Japón frustró el empeño uruguayo

a fan waves a Japanese flag during the 2015 Rugby World Cup match at the American Express Community Stadium, Brighton and Hove
Picture by Paul Terry/Focus Images Ltd +44 7545 642257
19/09/2015

Uruguay y Japón ofrecieron un encuentro vibrante. El mejor o el más divertido de esta Copa América hasta la fecha. Un empate con sensaciones muy diferentes. Mediante una presión alta y mayor orden con y sin balón, la selección olímpica japonesa consiguió que la Celeste se comportara como una selección vulnerable. Los pupilos de Tabárez sobrevivieron a base de impulsos y garra, viéndose obligados a remar a contracorriente durante todo el partido. Un cabezazo de Giménez a balón parado rescató un punto para evitar la derrota, igualando el doblete de Miyoshi.

Uruguay 2 (Suárez 32′, Giménez 65′)
Japón 2 (Miyoshi 25’, 59′)

Uruguay vs Japon - Football tactics and formations

Tabárez encaró la ausencia del lesionado Vecino dando entrada a Torreira como única novedad respecto a la goleada frente a Ecuador. Sin embargo, Hajime Moriyasu ejecutó hasta seis modificaciones de inicio en relación a la abultada derrota cosechada ante Chile. Kubo fue uno de los sacrificados en ataque. El seleccionador nipón, incluso, alteró la titularidad de la portería otorgando la alternativa al experimentado Eiji Kawashima. En el arco celeste, Muslera se convirtió en el arquero uruguayo con más presencias la Copa América con 15, superando a Roque Gastón Máspoli.

La voracidad de Suárez no tardó en hacer acto de presencia con un intento desde 45 metros que lamió el travesaño. Lejos de verse intimidado, el desinhibido equipo asiático replicó mediante dos ocasiones de Okazaki que no encontraban premio. No estaba cómoda Uruguay. No entró bien al partido. Mérito del buen planteamiento japonés. Lodeiro y Nández, desde los costados, se veían obligados a hacer constantes ayudas en defensa para cerrar espacios cuando los nipones avanzaban con Nakajima como factor desequilibrante. Partiendo desde la izquierda, el futbolista que milita en Catar trató de recibir siempre a espaldas de Bentancur y Torreira para amenazar con desborde y habilidad entre líneas. En cambio, no lograría finalizar sus intentos con buenas decisiones en zonas de peligro.

En el intercambio de remates, Suárez dispuso de un testarazo libre de marcaje que Kawashima detuvo con seguridad cuando casi ya celebraba el primero. Sin embargo, al ‘maestro’ no le gustaba lo que veía. Su selección no mandaba ante una Japón muy cómoda que, tirando de verticalidad, conseguiría adelantarse. Al contragolpe, Shibasaki lanzó un balón a la velocidad de Miyoshi. El futbolista del Yokohama Marinos, que estrenaba titularidad con la selección absoluta, decidió conducir y retar a Laxalt, al que dejó ‘roto’ por el camino. Con un potente disparo alto hacia el palo corto engañó a un Muslera que se venció esperando el centro raso. El carrilero del Milan, lesionado, tuvo que ceder el testigo a Giovanni González, cuya entrada iba a desplazar a Martín Cáceres al lado izquierdo de la zaga.

Luis Suárez Focus
Luis Suárez empató el gol inicial de Miyoshi desde el punto de penalty. Foto: Focus Images Ltd.

Doble revés para Uruguay. El primer golpe lo iba a subsanar gracias a la ayuda del VAR, que revisó una acción sobre Cavani para señalar penalti y amonestar a Naomichi Ueda. Una decisión controvertida con excesivo castigo. Suárez asumió la responsabilidad para marcar su gol 58 con la celeste, convirtiéndose en el tercer jugador charrúa que anota en cuatro partidos seguidos de Copa América (2 en 2011 y 2 en 2019). Espoleada por el empate, Uruguay trataba de aprovechar la inercia para hacerse con el mando del partido aunque sin la clarividencia suficiente. A base de impulsos, Cavani y Giménez obligaron a intervenir a un Kawashima muy seguro.

El paso por el vestuario sentó bien a Japón, que continuaba marcando un ritmo alto de partido al que Uruguay no llegaba, presionando ordenadamente en campo rival y provocando las dudas en la cobertura celeste. Con una ruleta en el lateral del área, Nakajima reclamaría penalti al intentar librarse de dos defensores. El árbitro entendió que exageró la caída aunque existiera contacto de Giovanni González. Sólo las disputas individuales de Cavani -errático en la definición- oxigenaban a su combinado en ataque aunque la insistencia con mayor criterio de Japón alteraría otra vez el marcador.

Tras un centro lateral, Muslera volvió a dar muestras de su clásica inseguridad en el juego aéreo y Koji Miyoshi lo aprovechó para sumarse a Suárez, Zapata, Coutinho y Vargas en la lista de máximos goleadores de esta Copa América. Uruguay se veía superada por la selección olímpica de Japón y obligaba a Tabárez a mover ficha dando entrada a De Arrascaeta en busca de desequilibrio individual en ataque. Un cambio de efecto inmediato que desataría otro aluvión de remates hacia Kawashima. Hasta que en un saque de esquina ejecutado por Lodeiro, Giménez se anticipó a la defensa para establecer el empate. El defensa del Atlético alcanzó los 8 goles con Uruguay, todos ellos de cabeza.

Desde ese momento, la Celeste se volcó por empeño en campo rival buscando el gol de la victoria, topándose incluso con el larguero a remate de Suárez. No obstante, el ejercicio de resistencia de Japón fue brillante, sustentado por el oficio durante todo el partido de Ko Itakura. El joven mediocentro japonés de 22 años, propiedad del Manchester City, estrenó internacionalidad absoluta dominando la medular tanto en la distribución como en la contención. Fue uno de los artífices de que Uruguay desprendiera una llamativa sensación de vulnerabilidad. A remolque, frustrada. De principio a fin. En un duelo trepidante que seguramente acabó en el mejor partido, o al menos, el más divertido de lo que llevamos de Copa América 2019.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Cuanto más avanzaba el partido más pensaba que al final ganaría Uruguay, y que la inocencia nipona le pasaría factura, pero está vez se quedó en empate. Me gustó Japón, juega con alegría y a un alto ritmo, aunque no me da la sensación de seguridad de otras selecciones y de saber manejar los partidos, cómo ya le pasó ante Bélgica en el mundial ( aunque la convocatoria difiera mucho), pero si mejoran eso seguirán dando que hablar, no sé qué pensáis. Saludos

Que la selección olimpica de Japón domine a la mejor selección de Sudamérica actualmente nos refleja el bajo nivel que tenemos hoy día por estos lados..

Deja un comentario

*