La mejor Brasil emerge con una autoritaria ‘manita’

Jake Livermore of England and Willian of Brazil in action during the International Friendly match at Wembley Stadium, London
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
14/11/2017

Dos equipos con el mismo balance trataban de asegurar su presencia en cuartos de final. Sin embargo, la resistencia peruana apenas duró doce minutos pese a una buena puesta en escena. Con intensidad y presión alta, ahogó de inicio a una Brasil que rompió el partido, en su primer acercamiento al área, con un remate de Casemiro. Desde ese momento, Perú se diluyó y la Canarinha, con solvencia, jugó a lo que quiso. A la media hora, ya arrollaba por 0-3. El equipo de Tite aseguró cómodamente su billete a cuartos como líder invicto -y sin encajar- del grupo A con una goleada que refuerza tanto su idea de juego y autoestima como su imagen de candidata al título. Fue una manita que pudo acabar en set en blanco. La mejor Brasil en lo que llevamos de Copa América.

Perú 0
Brasil 5 (Casemiro 12′, Firmino 19′, Everton 32′, Alves 53′, Willian 90′)

Peru vs Brasil - Football tactics and formations

De inicio, en relación a la remontada frente a Bolívia, Ricardo Gareca dio entrada en el once titular a Araujo sustituyendo a Zambrano en el eje defensivo. En Brasil, Neres y Richarlison dejaron su hueco a Everton Sousa -el mejor del partido- y Gabriel Jesús respecto al empate ante Venezuela. Arthur se mantuvo pese a acabar con molestias en su pie izquierdo después de un pisotón. Fernandinho fue baja por un leve esguince de rodilla.

La puesta en escena del combinado blanquirrojo fue muy buena, impidiendo el dominio brasileño a base de intensidad y  ensuciando el medio campo con el trabajo de Yotún y Tapia. Tanto que los primeros minutos estuvieron marcados por las constantes interrupciones, en forma de falta, y los primeros acercamientos fueron para la bicolor. Un saque lateral cerrado de Cueva que terminó yéndose por línea de fondo y un disparo lejano de Advíncula, superado a la postre por las circunstancias. Perú mandaba con autoridad y criterio.

Es más, la primera amarilla del partido fue para Casemiro. Y no era una cartulina cualquiera. El jugador del Real Madrid, apercibido, se perderá los cuartos de final por acumulación de tarjetas. Sin embargo, iba a redimirse en el primer saque de esquina del partido para Brasil emergiendo para remachar, hasta en tres ocasiones, empujando la pelota a la red tras el servicio de Coutinho. Después de la falta de pólvora ante Venezuela, Perú pagaba los platos rotos de Brasil a las primeras de cambio.

Casemiro of Brazil and Tammy Abraham of England in action during the International Friendly match at Wembley Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 14/11/2017
Casemiro abrió la lata, pero también vio una amarilla que le obligará a perderse el duelo de cuartos de final. Foto: Focus Images Ltd.

Los pupilos del Tigre Gareca acusaron el golpe anímico. Brasil había conseguido cambiar la tendencia del inicio del partido con muy poco, apenas mediante centros al área. Eso se tradujo en el fatídico error de Pedro Gallese, en un intento de despeje, donde Firmino acudió a la presión, la pelota rebotó en el cuerpo del delantero del Liverpool para estrellarse en el travesaño. El mismo Firmino recogió el rechace y rebasó al meta para marcar mirando al tendido. En veinte minutos, Brasil tenía el partido en su contexto preferido. Un cómodo resultado favorable para meter el encuentro en la cubitera y jugar a placer.

Paralelamente, Venezuela ya ganaba a Bolivia y eso desplazaba a los incas a la tercera plaza con el billete a cuartos en jaque. Más si cabe con la diferencia de goles que prometía el encuentro. En él, Everton Sousa empezaba a dejar destellos que provocarían la hiperventilación de Advíncula. A la media hora, el joven jugador de Gremio recibió pegado a la línea de cal en la banda izquierda, encaró hacia dentro y cuando llegó a la frontal del área sacó un latigazo abajo pegado al palo corto. Donde más duele sin que Gallese pudiera hacer nada. Otro de los goles para enmarcar hasta el momento en la Copa América.

El goal average empezaba a preocupar en Perú. Su selección, noqueada, mientras Argentina podría verse beneficiada si acaba tercera de su grupo. Entonaban los olés en el Arena Corinthians de Sao Paulo. Los peruanos pedían el descanso a gritos. Estaban fuera del partido y no volverían a entrar en él salvo en un par de intentos esporádicos. Uno de ellos a zurdazo de Trauco abortado por Alisson. El paso por los vestuarios sólo sirvió para el cambio de fichas en Perú: entró Flores en lugar del amonestado Yotún.

En el momento que Brasil imponía algo de ritmo, se plantaba con mucha superioridad en el área rival. Con Arthur llevando la batuta y Everton saltando a la palestra como posible revelación de esta Copa América, la Canarinha fue un auténtico vendaval durante el inicio de la segunda parte. Protestó un posible penalti sobre Everton, inadvertido para el colegiado argentino, y seguía buscando el cuarto entre Gabriel Jesus y Firmino. Era cuestión de tiempo y de inercia. Perú trataba de achicar agua para minimizar daños, ya sin Guerrero sobre el campo.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

A veinte minutos del final, Tite decidió retirar a Casemiro para dar entrada a Allan, perfilándose como el sustituto natural del jugador del Real Madrid de cara a la siguiente ronda. El broche final al atracón llevaría el sello de Willian, que había entrado escasos minutos antes por Coutinho. Aunque el festín pudo ser mayor de no ser por Gallese, que intuyó el penalti ejecutado por un dubitativo Gabriel Jesus. Sin forzar en exceso y manejando los hilos a su antojo, Brasil aseguró con firmeza su pasaporte a cuartos como líder invicto -y sin encajar- del grupo A. Una goleada que refuerza tanto la idea de juego y autoestima como su imagen de candidata al título. Fue una manita que pudo acabar en set en blanco. La mejor Brasil en lo que llevamos de Copa América.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Algo engañoso el resultado porque los tres primeros goles llegan en jugadas bastante aisladas cuando el partido estaba parejo. Eso sí, en la segunda parte, con el viento a favor, Brasil dominó y jugó muy buen fútbol.

Deja un comentario

*