Doan abre la puerta a semifinales

Japón. Foto: Focus Images Ltd.

No podía ser otro. Ritsu Doan volvió a aparecer en el último tercio para firmar una jugada decisiva y clasificar a la selección japonesa para las semifinales de la Copa Asia. El mediapunta del Groningen es el futbolista más creativo del elenco nipón y está aprovechando el escaparate del torneo continental asiático para demostrar que está preparado para asumir retos mayores que un club que pelea por la permanencia en la Eredivisie. En un partido cerrado, de pocas ocasiones, con un rival que defendió con una línea de cinco zagueros y otra de cuatro centrocampistas, fue la calidad de Doan en espacios reducidos la que marcó la diferencia. Una vez Japón no pudo abrir la lata a balón parado -así generó sus dos mejores ocasiones en el primer tiempo-, emergió Doan para asociarse por el carril central y provocar un penalty que él mismo transformó. Fue la única forma para batir a una más que digna selección de Vietnam, que igualó la mejor actuación de su historia en la Copa Asia y se despidió del torneo con la cabeza alta.

Vietnam 0
Japón 1 (Doan 57′)

Vietnam vs Japon - Euro 2016 - Football tactics and formations

Porque Vietnam plantó cara a Japón, le compitió el partido, se pudo adelantar en el marcador e incluso amagó con provocar la prórroga en la recta final. El conjunto vietnamita es un equipo alegre y atrevido, descarado, formado por jugadores eminentemente jóvenes. Ha acudido a la Copa Asia con una plantilla en la que su pieza más veterana tiene 29 años y ante Japón alineó un once con un solo futbolista mayor de 26 años. Con un elenco tan tierno, Vietnam disimuló la inexperiencia con cierto rigor defensivo. Una línea de cinco zagueros, cuatro centrocampistas y un delantero, Nguyen Cong Phuong, que debía buscarse la vida en solitario arriba en la mayoría de ocasiones. No obstante, cuando el rival baja la guardia y le cede la iniciativa se puede llevar un susto. Sin ser un equipo particularmente incisivo, acumula centrocampistas de buen pie, con capacidad para retener la posesión y asociarse en corto. Y, sobre todo, con un abanico bastante amplio de jugadores que pueden disparar desde lejos.

Vietnam esgrimió esas armas en la primera media hora de juego. Vio que Japón no era tan superior como se podía presumir sobre el papel y fue creciendo con el avance de los minutos, cuando los mediapuntas Phan Van Duc y Nguyen Quang Hai aparecieron por el carril central y se asociaron con Nguyen Cong Phuong. Fueron los mejores minutos del elenco vietnamita, que dispuso de una ocasión clarísima para adelantarse después de que Gonda le cediera un balón muy comprometido a Yoshida y el central del Southampton lo perdiera dentro del área con un control tan arriesgado como defectuoso. Gonda enmendó su error con una parada clave y Japón empezó a crecer. Llegó poco, pero cuando lo hizo en jugadas a balón parado exhibió el poderío aéreo de sus dos centrales: a Yoshida le anularon un gol porque se ayudó de la mano en el remate y Tomiyasu obligó a Dang Van Lam a lucirse para posponer el primer tanto nipón. No solo Japón amenaza en las jugadas de estrategia gracias a la fortaleza de sus zagueros, sino que tampoco ha encajado ningún gol en la Copa Asia desde que Tomiyasu y Yoshida comparten espacio en el eje de la zaga.

Yoshida. Foto: Focus Images Ltd.
A Yoshida le anularon un gol en la primera parte. Foto: Focus Images Ltd.

Las buenas intenciones de Vietnam quedaron en eso, en buenas intenciones, con el paso de los minutos. Después del desgaste de una prórroga y posterior tanda de penaltis en el duelo de octavos, el equipo más modesto fue reculando y cediendo metros a medida que su combustible se agotaba. Cada vez defendía más cerca de su portería y le costaba más desplegarse en ataque para ganar aire. Con Tomiyasu y Yoshida bastante firmes a la hora de repeler cualquier balón largo, Japón se asentó en campo rival y empezó a generar peligro con los centros de Hiroki Sakai y la participación de Doan y Haraguchi por dentro. Cayeron las mejores oportunidades del partido y Dang Van Lam intervino en varias ocasiones para demostrar que se trata de un guardameta competente. Su historia, además, no es la habitual en una selección como la vietnamita: su portero nació en Moscú, país de su madre, y atesora una envergadura llamativa entre los arqueros del sudeste asiático. Ante Japón firmó una buena actuación, orientando los despejes hacia fuera para no conceder segundas oportunidades, haciendo valer su altura en varios centros laterales y blocando balones comprometidos que mantuvieron a Vietnam con vida hasta el final. No pudo detener el penalty de Doan -aunque no anduvo lejos-, pero sí brindó a su equipo una oportunidad para intentar la hazaña en el último cuarto de hora. Japón no lo permitió, pues gestionó la posesión con atino con el marcador a favor para controlar el tempo del encuentro. No brilla como en otros campeonatos, pero Japón se ha mostrado solvente a partir de la segunda jornada de la Copa Asia. Y especialmente solvente en ambas áreas, sobre todo en la propia con el buen rendimiento de su pareja de centrales.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Técnicamente la mejor clasificación de la historia de Vietnam fue el cuarto puesto en la dos primeras Copas de Asia. Lo hizo como Vietnam del Sur que se considera, deportivamente, la antecesora de Vietnam. Según FIFA Vietnam del Sur y Vietnam son lo mismo con distinto nombre por lo que 1956 y 1960 sigue siendo su mejor registro en la Copa de Asia

Apuntado queda. Que ahora no recuerdo si en los alicientes del fin de semana o el día que se clasificaron para cuartos (en conclusiones del lunes) sí incluí el matiz de “desde la unificación”, que para mí es más representativo (por el país y por el formato del torneo hasta 1972, pues es bastante difícil de equiparar en las comparaciones). ¡Gracias por el matiz!

Hola Tomás,

¿No te parece más peligrosa esta Japón que no tiene que jugar bien para avanzar rondas que otras generaciones anteriores con un fútbol más asociativo?

Me gusta el salto de calidad que ha pegado la defensa con Tomiyasu, que además es un recurso muy importante en el balón parado ofensivo, pero no sé si le bastará con lo que tiene arriba.

Deja un comentario

*