El corazón del Leeds

Marcus Tavernier of Middlesbrough and Kalvin Phillips of Leeds United in action during the Sky Bet Championship match at Elland Road, Leeds.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
30/11/2019

Aunque los focos del buen hacer del Leeds United en las dos últimas temporadas se centren en la figura de Marcelo Bielsa, un técnico que impregna todos los estamentos del club con su absorbente personalidad, la ejecución del plan del preparador argentino no se entendería sin el cerebro que mueve los hilos del centro del campo en cada partido. Kalvin Phillips, un chico de 24 años nacido en Leeds, criado en la cantera del Leeds y aficionado del Leeds, es el corazón que hace latir el juego de un equipo con una enorme masa social que aspira a regresar a la Premier después de 16 temporadas de ausencia. El curso pasado se quedaron a las puertas en el play-off tras no alcanzar la segunda posición en la temporada regular y en el nuevo curso se volvían a sentir muy cerca de la élite en Inglaterra antes de poner la campaña en pausa.

Kalvin Phillips se ha convertido en una institución en el Leeds a pesar de tratarse todavía de un centrocampista muy joven. Empezó a asomar la cabeza en el primer equipo en la temporada 2014-15 y ya había sido una pieza habitual en las alineaciones de los whites en las dos ligas previas al desembarco de Marcelo Bielsa en Inglaterra. En el curso 2017-18, además, se destapó como un buen llegador en las primeras semanas de Thomas Christiansen al frente del Leeds, aunque su rendimiento anotador se diluyó con el avance de las jornadas junto al resto del equipo. Con Bielsa, eso sí, se ha consumado la explosión de un futbolista que ha retrasado unos metros su posición para convertirse en el mediocentro único del Leeds. Lo juega absolutamente todo.

Kalvin Phillips of Leeds United in action against Blackburn Rovers during the Sky Bet Championship match at Ewood Park, Bolton. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 20/10/2018
Kalvin Phillips es el eje sobre el que se articula el juego ofensivo del Leeds. Foto: Focus Images Ltd.

Las tareas en las que más brilla Kalvin Phillips están relacionadas con la distribución del juego en el centro del campo. El canterano del Leeds goza de una gran ascendencia en la circulación de su equipo y no para de ofrecerse para recibir los primeros pases y articular los ataques del candidato al ascenso a la Premier. Procesa el partido en su cabeza y no da puntada sin hilo: cada toque que realiza prepara la acción posterior que protagonizará. Pide el balón en la base de la jugada, usa el primer toque para controlar el cuero y orientar la dirección de la jugada y luego la pasa rápido. Mueve el balón con agilidad, no se entretiene pensando lo que va a hacer y es habitual que otee el horizonte para activar a los compañeros más alejados. Toque y pase. Toque y pase. Pase corto y, sobre todo, pase largo. Los cambios de orientación de Phillips disfrutan de una precisión quirúrgica de la que se benefician con asiduidad los laterales y los extremos del Leeds. Por supuesto, también ejecuta acciones a balón parado.

“Es un chico práctico que juega sencillo. Es bueno en el plano defensivo, tiene un muy buen pase largo y se orienta bien. Es muy bueno a la hora de recibir el balón y entregarlo en otro espacio, un espacio mejor. Es muy bueno cuando tiene que cubrir al equipo cuadno los laterales se incorporan en ataque. Cuando el rival tiene superiorad numérica, defiende muy bien”. Bielsa en verano de 2018.

La presencia del joven nacido en Leeds en la base de la jugada dota de mucha estabilidad a su equipo, pues participa con mucha regularidad a lo largo de los partidos para imponer el guion que interesa a su equipo. No demora las jugadas y, asimismo, bate líneas cuando sus compañeros le ofrecen opciones por delante de la pelota. No duda en verticalizar ni tampoco se lo piensa dos veces a la hora de asumir riesgos. En un equipo dirigido por Bielsa, con centrocampistas y delanteros que no paran de moverse y atacar los espacios, Phillips disfruta. También puede girarse bajo presión o avanzar en conducción con calidad, aunque esta última faceta quizás no la exhibe tanto.

Kalvin Phillips of Leeds United and Ethan Pinnock of Brentford during the Sky Bet Championship match between Leeds United and Brentford at Elland Road, Leeds Picture by Mark D Fuller/Focus Images Ltd +44 7774 216216 21/08/2019
Kalvin Phillips dota de equilibrio al centro del campo del Leeds. Foto: Focus Images Ltd.

La pizarra de Marcelo Bielsa suele condicionar el desempeño defensivo de Kalvin Phillips, que cumple con rigor las vigilancias individuales marca de la casa en los equipos del entrenador argentino. Se pega a su par y le sigue hacia donde sea necesario, en una serie de movimientos que exigen disciplina a título personal y confianza en que el resto de compañeros cumplirá con su función, pero además Phillips destaca por su agresividad en los duelos sin la pelota. Cuando el Leeds ataca, está pendiente de la posible pérdida para activar la primera presión con premura y suele robar balones por colocación, lectura e intuición que permiten a su equipo asentarse en campo contrario o al menos atajar de raíz potenciales contragolpes. Ese sentido del equilibrio es básico para que el engranaje carbure, aunque al jugar menos arropado se expone a ser amonestado si llega tarde o un adversario le regatea. En su primera pretemporada, Bielsa incluso lo probó como central.

“En mi familia todos son aficionados del Leeds. Siempre han contado cosas sobre los tiempos en los que el Leeds jugaba en la Premier. He jugado aquí durante 10 años y percibes que hay mucha gente que desea ver al Leeds otra vez en la Premier. Incluso gente de otros equipos. (…) Nunca me conformo y siempre quiero hacerlo mejor. Soy ese tipo de persona. No me gusta quedarme satisfecho con lo que estoy haciendo ahora, quiero hacer más. Creo que eso es algo importante también para nuestro entrenador. No quiere que nadie se acomode”. Kalvin Phillips.

El impacto de los buenos futbolistas se percibe aún más en su ausencia, en un principio que también se le puede aplicar a Kalvin Phillips. El mediocentro del Leeds vio la cartulina roja directa ante el QPR a mediados de enero y su equipo sufrió en las tres jornadas posteriores que se perdió por sanción: tuvo que remontar un 0-2 ante el Milwall (acabó ganando el partido) y cayó derrotado ante el Wigan y el Nottingham Forest. El curso pasado varios clubes de la Premier ya intentaron hacerse con los servicios del canterano del Leeds, con ofertas cercanas a los 20 millones de libras según hizo público el club blanco, aunque Kalvin Phillips renovó su contrato hasta 2024 al inicio de la temporada actual. Pocas cosas harían más feliz a Kalvin Phillips que ver al equipo de su ciudad en la Premier desde una posición tan privilegiada como la de mediocentro titular del Leeds United.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Kalvin Phillips of Leeds United applauds his team's supporters following the Sky Bet Championship match at Deepdale, Preston Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 22/10/2019
Un chico de Leeds, formado en el Leeds y aficionado del Leeds. Este es Kalvin Phillips. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Su futuro está en la Premier League, sin ningún tipo de duda. Ojalá pueda tenerlo en el Leeds en el próximo curso, pese a la incertidumbre del momento… De lo contrario, no tengo muchas esperanzas de que permanezca en Elland Road.

Deja un comentario

*