Regreso a las raíces de Burundi

Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
15/10/2013
Saido Berahino of England Under 21 celebrates his sides third goal of the European U21 Championship Qualifying match against Lithuania Under 21 at Portman Road, Ipswich.

Noviembre de 2013. Saido Berahino ha empezado a jugar con regularidad en el primer equipo del West Bromwich Albion. Después de tres cesiones en clubes de menor entidad, este delantero formado en la cantera de los baggies empieza a aprovechar sus incipientes oportunidades en la élite. Su primer gol en la Premier causó sensación: sirvió para ganar al Manchester United de David Moyes en Old Trafford, en la primera derrota del técnico escocés como local tras relevar a Sir Alex Ferguson. Primer gol y primeros titulares en la prensa para un chico que también irrumpe en las grandes citas. Habitual en las categorías inferiores de Inglaterra, Berahino pronto da el salto al combinado sub-21, donde sigue marcando goles. En uno de esos partidos, en noviembre de 2013, celebra su primer tanto contra la selección de Finlandia de una forma distinta.

Esta vez no se limita a elevar los dedos al cielo, sino que el delantero nacido en Burundi muestra un mensaje en la camiseta: “DEP. Te quiero, papá”.

Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036 14/11/2013 Saido Berahino of England Under 21 celebrates scoring his team's second goal to make it 2-0 with a message on his shirt that reads 'RIP Love U DAD' during the European U21 Championship match at stadium:mk, Milton Keynes.
Saido Berahino dedica uno de sus primeros goles con la selección sub-21 a su padre. Foto: Focus Images Ltd.

Cinco meses después de que naciera Saido Berahino, a finales de 1993, un golpe de estado hizo estallar por los aires la estabilidad de Burundi. Pocos meses después de que Melchior Ndadaye se convirtiera en el primer presidente burundés elegido en unas elecciones democráticas -también fue el primer presidente de etnia hutu de la historia de Burundi-, Ndadaye murió a manos de los militares que asaltaron el palacio presidencial de Bujumbura. Fue la chispa que prendió una guerra civil que duró prácticamente doce años, segó más de 300.000 vidas y propició la huida de miles de burundeses del país. El padre de Berahino falleció en el enfrentamiento bélico en circunstancias que no han trascendido en 1997 y el propio futbolista internacional sub-21 con Inglaterra llegó al Reino Unido en 2003, con diez años, unas semanas después de que su madre se asentara en Birmingham.

Artículo relacionado: Previa de la Copa África 2019

La meteórica carrera de Saido Berahino en la élite sirvió para conocer parte de la historia de su país de origen, Burundi, aunque su impacto en la Premier League se diluyó con el paso de los meses. Se consolidó como futbolista del primer equipo del West Brom en la temporada 2013-14 y en la campaña posterior llegó a anotar 14 goles. Once los había marcado ya cuando terminó el mes de febrero. Lo convocó la selección inglesa e incluso se sentó en el banquillo en un encuentro oficial contra Eslovenia, pero no llegó a debutar. Al término del curso en el que pudo debutar con Inglaterra, el Tottenham llamó a su puerta, pero el fichaje no se concretó. El West Brom no aceptó la oferta del club londinense pese a las presiones de Berahino y el futbolista se lo tomó mal. Hasta llegó a declarar que no volvería a jugar con los baggies. Bajaron sus prestaciones sobre el verde y terminó en el Stoke, donde se convirtió en noticia más a menudo por su comportamiento fuera del terreno de juego que por su rendimiento con el club rojiblanco. Se pasó más de dos años sin marcar, uno de los motivos por los que los potters terminaron bajando al Championship, y en 2017 se perdió ocho partidos de competición oficial tras dar positivo en un control antidrogas. Berahino alegó que no pasó el control por una sustancia que alguien había puesto en su bebida sin su consentimiento. Su etapa en el Stoke terminó hace un mes, después que el club lo despidiera tras conducir bajo los efectos del alcohol.

Saido Berahino of Stoke City during the Premier League match at the Bet 365 Stadium, Stoke-on-Trent Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 10/02/2018
Saido Berahino no brilló en el Stoke City. Foto: Focus Images Ltd.

Berahino acude a la Copa África como capitán de la selección de Burundi, debutante en el torneo, con la que se estrenó en la fase de clasificación para el certamen que arrancó este viernes. Burundi eliminó contra pronóstico a Gabón y ha tirado de donaciones de varias empresas del país para recaudar más de 150.000 euros para preparar en mejores condiciones su primera participación en la Copa África. Se trata de un regreso a las raíces de Saido Berahino, que abandonó el país burundés en 2003, pero también para otros futbolistas que ahora militan en el extranjero y que se han incorporado recientemente al combinado nacional después de que la Federación haya mejorado su organización interna. Ha ayudado, por ejemplo, el trabajo del entrenador Oliver Niyungeko, a quien se denegó el asilo en Suecia pero que acabó ejerciendo un rol importante como formador en Burundi, o de otras dos de sus estrellas. Gaël Bigirimana, que llegó a actuar con el Newcastle en la Premier League y también fue internacional inglés en categorías inferiores como Berahino, comparte una historia común con el capitán de la selección. En 2004, con un año más que Berahino, se marchó al Reino Unido. En su caso, a Coventry, donde el fútbol se convirtió en un elemento central para su adaptación a un nuevo país.

“Nunca tuvimos una inspiración. Para muchos chicos en Burundi, no ha habido esperanza. Y debes tener esperanza”. Gaël Bigirimana, en un extenso reportaje para ESPN.

Otro ejemplo es el de Elvis Kamsoba, una de las irrupciones de la A-League esta temporada. Fichado por Melbourne Victory en enero tras dejar una grata impresión en un club no profesional como el Avondale, el talento de Kamsoba le ha permitido asentarse en uno de los clubes de élite del fútbol australiano. Kamsoba nació en Burundi, pero se crió en un campo de refugiados en la vecina Tanzania. Allí vivió durante once años hasta que su familia pudo emigrar a Australia. La Copa África de este verano se convirtió en un aliciente relevante a la hora de decantarse por representar su país de nacimiento y no esperar una futura llamada de los Socceroos, a quien podría representar Kamsoba si ambas partes lo hubiesen deseado. En cambio, el más veterano de la convocatoria, Selemani Ndikumana, fue apartado de la lista a última hora por motivos disciplinarios en una noticia que trascendió el día anterior al debut ante Nigeria.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Bigirimana jugó la Europa League en 2013 (Foto: Focus Images Ltd)
Bigirimana jugó la Europa League en 2013 con el Newcastle. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*