Perú vuelve justo a tiempo

Paolo Guerrero liderará a Perú en la Copa América. Foto: Globovisión.

44 años después, Perú jugará una Final de Copa América. Cuando parecía imposible, en un torneo en el que ya se les daba por desahuciados hacía tiempo, los chicos de Gareca sacaron fuerzas para deleitar a un continente con una exhibición y para premiarse como generación con el sueño de una noche de gloria. La Bicolor, que parecía haber tocado techo con la clasificación para Rusia 2018 y andar a remolque desde entonces, recordó justo a tiempo las enseñanzas de Gareca y desempolvó el orgullo del cajón. Y es que Paolo Guerrero tenía una misión.

Chile 0
Perú 3 (Flores 21′, Yotún 38′, Guerrero 92′)

Chile vs Peru - Football tactics and formations

Perú empezó el encuentro como un vendaval. Antes de cumplirse los dos minutos de juego, Cueva ya se llevaba las manos a la cabeza tras marrar un servicio en bandeja de Guerrero. Chile aún ni parecía haber saltado al campo. Los de Reinaldo Rueda, que formaban con su once tipo en esta competición, sufrieron la extraña anomalía de verse superados en intensidad sobre el campo. Gareca apostó también por el mismo once que en cuartos y esta vez pareció encontrarle un sentido. La línea de mediapuntas formada por Flores, Cueva y Carrillo salió a morder arriba, acompañando la presión de Guerrero y sobre todo tratando de tapar las recepciones de Erick Pulgar por el centro. Perú parecía otra vez aquella selección que maravilló antes del Mundial de 2018.

Chile no era capaz de encontrarle el ritmo a su propia salida. El balón se mareaba entre centrales y buscaba desahogo en las bandas, pero acababa volviendo siempre a la casilla de salida. Cada vez que trataban de batir líneas, las anticipaciones de Tapia y Yotún propiciaban un robo peruano y el consiguiente contragolpe. Sólo una pésima toma de decisiones por parte de Edison Flores y, sobre todo, André Carrillo impidió a Perú adelantarse antes en el marcador. Ambos jugadores derrochaban esfuerzo y estaban casi siempre donde debían, pero sus pases eran erráticos y sus disparos muy precipitados.

Yotún culminó su gran torneo con un gol. Foto: Focus Images Ltd
Yotún culminó su gran torneo con un gol. Foto: Focus Images Ltd

Fue en esta fase del partido cuando se irguió la figura de Paolo Guerrero. A sus 35 años, el veteranísimo delantero dio un auténtico recital de cómo se debe jugar de espaldas a la portería. Cada cuerpeo, cada control orientado y cada descarga era auténtico veneno para Chile y un derroche de lectura táctica al servicio de su equipo y de la posteridad. A su lado, sus compañeros parecían alevines y sus rivales directamente bolos. Gary Medel y Maripán, que habían cuajado un gran torneo hasta la fecha, estuvieron muy lejos de conseguir descifrarlo.

Con Guerrero habilitando las posesiones y el resto del equipo trabajando para robar tras pérdida, los minutos se convirtieron en una sucesión de ataques peruanos. Y tanto fue el cántaro a la fuente que, en una jugada que incluyó repetidos robos y reinicios, Flores cazó un balón colgado desde la derecha para poner el 1-0. El de Monarcas Morelia rubricaba así un torneo en el que ha dotado de verticalidad y desparpajo a su selección, siendo estas características que esta Perú necesita como el comer. Tan solo unos minutos después, el afán del hasta entonces desafortunado Carrillo llevó al guardameta Arias a decidir aún peor que él. Carrillo tuvo entonces la lucidez precisa para, una vez le persiguió el portero hasta el córner, colgar el balón para que Yoshimar Yotún anotara el segundo. También fue un premio  el tanto para un jugador de trabajo silencioso y siempre sereno, tanto en la elaboración como en la cobertura, con escasísimos fallos y constantes aunque discretos aciertos.

