El Ajax clava su pica en Londres

Donny van de Beek of Ajax celebrates scoring his side’s 1st goal during the UEFA Champions League Semi-final match at Tottenham Hotspur Stadium, London
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
30/04/2019

El Ajax colecciona postales europeas. En la enésima demostración de madurez más propia de proyectos consolidados que de quien se cuela en la fiesta de los elegidos con un nutrido grupo de adolescentes descarados, los ajacied clavaron su pica en el corazón de Londres como ya hicieran antes en Lisboa (1-1), Atenas (0-2), Múnich (3-3), Madrid (1-4) y Turín (1-2). El triunfo por la mínima de los hombres dirigidos por Ten Hag en el nuevo coliseo del fútbol inglés requirió de brillantez y aplomo, dos virtudes grabadas en el ADN del ahora favorito para alcanzar la gran final continental. Los neerlandeses castigaron la falta de recursos de un Tottenham dispuesto a plantar cara desde la inferioridad técnica. Porque a Pochettino los innumerables contratiempos en forma de lesiones y sanciones no se lo están poniendo sencillo para extraer más jugo de una plantilla exprimida hasta el extremo. A arreones, basando su propuesta en la esencia prototípica del fútbol británico –juego directo, derroche físico y una búsqueda constante de la segunda jugada–, los spurs no solo no claudicaron, sino que supieron equilibrar la balanza; aunque las bajas de sus dos futbolistas más capacitados para transformar las emboscadas en botines (Harry Kane y Heung-Min Son) y el desgaste de su hilo conductor en campo rival (Eriksen) frenaron la rebelión.

En permanente innovación, este Ajax rompe con algunos de los paradigmas dominantes: el delantero centro, Tadic, no es delantero, y a veces tampoco es centro; su enganche, Van de Beek, es un todocampista atrapado en el cuerpo de un central clásico, capacitado para desplazarse por el campo como si de una inteligencia artificial se tratase; los extremos, Neres y Ziyech, destacan por la anarquía y la improvisación; uno de sus dos mediocentros, De Jong, es tan fino como revoltoso y amante del riesgo; y su central zurdo, Blind, apenas alcanza el metro ochenta de altura, por lo que irremediablemente se ve obligado a compensar la falta de centímetros con astucia. Sobre el papel, un foco constante de problemas; en la práctica, una auténtica delicia para los sentidos. Al Ajax no le atormenta nada porque se sabe preparado para batirse en cualquier tipo de escenario. Suena inconsciente, y quizá haya un punto de insensatez en su comportamiento, pero la realidad ha evidenciado que solo ellos saben convivir con esta especie de caos controlado. A la fuerza ha de poseer algo especial un equipo capaz de rearmarse con Mazraoui como escudero de Frenkie en la medular mientras Trippier bombeaba balones sobre Llorente.

Tottenham 0
Ajax 1 (Van de Beek 15′)

Tottenham vs Ajax - Football tactics and formations

Andre Onana of Ajax celebrates his side’s 1st goal during the UEFA Champions League Semi-final match at Tottenham Hotspur Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 30/04/2019
André Onana celebra el 0-1 anotado por Van de Beek (Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd).

Los hombres de Ten Hag se adueñaron del partido a las primeras de cambio. De Ligt y Blind respondieron con solvencia a las incursiones iniciales de los locales, y el brío de la pareja de centrales contagió a los artistas del Ajax. Siempre formando triángulos para encontrar al hombre libre por delante de la línea del balón, los ajacied comenzaron a hacerse fuertes en campo contrario gracias a la armonía de sus combinaciones a escasos metros del trío de centrales del Tottenham. Wanyama no daba abasto apagando pequeños fuegos cuando el Ajax logró incendiar la eliminatoria. Tadic, en permanente movimiento, atrajo marcas a la banda sabedor de su utilidad como señuelo. Los spurs quisieron enjaular al serbio en el costado, pero éste tocó para Van de Beek. De pronto, las fichas empezaron a caer. El ‘6’ descargó en Ziyech, quien acto seguido se apoyó en Neres, siempre dispuesto a ofrecer soluciones entre líneas. El extremo brasileño obligó a la zaga inglesa a virar sobre él antes de terminar de marearla. La pelota salió de las botas del jugador paulista y acabó en Van de Beek una vez más tras pasar por los pies de De Jong y Ziyech en un par de segundos. Aprovechando la grieta encontrada en el eje de la retaguardia del Tottenham, al rubio platino de Nijkerkerveen, habilitado por Trippier, no le tembló el pulso ante Lloris.

