Dos nombres para la esperanza australiana

Tomas Rogic of Australia and Shkodran Mustafi of Germany during the 2017 FIFA Confederations Cup match at Fisht Stadium, Sochi
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
19/06/2017
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-170619-0217.jpg

Entre los aspirantes a ganar la Copa Asia, el vigente campeón ha sido el equipo menos convincente de la primera fase. De hecho, los Socceroos han terminado segundos en su grupo, por detrás de Jordania, que les derrotó en la primera jornada del campeonato. Australia no pudo ganar al elenco jordano en el estreno, ganó con mayor comodidad a Palestina (3-0) en la segunda fecha y sufrió para derrotar a Siria en el cierre del grupo (3-2), en un encuentro que se inclinó en el tiempo de descuento con un zapatazo de Rogic desde la frontal cuando Siria buscaba de forma desesperada un tercer gol que asegurara su presencia en las rondas eliminatorias.

Más allá de lamentar las sensibles bajas del conjunto australiano (Jedinak, Cahill, Arzani o Mooy), aspecto ya tratado anteriormente, quizás es turno de centrarse en los futbolistas que mejores sensaciones han transmitido en un equipo que busca nuevos líderes. A falta de un juego más coral y ágil que permita desordenar a los rivales que esperan atrás, algunos de sus jugadores de tres cuartos al menos se han mostrado resolutivos en los dos últimos choques ante Palestina y Siria. Por un lado, la gran aparición de los Socceroos en la Copa Asia: el extremo del Midtjylland Awer Mabil. Este atacante de ascendencia sursudanesa, nacido en Kenia y criado en Australia aporta profundidad y desequilibrio en el último tercio. Es directo, agrede a la espalda de la defensa rival, se atreve a disparar con ambas piernas y en ocasiones ha dejado asociaciones bastante precisas en espacios reducidos, una faceta en la que a priori brilla menos. Por otro lado, le acompaña en la mediapunta Tom Rogic, centrocampista del Celtic. Rogic ya es un jugador asentado en los Socceroos y ya fue una pieza relevante en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia, pero ante la falta de algunos puntales está reclamando mayor atención. Quizás no es el mediapunta más participativo en la elaboración de las jugadas, pero sí es un futbolista determinante cuando interviene cerca de la frontal del área. Sobre todo gracias a su prodigioso golpeo con la pierna izquierda, fuente de asistencias y goles. Así, por ejemplo, sirvió un balón perfecto para Maclaren para abrir la lata ante Palestina y anotó el 3-2 definitivo ante Siria. Si se le deja espacio para armar la zurda, Rogic no perdona.

Tom Rogic of Australia and James Rodriguez battle for the ball during the International Friendly match at Craven Cottage, London Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858 27/03/2018
Tom Rogic es un futbolista determinante cuando recibe cerca del área rival. Foto: Focus Images Ltd.

La segunda posición del Grupo B depara un camino complicado a la selección australiana, que se medirá a Uzbekistán o Japón en octavos de final y vislumbra un potencial enfrentamiento ante el anfitrión, Emiratos Árabes Unidos, si accede a cuartos. Para seguir progresando en la defensa del título conseguido cuatro años atrás deberá mejorar en otras facetas del juego. Australia se ha atascado a menudo sacando la pelota desde atrás, ha perdido la posesión en zonas comprometidas, sufre cuando le sorprenden al contragolpe y ante Siria lo pasó mal defendiendo centros laterales. Ha sido más dañino en ataque con la introducción del profundo Rhyan Grant en el lateral derecho, pero el colectivo socceroo necesitará conectar con mayor asiduidad con sus futbolistas más determinantes en tres cuartos si quiere postularse como aspirante a repetir los éxitos del pasado. No lo tendrán nada fácil.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

¿Que ha pasado con los mejores terceros de la copa Asia?

He visto un par de webs que dan el pase a Vietnam y no a Líbano. Empatan a todo, pero el segundo tiene mejor ranking FIFA ¿no es ese el criterio?

Deja un comentario

*