Alexis lo intentó pero no fue suficiente. Foto: Focus Images Ltd
Alexis lo intentó pero no fue suficiente. Foto: Focus Images Ltd

Cuando Chile quiso darse cuenta, ya tenía un pie fuera de la Copa. Pulgar y Alexis trataron de acudir a rescatar a La Roja del trance. El primero, incrustándose entre centrales para ganar limpieza en el pase y activar a todas las piezas desde su desplazamiento en largo. El segundo, acudiendo a recibir entre líneas y contemporizando para permitir la subida de Beausejour por la banda y de Aránguiz y Vidal por dentro. Perú reculó unos metros, en parte por la tendencia a proteger el éxito cosechado y en parte porque el despliegue físico que mostraron era difícil de sostener.

Con la llegada del segundo tiempo, la tendencia fue a más. Perú pasó nítidamente de la presión al repliegue, esperando en su campo y dificultando las recepciones interiores. Chile, gracias a la insistencia de Alexis, siempre tuvo maneras para avanzar hasta tres cuartos de campo, aunque sus ataques solían languidecer allí. Rueda dio entrada a Sagal, a quien clavó como una chincheta en el costado derecho para dar amplitud a su equipo ante el embudo peruano. Y los ataques chilenos comenzaron, efectivamente, a ganar peso por allí, pero se dieron una y otra vez de bruces ante un notabilísimo Trauco y las coberturas de Tapia y Yotún.

Era de esperar que, con el transcurso de los minutos, Perú acabara sufriendo. Con Guerrero muy solo y muy lejos, las transiciones de la Bicolor no tenían el peligro de antes y el desgaste iba haciendo mella. Y, sin embargo, los de Gareca no acabaron de pasarlo del todo mal. El mayor peligro de Chile llegó en jugadas a balón parado y en centros laterales sin grandes amenazas. Fue aquí cuando se destapó el segundo héroe de la noche, Pedro Gallese, que lo paró absolutamente todo y sin alardes, desde la más profunda tranquilidad.

Paolo Guerrero dio un recital a sus 35 años. Foto: Globovisión
Paolo Guerrero dio un recital a sus 35 años. Foto: Globovisión.

Los minutos finales sirvieron para repartir elogios entre los héroes de Perú. Guerrero, que no había disparado en todo el partido, se las ingenió para marcar sin tener que hacerlo. Aprovechando un pase precioso de Tapia, se deshizo de Medel con el desmarque y de Arias con un regate para acabar dando un pase a la red con la misma sutileza. Ya en el descuento, Gallese tendría tiempo de pararle un penalti a lo Panenka a Vargas y acabar de desterrar los fantasmas que surgieron ante Brasil.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Precisamente ante Brasil parecía haber escrito su testamento Perú al encajar un doloroso 5-0 difícil de asimilar. Pero precisamente ante Brasil se verán las caras en Maracaná por un puesto en la Historia de Sudamérica. Lo que ha hecho Gareca con este grupo de jugadores sólo podrá valorarse con justicia con la perspectiva del tiempo, y situarse a las puertas de la mayor gesta de su Selección es un merecido premio para este cuento. Meritoria ha sido también la participación de la Chile de Rueda, que logró sobreponerse al shock anímico de Rusia 2018 para regalarle al mundo las últimas gotas de fútbol de una generación irrepetible. Perú les hizo despertar del sueño del tricampeonato cuando más cerca parecía. Porque los que despertaron y se reencontraron a tiempo con su fútbol fueron los de Gareca. Y ahora la Historia les espera en Maracaná.

Foto de Portada: Globovisión.

Related posts

2 comments

Un 0-2 tan temprano probablemente no era justo. Pero el 3-0 con el que se encontró Perú contra Brasil tampoco. Al final es una cuestión de marcar cuando se tienen ocasiones. Pero lo que está claro es que Perú es una selección constante coronada por algunas figuras en un gran momento. Tremendo partido de Guerrero, uno de los delanteros del torneo, si no el mejor.

Deja un comentario

*