Every Kick of It: ¿Qué es del Leeds de Bielsa?

El Leeds de Marcelo Bielsa sigue en puestos de ascenso directo. Foto: Josh Dixon/Focus Images Ltd.

Era la noche del primer lunes de enero. Después de que se hubiesen jugado todas las demás eliminatorias, el Leeds United visitaba al Arsenal en el encuentro que cerraría la tercera ronda de la FA Cup (a falta de los replays). Este partido televisado ante el conjunto londinense se planteaba como una oportunidad para que todo el país viese el emocionante fútbol que el Leeds es capaz de practicar bajo la tutela de Marcelo Bielsa. Así fue durante el primer tiempo, en el que demostraron ser capaces de superar en juego a un rival de Premier. Pero no lograron imponerse en el marcador. En la segunda parte, el equipo de Mikel Arteta reaccionó y el Leeds dejó de dictar el curso del partido. Los gunners ganaron por 1-0.

La línea narrativa que siempre se vincula a la figura de Bielsa es como aquel partido: una historia de un fútbol apasionante condenada a un amargo desenlace. Comienza con elogios e ilusión por parte de la grada ante un juego ofensivo, atrevido e intenso; acaba en debates sobre el desgaste físico y mental de los jugadores durante la segunda vuelta y en reproches por la falta de flexibilidad del proyecto. En Elland Road temen que esta historia se repita.

Desde aquel duelo de FA Cup, el Leeds ha perdido cuatro de los últimos cinco partidos de liga que ha disputado. El último, este sábado en casa del Nottingham Forest: perdieron por 2-0 al encajar un gol en el primer tiempo y otro al contragolpe en el descuento. La victoria del Forest fue festejada por todo lo alto en el City Ground, ya que les deja a apenas un punto de los puestos de ascenso directo. Su entrenador Sabri Lamouchi se mostró satisfecho por haber logrado frustrar al conjunto de Bielsa. “Es un resultado muy importante y una gran actuación ante un equipo fantástico”, afirmó. “El Leeds ha cometido más errores que de costumbre porque les hemos incomodado”.

El Nottingham Forest logró marcar dos goles en la portería defendida por Kiko Casilla. Foto: Josh Dixon/Focus Images Ltd.
El Nottingham Forest logró marcar dos goles en la portería defendida por Kiko Casilla. Foto: Josh Dixon/Focus Images Ltd.

Ahora que las cosas no van tan bien para el Leeds, que varios equipos han logrado frenarles en las últimas semanas, la fe de algunos aficionados en Bielsa se pone a prueba. Algunos ya le echan en cara que no tenga planes alternativos; otros confían en que los resultados volverán a sonreírles. Al fin y al cabo, que sigan en segunda posición a pesar de esta mala racha indica que este mismo trabajo ya ha dado sus frutos con anterioridad.

En rueda de prensa tras la derrota ante el Forest, Bielsa dejó claro que se considera el culpable del duro inicio de año que está viviendo su equipo: “Debo desligar de responsabilidad a los jugadores y saber que el responsable del momento del equipo necesariamente soy yo. Porque, claramente, si uno tiene futbolistas que se esfuerzan al máximo, las conclusiones son inevitables: tengo que entender que las respuestas las debo encontrar yo”.

Ante el Forest no tuvieron tantas oportunidades claras, pero en la mayoría de encuentros el Leeds ha lamentado su poca capacidad para transformar las ocasiones que genera. Es su problema más recurrente. En esta parcela, el nueve Patrick Bamford está siendo señalado por su falta de acierto. La alternativa durante la primera vuelta era el joven Eddie Nketiah, pero el delantero cedido por el Arsenal jugó poco y regresó al norte de Londres con el cambio de año. Para alivio de la afición del Leeds, el club logró cerrar la cesión de Jean-Kévin Augustin, canterano del Paris Saint-Germain que pertenece al RB Leipzig y viene de jugar cedido en el Mónaco.

Jean-Kévin Augustin le hará competencia a Patrick Bamford. Foto: Josh Dixon/Focus Images Ltd.
Jean-Kévin Augustin le hará competencia a Patrick Bamford. Foto: Josh Dixon/Focus Images Ltd.

El Leeds cuenta con una masa social muy numerosa y particularmente exigente. Puede parecer una redundancia, pues qué afición no es exigente, pero en el caso del Leeds es importante subrayarlo. Se trata de un club que a finales de los 60 y principios de los 70 ganó dos títulos ligueros y se pasó seis temporadas sin bajar del pódium; un club que a finales de los 90 y principios de los 2000 jugaba en Premier y competía en Europa. A sus seguidores les sucede como a los del Arsenal: sus aspiraciones todavía no se han ajustado a su nueva realidad y por tanto, sus constantes decepciones son prácticamente inevitables. En la Championship, considerada una de las ligas más competitivas que existen, para los aficionados del Leeds el ascenso no es un sueño sino un imperativo. Llevan ya 16 años lejos de la Premier y no aguantan más. 

