Cuatro claves de los cuartos de la Copa América

Argentina ganó gracias a la inspiración de Messi.
Picture by Andrew Tobin/Focus Images Ltd

Paraguay y Perú protagonizan el mejor partido de la Copa América hasta ahora

Seis goles. Dos tarjetas rojas. Un gol en el último minuto. Tanda de penaltis. El partido entre Perú y Paraguay tuvo todo esto. Los de Eduardo Berizzo se adelantaron en el marcador por medio de Gustavo Gómez, pero los peruanos no tardaron en reaccionar: con una magnífica contribución de André Carrillo, brilló Gianluca Lapadula, que marcó un doblete en la primera parte y provocó la expulsión del capitán paraguayo justo antes del descanso. El turinés ha conseguido una hazaña: hacer que los aficionados peruanos se olviden de Paolo Guerrero.

La expulsión de Gómez hacía esperar una segunda parte más relajada para los peruanos, que podrían buscar administrar la ventaja con un hombre más. Pero Paraguay volvió a la carga tras el descanso; atacaba y era mejor. Los peruanos sólo se defendían. En el minuto 53, tras un córner, Junior Alonso marcó el empate para la Albirroja. Eso fue todo lo que necesitó Perú para despertar. Los peruanos comenzaron entonces a atacar y a generar peligro a la portería de Antony Silva. A falta de diez minutos para el final, Yoshimar Yotún realizó un disparo desde fuera del área que rebotó en Robert Rojas y entró en la portería. El partido parecía sentenciado, pero en cinco minutos todo cambió. En el minuto 83, Carrillo recibió una segunda tarjeta amarilla por una falta sobre Piris da Motta y abandonó el campo indignado, sabiendo que se quedaría fuera de la semifinal. En el minuto 88, sin embargo, los paraguayos se levantaron de nuevo y Gabriel Ávalos marcó 3-3, prácticamente asegurando la definición por penaltis.

André Carrillo participó de los tres goles de Perú y terminó el partido expulsado. Foto: Daniel Chesterton/Focus Images Ltd
André Carrillo participó de los tres goles de Perú y terminó el partido expulsado. Foto: Daniel Chesterton/Focus Images Ltd

En la tanda de penaltis, Antony Silva detuvo los lanzamientos de Santiago Ormeño y Christian Cueva, pero eso no fue suficiente; Héctor Martínez y Braian Samudio fallaron sus lanzamientos y Pedro Gallese detuvo el de Alberto Espínola.

Ricardo Gareca continúa con su impresionante desempeño al frente de la selección peruana: llegó a la semifinal de la Copa América en 2015, a los cuartos de final en 2016, fue al Mundial de Rusia en 2018 y llegó a la final de la Copa América en 2019. Encomiable.

Paquetá decide y Chile decepciona

Tite continuó con su tendencia a cambiar el equipo tácticamente y para los cuartos de final alineó a la Seleção en un 4-4-2, con Gabriel Jesús abierto en la derecha y Richarlison abierto en la izquierda; en la delantera, Neymar y Roberto Firmino. Martín Lasarte, por su parte, repitió un dibujo que ya había utilizado en esta Copa América, ante Uruguay: un 3-5-2; la única diferencia es que, en el partido ante la Celeste, el compañero de ataque de Eduardo Vargas fue Ben Brereton, y esta vez el titular fue Alexis Sánchez, que debutaba en la competición.

Gabriel Jesus fue expulsado contra Chile y no jugará contra Perú. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd
Gabriel Jesus fue expulsado contra Chile y no jugará contra Perú. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd

Chile comenzó bien el encuentro, presionando a Brasil y teniendo más el balón. Tuvo, de hecho, una gran ocasión con Vargas, pero estaba atento Ederson. La Seleção fue entrando poco a poco en el partido y la mejor ocasión que tuvo la falló Firmino. En el descanso, Lasarte quitó a Sánchez, muy apagado, y puso a Brereton, y Tite también hizo cambios y sacó al delantero del Liverpool por Lucas Paquetá. Con menos de un minuto en el campo, Paquetá recibió un pase de Neymar en el área y disparó con la derecha para abrir el marcador. Sin embargo, la euforia brasileña duró poco. Dos minutos después, Gabriel Jesús le dio un golpe de Kung Fu a Eugenio Mena y fue expulsado. La sensación era que Chile iría a por todas y que Brasil sufriría durante el resto del partido, pero no ocurrió nada de eso. Los chilenos no consiguieron mantener el balón y crear ocasiones, mientras que Brasil se defendió con tranquilidad e incluso amenazó a Chile en algunos contraataques. Además del gol bien anulado por el VAR, la única ocasión real de la Roja la tuvo Brereton, que remató de cabeza en el larguero. Lasarte introdujo a Diego Valencia, Carlos Palacios y Jean Meneses, pero los delanteros apenas crearon. El partido terminó sin la tradicional presión del equipo que tiene uno más y necesita desesperadamente el resultado.

