Ighalo lidera la clasificación de Nigeria para cuartos

John Stones of England and Odion Ighalo of Nigeria compete for the ball during the International Friendly match at Wembley Stadium, London
Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858
02/06/2018

Nigeria se llevó el gato al agua en el duelo estrella de los octavos de la Copa África. Segunda de grupo como Camerún, le tocó lidiar con un obstáculo de entidad en la primera eliminatoria y sobrevivió pese a la escasa seguridad que transmitió su línea defensiva. Omeruo se mostró mucho más errático que en su día a día en el Leganés e incluso Ola Aina, captado para la causa en esta Copa África, arrastró varios errores (por falta de tensión y de contundencia) que pudieron lastrar las aspiraciones de su equipo a revalidar el título que levantó por última vez en 2013. A la postre, cayó el vigente campeón, Camerún, que dejó escapar el resultado favorable con el que se marchó a los vestuarios al descanso.

Nigeria 3 (Ighalo 19′, 63′, Iwobi 66′)
Camerún 2 (Bahoken 41′, N’Jie 44′)

Nigeria vs Camerun - Football tactics and formations

Pronto quedó patente que tanto Nigeria como Camerún presentaban equipos desequilibrados, con mucho más peso de la delantera que de la retaguardia. Los atacantes eran superiores a los defensas y a la mínima que se exigía un esfuerzo de la zaga la línea de cobertura entraba en pánico. Las conducciones de Bassogog hacían daño por el sector izquierdo, pero sobre todo sufrían los centrales de Camerún, que tampoco anduvieron demasiado atinados con el balón en los pies. Las pérdidas de los Leones Indomables no le permitieron conectar con sus mejores jugadores, mientras Nigeria pronto desatascó el partido en una jugada a balón parado. Un córner servido desde la izquierda, tras varios rebotes, terminó con Ighalo empujando la pelota al fondo de la red tras un remate defectuoso de Omeruo que se convirtió en asistencia. El disparo del delantero nigeriano, tampoco impecable, acabó besando la red tras el desvío de un defensa que intentó evitar el tanto. La jugada, rocambolesca, abrió el partido en canal y obligó a Camerún a atacar con mayor decisión.

Entonces afloraron los problemas defensivos de la defensa nigeriana. Ni Ndidi en el rol de mediocentro de perfil más defensivo ni Omeruo ni Troost-Ekong en el eje de la zaga arroparon a Akpeyi con éxito. A menudo por errores de concentración y en otras ocasiones por exceso de confianza, Nigeria dio cuerda a las ofensivas de Camerún. Cada balón colgado al área transmitía inquietud a la defensa de las Súper Águilas y cada balón en el corazón del área necesitaba varios toques para terminar en un despeje. La inercia propició el empate camerunés, que igualó la contienda gracias a un centro preciso de Bassogog desde la izquierda que remató Bahoken a la espalda de Omeruo. Lo que no esperaba Nigeria es que el golpe fuera doble, pues en el siguiente ataque Bahoken ganó otra vez la partida a Omeruo, peinó un balón largo y dejó solo a N’Jie ante la meta nigeriana. El atacante del Olympique de Marsella no perdonó y dio la vuelta a la tortilla en un abrir y cerrar de ojos.

Clinton N'Jie of Cameroon during the International Friendly match at Stadium MK, Milton Keynes Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 20/11/2018
Clinton N’Jie marcó el segundo gol de Camerún antes del descanso. Foto: Focus Images Ltd.

Sin embargo, Camerún no pudo conservar el botín. Quiso mandar con la posesión en los primeros minutos del segundo tiempo, pero ni atacó con la convicción de quien busca el tercer gol ni se protegió con la pelota para que Nigeria no le atacara. Se quedó a medio camino y se fue diluyendo mientras Nigeria, inoperante en el centro del campo, esperaba su oportunidad para aprovechar la pólvora que dispone en ataque. La introducción de Chukwueze en la banda derecha revitalizó el ataque nigeriano en el 60′ y poco después Nigeria le pagó a Camerún con la misma moneda que en el tramo final del primer tiempo. Del mismo modo que Camerún marcó dos goles de una tacada, Nigeria le imitó en un tramo de partido muy similar. Ighalo empató tras un centro lateral que descolgó Musa en primera instancia con el pecho y en la jugada inmediatamente posterior el propio delantero del Shanghai Shenhua asistió a Iwobi después de una pérdida de Camerún en campo propio que dejó a los Leones Indomables expuestos con la guardia baja.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

La selección dirigida por Clarence Seedorf ya no se repuso al tercer tanto nigeriano. Después del 3-2, el cuarto gol de las Súper Águilas siempre estuvo más cercano que la prórroga. Con espacios por delante y Samu Chukwueze fresco, Nigeria gozó de varios contragolpes para sellar de forma definitiva la eliminatoria. Se rompió el centro del campo, pero Nigeria atesoraba un elenco de mayor calidad en campo contrario para marcar la diferencia. Ighalo perdonó la sentencia en un contragolpe mal conducido por Chukwueze que luego el extremo del Villarreal arregló con un pase de genio y Onana dio una vida extra a su selección cuando detuvo bajo palos un remate algo afortunado a la salida de un córner. Sin embargo, Camerún se quedó corta de calidad para asediar a Nigeria en los últimos minutos y únicamente esgrimió el recurso del uno contra uno de Bassogog abierto en la banda izquierda para luego buscar el centro, en un calco de la acción del primer tanto. No surtió el efecto deseado y será Nigeria quien se medirá a Sudáfrica en cuartos.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*