendrá problemas ante Napoli/Barcelona.
City hará buenos los 10 mins finales del Bernabéu y dominará a la Juve pero los italianos aprovecharán mejor sus oportunidades.
Semifinales:
Atletico-PSG. El autobús del Atleti acabará sucumbiendo ante la velocidad en los últimos metros de un PSG con confianza tras eliminar al Atalanta.
Bayern-Juventus. El Bayern es superior y dejará fuera a una Juventus cansada del último tramonde liga, octavos y cuartos ante el City.
Final:
PSG-Bayern
Campeón: PSG. Ante el Bayern los franceses no se verán favoritos lo que les servirá para liberarse de la presión que siempre les persigue a la hora de la verdad. Eso hará que en un partido igualado aprovechen mejor sus oportunidades y logren por fin ser campeones.
Puede ocurrir esto o todo lo contrario pero así me lo imagino yo a día de hoy. Veremos!

A día de hoy (como le gustaría esto a La libreta de Van Gaal), en lo único que parece que estamos todos de acuerdo, es que el actual nivel de juego de la Juve, paupérrimo la verdad, no le da para que la veamos como finalista ni de flores. De hecho hay gente que ve favorita al Lyon (creo que eso es pasarse un poco, la verdad).
Me parece muy interesante como tenemos unos sesgos, y, por ejemplo, el tema de la inactividad nadie lo ve como un claro handicap para el Bayern. Veremos.
Por llevar la contraria, voy a decir que creo que va a ganar la Juve, Aunque no este jugando un pimiento. Lo que deseo de verdad es que no sea la Copa del Miedo. Y veamos a equipos, algunos sin ritmo, pero descansados y con buen fútbol

Veo mucha crítica a un equipo como la Juve. Está jugando mal, sí, pero su liga no ha sido en ningún momento un reto y tiene una plantilla fantástica para eliminatorias. Además tienen a Cristiano, nadie más tiene un jugador así a día de hoy. Creo que Atalanta y Leipzig, sobre todo tras la marcha de Werner, están bastante por debajo del nivel medio.
En la previsible semifinal PSG-Atlético creo que parte como favorito el PSG sobre el papel, aunque es al Atlético al que más le favorece la situación: ya puedo visualizar la frustración de los delanteros del PSG frente a un equipo al mejor nivel mundial en defensa. No creo que sepan abrir la lata desde el ataque posicional que se van a encontrar.
El otro lado del cuadro será apasionante, con Bayern, Juve, Real Madrid, City… Si me dices que cualquiera de ellos acaba ganando la Champions me parecería perfectamente lógico. Yo apuesto en todo caso por el Bayern. Final Bayern – Atlético y a por una revancha histórica.

Responder a candilorenzo9 Cancelar respuesta

*