¿Ha llegado el fin de la generación de oro de Chile?

Ospina brilla y Colombia pasa a semifinales

Para el partido contra Colombia, Óscar Tabárez dispuso a la Celeste en un 4-3-1-2, con Nahitan Nández en el lateral derecho y De Arrascaeta por detrás de Edinson Cavani y Luis Suárez. Reinaldo Rueda, por su parte, mantuvo su tradicional formación 4-4-2, pero sorprendió al colocar a Rafael Santos Borré en la banda derecha. Con la suspensión de Juan Cuadrado, el seleccionador colombiano dejó a Edwin Cardona en el banquillo y optó por Luis Díaz en la izquierda. En el doble pivote Gustavo Cuellar acompañó a Wilmar Barrios.

El primer tiempo no tuvo grandes emociones, fue un partido muy estudiado. Sin embargo, en la segunda parte, la situación fue diferente. Conscientes de que un empate llevaría a la definición por penales al ganador, tanto Uruguay como Colombia salieron a buscar el gol. A los pocos minutos, Diego Godín evitó el gol colombiano y David Ospina el uruguayo. A lo largo de la segunda parte, sin embargo, el partido volvería poco a poco a enfriarse y, a pesar de los cambios realizados por ambos seleccionadores, el empate parecía inevitable. Y fue lo que ocurrió.

David Ospina fue el héroe de la clasificación de Colombia. Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd
David Ospina fue el héroe de la clasificación de Colombia. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd

En la tanda de penaltis, resplandeció la estrella del guardameta colombiano. Todos sus compatriotas convirtieron sus lanzamientos, y Ospina detuvo primero el penalti de José Giménez y luego el de Matías Viña, que abandonó el campo bañado en lágrimas. Uruguay no llega a las semifinales de la Copa América desde 2011, cuando ganó su último título. Los Cafeteros, por su parte, no llegan a una final desde 2001, cuando fueron campeones en su país. Para llegar a la final 20 años después, tendrán que superar a Argentina.

Argentina golea a Ecuador y sigue soñando

La Albiceleste no tuvo grandes dificultades para superar al equipo ecuatoriano; dominó el partido -sobre todo en el primer tiempo-, con un inspiradísimo Lionel Messi, que participó en todos los goles de la victoria por 3-0.

Eso sí, el “10” desperdició su primera ocasión del partido, que fue muy clara. Tras un error de Carlos Gruezo, Messi arrancó en velocidad y, solo, disparó al poste. Pero en el primer tiempo la defensa ecuatoriana cometió otro error: Hernán Galíndez se equivocó al salir de su portería y chocó con Nico González, el balón le cayó a Messi, que tocó a Rodrigo De Paul para abrir el marcador. En el segundo tiempo otro error en la defensa de la Tri: el prometedor central Piero Hincapié falló en la salida; Ángel Di María lo aprovechó y tocó el balón para Messi, que encontró a Lautaro Martínez, quien sólo tuvo que enviar el balón a la red. En el tiempo añadido, Di María recibió un balón largo y condujo a toda velocidad, pero Hincapié, que no tuvo la mejor noche de su breve carrera, agarró al media punta argentino. Wilson Pereira Sampaio inicialmente concedió el penal y la tarjeta amarilla al defensor, pero tras revisar el VAR, vio que la falta fue fuera del área y entonces expulsó al joven de Talleres. El árbitro no pitó el penalti, pero desde esa distancia, para Messi, fue como si lo fuera. El “10” lanzó la falta con maestría y marcó el tercero de Argentina, llegando a cuatro goles y cuatro asistencias en cinco partidos de la Copa América.

Di María fue importante en la victoria de Argentina. Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd
Di María fue importante en la victoria de Argentina. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Argentina, que no gana un título desde 1993, está a dos partidos de la conquista de la Copa. Es la gran oportunidad -tras las finales de 2014, 2015 y 2016- de Messi para conseguir su primer título con la selección.

Ecuador queda, de nuevo, eliminado de la Copa América sin conseguir ninguna victoria ante un rival de la Conmebol. Desde su última victoria contra Venezuela en 2001, la Tri sólo ha ganado dos partidos: contra México en 2015 y contra Haití en 2016.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto: Andrew Tobin/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Muchas gracias por el seguimiento de la Copa America.

Una pregunta, ¿cual es la razón para que no haya prórrogas en la Copa America?
Es una cosa que me ha sorprendido

Deja un comentario

*