Pochettino tiró de libreta para parchear el problema: deshizo la línea de cinco defensas, aupando a Rose al centro del campo, e incrustó a Vertonghen en el lateral izquierdo. La medida parecía haber surtido efecto cuando el defensa belga se vio obligado a retirarse a la caseta tras recibir un duro golpe por parte de Onana en una de las múltiples e imprudentes salidas del arquero camerunés, a menudo bien resueltas pero por sistema poco académicas. La pérdida obligada de su central más aseado con la pelota en los pies empobreció la ya de por sí inconsistente construcción del juego del representante inglés, si bien la presencia de Sissoko en la medular supuso un buen chute de vitaminas para un equipo ya en la reserva de gasolina de su depósito a estas alturas de la competición. El medio francés, una de las noticias positivas de la temporada para el cuerpo técnico, trabó la circulación del rival, impuso su rotunda superioridad física e incluso se atrevió a descolgarse hasta posiciones de remate. Esa dosis extra de energía espoleó a sus compañeros antes del paso por los vestuarios. Sostenidos por el combate del galo y Wanyama, los Moura, Llorente y Alli empujaron al Ajax a su área sin terminar de encontrar una vía de agua en la exigida defensa neerlandesa.

Jan Vertonghen of Tottenham Hotspur requires treatment but eventually has to leave the match during the UEFA Champions League Semi-final match at Tottenham Hotspur Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 30/04/2019
Jan Vertonghen se retiró lesionado en el minuto 39 (Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd).

Como quien pliega un acordeón, el Ajax jugó toda la segunda mitad con sus teóricos extremos estrechando el campo. Primero, juntó a Ziyech con Van de Beek en el carril central; después, ya con Mazraoui sobre el verde en la plaza de Schöne, formó un rombo (Van de Beek, Neres-Ziyech y Tadic en tres alturas) sostenido por De Jong y la desbordante energía del jugador marroquí, habitual ocupante del lateral derecho. En el momento más delicado de la noche, alertado por las dificultades de sus futbolistas para imponer su estilo pese a manejar un marcador a favor, Ten Hag tomó una decisión arriesgada: pobló el centro del campo –hasta aquí, nada novedoso–. Sin embargo, de todas las fichas, solo De Jong se adecuaba al perfil de centrocampista puro. La apuesta funcionó. El líder de la Eredivisie supo encajar mejor las embestidas del contrario, aunque durante los últimos 30 minutos desechó bajarle pulsaciones al duelo a través de la posesión de la pelota. Lo fió todo a castigar al espacio los riesgos asumidos por el Tottenham. Neres, en una acción de ataque trenzada de derecha a izquierda en la frontal del área, tendría en sus botas la posibilidad de asestar una estocada casi definitiva a la eliminatoria, pero esta vez la madera se alió con el instinto de supervivencia inglés y escupió el esférico cuando éste había cogido el camino del gol en el 79′. Desde entonces y hasta el final, mandaron la experiencia de Tadic y su saber hacer.

Inquebrantable en su deseo de viajar a Amsterdam con la eliminatoria lo más pareja posible, Pochettino quemó sus escasas naves retirando a sus laterales titulares, Rose y Trippier, para dejar sitio a Davies y Foyth. La fe del preparador argentino en su plantilla, y viceversa, es casi infinita, pues el joven central platense, reconvertido a lateral en los últimos tiempos, llegó a aglutinar el caudal ofensivo de su equipo en el esprín final del Tottenham. Tagliafico se vio apurado y llegó a solicitar la ayuda de hasta dos compañeros para frenar el ímpetu del ex de Estudiantes, osado en su puesta en escena. Sin embargo, la voluntad no tuvo premio y Onana ni siquiera compareció más allá de aventurarse a recoger un par de balones laterales y repeler con los puños sendos centros a ninguna parte de la cobertura spur. El regreso de Son para el partido de vuelta tras cumplir sanción supondrá una bocanada de aire fresco para un Tottenham necesitado de dinamita en ataque. El olfato del surcoreano pondrá a prueba la maquinaria perfectamente engrasada de un Ajax para el que todas las noches son noches de boda y todas las lunas son lunas de miel.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Daley Blind of Ajax and Fernando Llorente of Tottenham Hotspur in action during the UEFA Champions League Semi-final match at Tottenham Hotspur Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 30/04/2019
Daley Blind y Fernando Llorente pugnan en un duelo aéreo (Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Bravo por el Ajax, los primeros treinta minutos fueron de un dominio brutal. Y bravo por Pochettino, que a mi parecer, salvo la eliminatoria y la deja abierta para la vuelta, pese a la desventaja.

Por nombrar a otro, gran partido de Llorente, bajo balones, estuvo inteligente y trabajador.
Llevo un tiempo decepcionado con Dele Alli, me da la sensación que aparece con cuentagotas y ayer me lo volvio a demostrar.

Acertadísimo y (por qué no decirlo) bello resumen, Carlos. Muy ajustado a la realidad que se vivió ayer en Londres. Gracias a todo el equipo de Marcadorint, como siempre.

Con otro equipo la daría por casi pasada, pero el AJAX aunque hoy ha defendido bastante bien no me da la seguridad de que vaya a mantener un resultado, es capaz de encajar 2 goles asi como marcar alguno más. Eso si, la Champions que han hecho es brillante fuera de casa. Hoy me ha sorprendido, para bien, Onana, que sabiendo que con Llorente iba a ser una buena opción pone balón lateral ha estado muy valiente a la hora de seguir y bastante seguro además.

Responder a Kondelenan Cancelar respuesta

*