El Valencia cumple en Las Gaunas

Logroñés Valencia Las Gaunas

El vigente campeón de la Copa del Rey empezó la defensa del título con éxito en Las Gaunas. El Valencia puso final sueño copero de la Unión Deportiva Logroñés en un encuentro competido, bastante equilibrado, que no logró sentenciar a pesar de disponer de un buen puñado de ocasiones de gol para liquidar la contienda y ahorrarse unos minutos finales de sufrimiento. El cuadro blanquirrojo plantó cara y cayó con la cabeza alta, demostrando por qué lidera su grupo en la Segunda División B y aspira a devolver el fútbol de la categoría de plata a la capital de la Rioja tras un puñado de intentos fallidos en el play-off en cursos anteriores.

En una nocha en la que varios de los favoritos sufrieron y se produjeron resultados de fútbol sorprendentes como el triunfo del Tenerife ante el Real Valladolid, el Valencia saltó al césped decidido a resolver la eliminatoria por la vía rápida. Nada más empezar Parejo ya celebró un gol en un servicio de falta lejano que se envenenó pero que acabó anulado por fuera de juego de un potencial rematador y pronto Ferran Torres sirvió un centro fabuloso desde la banda derecha que terminó en el 0-1 de Maxi Gómez. El punta charrúa cabeceó al fondo de la red el envío del canterano valencianista, uno de los futbolistas más incisivos en los primeros compases de fútbol. La presencia en el centro del campo de Dani Parejo -sancionado para el partido del próximo fin de semana ante el Barcelona- dotó de serenidad a la circulación de balón del Valencia, aunque con el paso de los minutos el juego visitante se espesó. La UD Logroñés cerró mejor los pasillos interiores y forzó algunas pérdidas de Kangin Lee y Carlos Soler, los dos futbolistas que peor calibraron los riesgos que asumían con la posesión en el carril central.

Valencia vs UD Logrones - Football tactics and formations

Los mejores minutos del Valencia se saldaron con dos oportunidades para ampliar la diferencia. En la primera, Olaetxea salvó bajo palos un gran disparo de Kangin Lee. Poco después el propio Olatxea volvió a evitar que un remate a la salida de un córner terminara en el fondo de la red. El alivio de saberse todavía vivos tras el tramo de temporal reanimó a la UD Logroñés, que se desmelenó al ritmo de Víctor Socorro. El atacante blanquirrojo, cedido por el Real Valladolid, jugó con criterio entre líneas y aportó pausa cuando su equipo necesitaba tiempo para desplegarse y asentarse en campo contrario. Sus toques, precisos y certeros, activaron a otras piezas. David empezó a provocar segundas jugadas que permitieron ganar metros al cuadro riojano y también Ñoño empezó a desbordar con mayor asiduidad en la banda izquierda. El extremo andaluz retó a Thierry Correia y destapó una de las potenciales debilidades del cuadro valencianista, frágil en ese sector de la derecha. Ferran Torres no siempre llegaba a tiempo para socorrer al lateral portugués, expuesto en situaciones de uno contra uno ante Ñoño. Cuando le desafió, le desbordó con relativa facilidad.

Así se gestó, de hecho, la mejor ocasión del primer tiempo. La UD Logroñés forzó una falta en le sector de Thierry Correia y Ñoño la ejecutó con fuerza y tensión. El centro-chut del extremo blanquirrojose envenenó con un ligero toque de Mangala que escupió de vuelta el larguero. Era la culminación de la mejor fase de juego de la UD Logroñés, a quien el pitido del descanso sorprendió en el momento más inoportuno: justo cuando más dominaban, cuando habían encerrado al Valencia en su mitad de campo y arrancaba el goteo de aproximaciones de verdadero peligro. Sin embargo, la segunda mitad empezó con la misma dinámica con la que terminó la primera. La UD Logroñés atacó con descaro, creyendo posible la opción de empatar. Pronto gozó de un córner botado al primer palo que desembocó en un remate peligroso. Un par de minutos más tarde, David se abrió hueco con un buen recorte dentro del área, pero su disparo acabó despejado por Diakhaby en un cruce providencial. El arreón se saldó con dos aproximaciones verdaderamente claras que esperanzaron a los 11.152 espectadores que acudieron a Las Gaunas, aunque no bastaron para doblegar a la defensa ché.

Logroñés Valencia Las Gaunas
11.152 espectadores vieron el UD Logroñés-Valencia en Las Gaunas.

El Valencia esperó su momento para volver a intimidar el arco defendido por Pablo Fid y encontró más facilidades cuando la fatiga hizo mella en las piernas de los futbolistas locales. Las distancias a abarcar se convirtieron en más amplias para el elenco riojano, que también asumió algunos riesgos en la salida de balón incluso cuando el Valencia procuró presionar más arriba. No obstante, los futbolistas de ataque no protagonizaron su noche más acertada en el remate a portería. En apenas cinco minutos, sobre la media hora de segundo tiempo, Pablo Fid le negó un gol a Carlos Soler en el uno contra uno, Maxi Gómez empaló mal una ocasión clamorosa en la frontal del área pequeña y Ferran Torres también se topó con Fid en otro uno contra uno después de un buen pase al espacio de Daniel Parejo. Incluso poco después Gameiro hizo temblar de nuevo la madera de la meta local cuando un centro del atacante francés fue desviado por un defensa blanquirrojo.

El 0-1 ofreció suspense hasta el tiempo de descuento y mantuvo viva la fe en la afición riojana, que lamentó especialmente una aparición estelar de Coquelin para interceptar un contragolpe en el que ya se cantaba un gol en el minuto 88. Ni siquiera la entrada de futbolistas más habituales en el día a día liguero como Andy, Iñaki o Ander Vitoria, el máximo artillero del equipo, bastó para que el caudal ofensivo de la UD Logroñés se acercara al de los minutos posteriores al descanso. El mejor reflejo fue la gestión valencianista del tiempo de descuento: Dani Parejo pidió la pelota, se ofreció siempre y escondió el balón hacia las zonas en las que no hubiese futbolistas vestidos de blanquirrojo. Todo un clínic de cómo administrar la posesión cuando más quema el esférico por parte del mediocentro de Coslada.

La aventura copera termina para la UD Logroñés, aunque la imagen ofrecida en el torneo del KO insufla esperanza al cuadro riojano de cara al tramo decisivo de temporada. Derrotaron al Cádiz cuando los gaditanos lideraban la Liga SmartBank a principios de enero e hicieron sufrir al Valencia en una eliminatoria en la que solo les quedará la espinita de haber concedido el gol ché demasiado pronto como para mantener el suspense propio del empate a cero ante un rival que venía tocado después de dos derrotas duras ante el Real Madrid y el Mallorca. La UD Logroñés no pudo con el Valencia, pero se demostró a sí misma que puede competir ante rivales de mayor envergadura.

El Valencia sufrió para ganar en Las Gaunas.
El Valencia sufrió para ganar en Las Gaunas.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez.

Related posts

2 comments

Muy buena crónica. Sólo comentar que se nos conoce más como blanquirrojos en vez de rojiblancos. Espero que disfrutaras del ambiente y de nuestro estadio. Saludos!

Deja un comentario

*