Un inicio soñado

Louie Sibley of Derby County during the FA Cup match at Pride Park Stadium, Derby
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
05/03/2020

Rascando algún empate ante equipos de la parte alta, sí, pero cayendo ante rivales directos y empatando ante los de abajo. Asomaba la Navidad de 2019 y las cosas no pintaban bien en Pride Park. El Derby County estaba en mitad de tabla, yendo en la dirección equivocada. Perdió en casa ante el Milwall por 1-0, perdió ante el Reading 3-0. Un empate en el Boxing Day ante el último clasificado de la segunda división, el Wigan Athletic, dejaba al dos veces campeón de Inglaterra a seis puntos del descenso.

Con la misma calma con la que su equipo perdía altura en la clasificación, Phillip Cocu trataba de dar con la tecla adecuada. Y pensó en los jóvenes. Jayden Bogle se ganó, ya con 17 años, el puesto en el once la pasada campaña. Trabajó el lateral derecho y en la 2019/20 ese carril ya es legítimamente suyo. Max Bird tiene 19 años y es el encargado de dar libertad a Wayne Rooney, que crea desde el centro del campo, hace jugar a sus compañeros como si llevara toda la vida en ello. Bird hace el resto. Cuatro goles ha aportado desde esa misma posición Jason Knight, irlandés de 19 años. Los mismos que lleva Louie Sibley. Claro que el jugador de 18 años no necesitó 21 partidos para lograrlo.

“Me he dado cuenta de que tengo que demostrar al entrenador, al cuerpo técnico y a todos que estoy listo”. Al habla Sibley después de la derrota antes mencionada frente al Reading. Su debut liguero. “Aún soy joven, pero tienen que entender que pueden confiar en mí para jugar aquí. Tengo que trabajar”. Son los otros los que tienen que entenderlo porque él ya lo sabe. Confianza.

Wayne Rooney está jugando de centrocampista en el Derby County esta temporada. Foto: Josh Dixon/Focus Images Ltd
Wayne Rooney está generando juego desde el centro del campo para el Derby County esta temporada. Foto: Josh Dixon/Focus Images Ltd

Habló de su frustración por quedarse siempre fuera de la convocatoria del primer equipo. De sus ganas en hacerse un hueco en él. Habló también sobre el césped, conduciendo al equipo juvenil del Derby County a una victoria sorprendente ante el Borussia Dortmund en la UEFA Youth League, competición en la que ya había repartido cuatro asistencias en los tres partidos anteriores. Ese es su rol. El trequartista inglés. Jugar para divertise, sin presiones, sin miedo al error. Como todos los jugadores de su quinta que empiezan asomar en el fútbol profesional, véanse los Phil Foden o Mason Mount, que se destapó en Pride Park cedido bajo la tutela de Frank Lampard.

Louie puede actuar en el centro del campo o como número diez. Aparenta ser liviano, pero no es fácil arrebatarle el balón. Lo mueve de un pie a otro, de un lado a otro como un trilero con mala baba. Aún no ha terminado de preguntarte dónde está la bolita y tú ya sabes que te la ha liado.

Llamó a la puerta de Philip Cocu ante el Dortmund, y el neerlandés le ofreció la titularidad casi un mes más tarde, frente al Manchester United. Jugó 80 minutos pero no pudo hacer nada para evitar que los suyos recibieran tres goles que les apeaban de la FA Cup. Tres días después debutó en un partido de liga. Para entonces, el Derby County miraba hacia arriba en la clasificación con optimismo. Éste aumentó tras el partido frente al Blackburn Rovers. A los 26 minutos, Sibley recibió a algo más de diez metros de la frontal acomodando suavemente el esférico con su pierna izquierda. Tremendo zapatazo a la escuadra. Su primera titularidad, su primer gol. “Ha sido un sueño hecho realidad, luego me sentaré a verlo con mi familia”, dijo bien orgulloso después del partido.

Louie Sibley está impresionando a sus 18 años. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd
Louie Sibley está impresionando a sus 18 años. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Le había quedado un inicio de carrera bien coqueto a Sibley, pero cinco días más tarde se pausó la temporada. Apareció el COVID-19 y nos tuvimos que quedar en casa. Hubo que esperar tres meses para volver a ver la pelota rodando. El Derby County visitó al Millwall 20 de junio para reanudar la Championship. A Louie le dio completamente igual. Salió con descaro a un estadio que pierde su mística en silencio. La lió Louie.

Marcó primero Matt Smith para el Millwall, al cuarto de hora. Diez minutos más tarde Sibley estaba en la frontal del área rival, en constante movimiento. Pidiendo el balón, aunque siempre rodeado. Bogle se la dio al final, qué iba a hacer ante tanta insistencia. En un periquete armó el trile allí en medio de todo el jaleo. Se le acercaron cuatro defensas de golpe a ver qué pasaba y Louie hizo su truco. Ahora la ves, ahora no la ves. Y al final Bartosz Bialkowski se la encontró en la escuadra.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Creaba peligro cada vez que le llegaba el balón, por lo que este empezó a llegarle con más asiduidad. Para cuando la zaga del Millwall le había pillado el truco, Sibley optó por otra alternativa. Ahora de primeras. Y así marcó dos goles más, ya en la segunda mitad. 2-3 para el Derby County. “Es increíble, siempre había sido un sueño”, celebró ya con los tres puntos en el bolsillo. “No creo que lo asimile pronto, mi familia es muy aficionada al Derby y estarán llamándome y escribiéndome”. Durmió con la pelota firmada por sus compañeros aquella noche. Probablemente no quería despertar y perder el tiempo dudando si aquello había sido realidad o solo un sueño.

El pasado fin de semana sumó su tercera titularidad consecutiva. Lo hizo retrasando su posición, arrancando desde el centro del campo. Que estuviese más lejos del área solo significaba que tenía que recorrer más distancia para llegar a ella, no que fuese a llegar menos. Allí dentro recibió, enseñando su dorsal 40 a la portería y la pelota a Tom Lawrence, que abrió el marcador frente al Reading al borde del descanso. Un tanto de Wayne Rooney desde el punto de penalti en la segunda mitad hizo inútil el gol que Andy Rinomhota marcó a falta de media hora de partido. Tras un final tenso, los tres puntos terminaron del lado del equipo de Phillip Cocu. Como en las tres ocasiones. Y en todas ellas brilló un muchacho de 18 años que ha ayudado a su equipo a meterse a solo tres puntos de la promoción de ascenso. Menuda carta de presentación, Louie.

Foto de Portada: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*