Japón-Catar: la revelación desafía a la selección más laureada

Yoshida. Foto: Focus Images Ltd.

El equipo con más Copas de Asia contra una selección que hasta 2019 nunca había disputado las semifinales del torneo continental. Un país que ha participado en los últimos seis Mundiales contra uno que se estrenará en 2022 como anfitrión. Un combinado nacional con futbolistas consolidados en el fútbol europeo y promesas emergentes que asoman en el viejo continente contra otro formado por 22 jugadores menores de 30 años repleto de piezas sin apenas experiencias en torneos internacionales de primer nivel. Japón y Catar representan realidades opuestas en el fútbol asiático. Dos selecciones antagónicas, con perfiles de futbolistas incluso opuestos, pero que competirán este viernes por alzar la Copa Asia en una final inédita. El broche final a un torneo que ha ido a más con el paso de las eliminatorias y en el que han sobrevivido las dos selecciones más equilibradas. Lo que hace un mes podía parecer un duelo desigual entre una potencia del continente y un país emergente en el fútbol asiático ya no es un enfrentamiento tan descompensado.

Catar se ha ganado un nuevo estatus en el fútbol de su continente a raíz de su extraordinaria actuación en la Copa Asia. Deberá consagrarlo en futuros torneos previos al Mundial de 2022 -empezando por la Copa América 2019, a la que acude como país invitado precisamente junto a Japón-, pero ha aprovechado la oportunidad para gritarle al planeta que se está preparando para su momento. Que ha trazado un plan de largo recorrido, que lleva incubando desde hace varios años, y que empieza a dar sus frutos. Ha acudido a la Copa Asia con una plantilla extraordinariamente joven, pero que lleva mucho tiempo trabajando junta. En 2014, con un tal Félix Sánchez Bas en el banquillo, Catar conquistó la Copa Asia sub-19 con una plantilla que contaba con siete piezas convocadas para el torneo celebrado este año en Emiratos Árabes Unidos. Un año después, con el técnico catalán también al mando, perdió los tres partidos del Mundial sub-20 con un elenco al que se sumaron Madibo y Al Rawi, otros dos jugadores fundamentales en la Catar que ha alcanzado la final de este viernes. Una base joven, que ha ido creciendo a base de aciertos y errores, en un proceso tutelado por Félix Sánchez, que también dirigió a gran parte de su actual plantilla en los Asiáticos sub-23 de 2016 y 2018, en los que Catar alcanzó las semifinales. Desde 2017, es Sánchez quien se encarga de la selección absoluta.

Catar se estrena en una semifinal de la Copa Asia. Foto: MarcadorInt.
Catar afronta el partido más importante de su historia futbolística. Foto: MarcadorInt.

El profundo conocimiento de su plantilla ha reforzado las sinergias y automatismos de Catar, que se ha plantado en la final de la Copa Asia ganando todos los partidos y sin encajar ningún gol. Aunque ha perdido por sanción a varios jugadores en partidos importantes, Catar ha ido superando los obstáculos que se encontrado en base al manejo de varios registros de juego. Cuando le tocó llevar la iniciativa en la fase de grupos -o en la semifinal-, demostró que tiene mecanismos para sacar la pelota jugada desde atrás. Salman y Al Rawi tratan bien el balón y pueden asumir ciertas responsabilidades en esta faceta junto al lateral zurdo Abdelkarim Hassan, muy profundo por el sector izquierdo. Por otro lado, el golpeo de Al Rawi en los tiros libres directos también le ha permitido abrir la lata en dos ocasiones en las que Catar corría el riesgo de atascarse. En partidos más exigentes, ante rivales que disputaron el último Mundial como Arabia Saudí o Corea del Sur, Catar optó por una aproximación más conservadora, con una línea de tres centrales y dos carrileros en un sistema que le permitía defender con muchos efectivos por dentro y a la vez descolgar a Almoez Ali y Akram Afif en punta para desplegarse al contragolpe. Esta versión de Catar la vimos también en el segundo tiempo de la semifinal, cuando Emiratos Árabes Unidos apretó en busca de un gol que le metiera de nuevo en la eliminatoria, y seguramente se repita ante un rival del potencial de Japón.