La temporada pasada estuvieron cerca de lograrlo. En su primer año en Yorkshire, Bielsa le devolvió la ilusión perdida a este club venido a menos y lo guió a su mejor campaña liguera desde que están en la Championship, practicando un fútbol que conquistó a la grada. Se mantuvieron en puestos de ascenso directo durante casi toda la temporada, hasta que unas derrotas en la recta final les obligaron a disputar el playoff y en la eliminatoria de semifinales perdieron ante el Derby County de Frank Lampard.

Será interesante ver cómo evoluciona este segundo intento. Este martes, en la jornada intersemanal de Championship, visitarán a otro rival de la parte alta, el Brentford, con la intención de darle la vuelta a la situación actual. Las esperanzas del hincha del Leeds pasan por horas bajas. Han dejado escapar muchos puntos y sus perseguidores son ahora inmediatos. Pero su equipo sigue siendo uno de los mejores de la liga y firmó un inicio a la altura del curso anterior. Para evitar un nuevo triste final y lograr el ansiado ascenso, Bielsa deberá encontrar la forma de reescribir a su favor el último capítulo de la historia que siempre le acompaña.

Los puestos de ascenso de la Championship:

West Brom (59 puntos)

Leeds United (55)


Fulham (55)

Nottingham Forest (54)

Brentford (53)

Preston North End (50)

Elsewhere

Ha sido un fin de semana extraña en la Premier League. Este es su primer parón invernal. Para no interrumpir las retransmisiones televisivas, la jornada ha quedado dividida en dos: cuatro partidos estaban programados para este fin de semana y seis para el siguiente. Pero el gran acontecimiento deportivo este fin de semana, el que acaparó las pantallas de los pubs, fue el encuentro entre Escocia e Inglaterra del Seis Naciones de rugby. Ganaron los ingleses por 6-13. Esa misma noche, los escoceses se vengaron compartiendo los efectos de la tormenta Ciara con sus vecinos del sur.

Artículo relacionado: ‘El primer parón invernal del fútbol inglés’.

El domingo todo Reino Unido se vio afectado por Ciara, con su fuerte vendaval y su lluvia. El Manchester City-West Ham, que se iba a jugar por la tarde, fue uno de los varios eventos deportivos que tuvieron que ser cancelados. El Sheffield United-Bournemouth, en cambio, sí que se disputó. Con un gol de Billy Sharp antes del descanso y otro de John Lundstram en los últimos minutos, el equipo de Chris Wilder le dio la vuelta al marcador y se situó en la quinta plaza, a espera de lo que haga el Tottenham, que juega la semana que viene y tiene dos puntos menos que ellos.

A pesar de los efectos de la tormenta Ciara, estos aficionados del Sheffield United pudieron disfrutar de un nuevo triunfo de su equipo. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.
A pesar de los efectos de la tormenta Ciara, estos aficionados del Sheffield United pudieron disfrutar de un nuevo triunfo de su equipo. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.

Un día antes, el Everton de Carlo Ancelotti ganó por 3-1 frente al Crystal Palace y se puso séptimo con tres puntos menos que el Sheffield. Los toffees han mejorado sus números desde la llegada del entrenador italiano a principios de diciembre: han pasado de ocupar la parte baja de la tabla a pelear por los puestos europeos, el que era su objetivo en una primera instancia, cuando Marco Silva aspiraba a competir con el Leicester y el Wolverhampton por colarse en el top-six. También se enfrentaron dos rivales directos por la permanencia, el Brighton y Watford, que empataron a uno.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Josh Dixon/Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Lo cierto es que los equipos de Bielsa sufren un gran bajo cuando llega la recta final de la temporada, debido a los exigentes métodos de entrenamientos. Lo vimos el año pasado con el Leeds y también en la época del argentino en Marsella. Pero ojalá no le ocurra eso al Leeds este año y logren el ascenso.

La mejor referencia que tengo de Bielsa es la del Athletic. Entonces me pareció un entrenador que consiguió sacar tanto del Club como de la plantilla el máximo rendimiento, y cuando bajan, realmente, me da la impresión que vuelven a lo que eran en realidad. Creo que el “agotamiento” del que tanto se habla no es más que volver a lo que se era antes de Bielsa y a lo que se habría sido con cualquier otro entrenador. Que bajo los mandos del “loco” parecieran una gran carroza con fenomenales corceles no quiere decir que realmente no sean unos ratones arrastrando una calabaza. Las doce llegan cuando se pierde la fe…

Deja un comentario

*