Así pues, Japón deberá jugar un muy buen partido para derribar el sistema catarí. Por un lado, deberá mover la pelota con fluidez para encontrar espacios por dentro ante un rival que acumula muchos efectivos y que además cuenta con centrales bastante rápidos en la corrección como Salman y Al Rawi. Por otro lado, el fondo físico de Madibo en la medular le permite llegar a casi todas las ayudas en la frontal del área. En ese rol ha sido un jugador dominante en la Copa Asia, aunque las combinaciones vertiginosas de Osako, Minamino, Doan y Shibasaki podrían rebasar la última línea del equipo de Félix Sánchez. Si Japón lleva la iniciativa, que sería lo más previsible, también puede encontrar espacio por las bandas. Sakai y Nagatomo pueden proyectarse en ataque e intentar generar dudas a la defensa catarí con centros laterales en busca de Osako, pues el portero Al Sheeb es un guardameta algo irregular a la hora de descolgar envíos desde las bandas. Es una de las potenciales debilidades de Catar, que también cuenta con dos puñales para correr al espacio como Afif y Almoez Ali. Ambos se entienden muy bien y supondrán una doble amenaza para la pareja de centrales más solvente de la Copa Asia, la que forman Tomiyasu y Yoshida en el corazón de la zaga nipona.

Maya Yoshida. Foto: Focus Images Ltd.
Maya Yoshida es uno de los jugadores más experimentados de la selección de Japón. Foto: Focus Images Ltd.

Al contrario de lo que se podría pensar cuando uno ve a Japón competir en los Mundiales o Copas Confederaciones, donde la falta de contundencia en las áreas le condena en muchas ocasiones, la selección japonesa es un equipo dominante en las instancias decisivas de la Copa Asia. Es el equipo más laureado, con cuatro títulos, y un registro prácticamente inmaculado en las rondas finales. Solo ha perdido una semifinal en toda su historia (2007) y siempre que ha disputado una final la ha ganado. Cuando llega el momento decisivo, no suele fallar. En esta edición de la Copa Asia, Moriyasu -campeón en 1992 en su etapa como jugador y candidato a convertirse en el primer técnico nipón que gana la competición- ha construido un equipo firme y coherente al que en ocasiones le ha faltado un punto extra de creatividad en ataque pero que se ha mostrado notablemente solvente en todas sus facetas. A la ya mencionada pareja de centrales hay que añadir el óptimo nivel de los laterales, rigurosos en sus obligaciones, y el desequilibrio de Ritsu Doan desde el perfil derecho del ataque nipón. El mediapunta del Groningen está aprovechando su primer escaparate con la selección absoluta para dar muestras de su calidad y es el principal generador de ocasiones en un equipo que necesita de la puntualidad de Yuya Osako para intimidar en el área contraria. El delantero del Werder Bremen se ha perdido varios partidos de la Copa Asia a raíz de unos problemas físicos, pero a pesar de ello su bagaje anotador en el torneo (4 dianas, una cada 50 minutos) es extraordinario.

“Creo que lo que ha mejorado en nuestro equipo es que los jugadores ahora pueden leer el partido y juegan bien como una unidad”. Hajime Moriyasu, seleccionador de Japón.

Japón partirá como favorita por historia, calidad y bagaje de su plantilla, pero deberá demostrar su superioridad sobre el césped. La trayectoria de Catar a lo largo de la Copa Asia es impoluta y está por ver quién puede perforar la meta de Al Sheeb. Ni Arabia Saudí, ni Irak, ni Corea del Sur ni el anfitrión, Emiratos Árabes Unidos, lo lograron. Cuanto más tiempo se extienda la racha actual de 540 minutos de imbatibilidad, mayor será la presión para Japón y mayores serán las opciones de Catar de poner la guinda a un torneo memorable con el título. Este viernes, el fútbol catarí afrontará el partido más importante de su historia.

“Creo que lo más importante para mañana es mantener la calma. Todo el mundo estará emocionado, pero mantener la calma es crucial. Todos tenemos que ser pacientes y poner en práctica lo que nos diga el entrenador. Tenemos que estar muy concentrados y ser muy pacientes. Ahora tenemos la oportunidad de hacer historia en el fútbol de Catar”. Al Haydos, capitán de Catar.

Alineaciones probables: Japón-Catar, viernes 1 de febrero a las 15:00h

Catar vs Japon - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*