Los cambios de Renato impulsan a Grêmio en la final de la Libertadores

Luan marcó dos goles en Guayaquil. Foto:  Agencia de Noticias ANDES

Grêmio saldó la ida de la Copa Libertadores con una valiosa victoria que le permitirá disfrutar de espacios para contragolpear en el estadio de Lanús la próxima semana. El equipo brasileño hizo valer su fortaleza como local para sembrar una ventaja que vale su peso en oro frente a un conjunto que se defendió bien en Brasil hasta el punto de desesperar al elenco tricolor. El Granate le negó a Grêmio toda posibilidad de combinar por dentro, cerró con candado su área durante más de 80 minutos y se desplegó con cierto peligro en la primera mitad en busca de un gol como visitante que solo fue capaz de anotar en octavos en Bolivia contra The Strongest. Sin embargo, Renato Gaucho dio con la tecla adecuada con sus cambios, que inclinaron la balanza en favor del representante brasileño cuando la ida de la final parecía condenada al empate a cero.

Grêmio 1 (Cicero 83′)
Lanús 0

Gremio vs Lanus - Football tactics and formations

Lanús impuso su guion en la primera parte. El equipo argentino, tras unos minutos iniciales de tanteo y temor a cometer un error flagrante que condicionara el resto de la final, logró incomodar a Grêmio hasta el punto de que los locales no dispararon con peligro hasta el minuto 44. El elenco tricolor enlazaba posesiones algo más largas, pero siempre movía la pelota en zonas de poco peligro. Arthur se ofreció permanentemente para organizar el juego en la medular, pero en ningún momento encontró socios por delante. Luan, desaparecido, tenía que retrasar su posición hasta la línea del centro del campo para entrar en contacto con el esférico, muy lejos de su zona de influencia. Tampoco apareció Barrios, esposado por los centrales visitantes, y Jose Luis Gómez contuvo la electricidad de Fernandinho en su duelo individual en la banda. Así pues, Lanús primero minimizó las virtudes de Grêmio y poco a poco expuso sus argumentos sobre el tapete. Enlazó algunas posesiones más largas cuando se juntaron Román Martínez e Iván Marcone para pausar el ritmo del choque y amansar a un Grêmio sobreexcitado frente a su hinchada. Amenazó primero Román Martínez con un disparo duro que salvó Marcelo Grohe y luego el ex del Espanyol volvió a emerger, esta vez en un córner, para obligar a lucirse al arquero brasileño. Sin hacer demasiado, Lanús dispuso de dos oportunidades para adelantarse antes del descanso. No las aprovechó y lo acabó pagando. Gran parte de la responsabilidad recae en Grohe, que se viste de superhéroe cada vez que Grêmio lo necesita.

Grêmio dio un paso al frente en el segundo tiempo. El cuadro brasileño adelantó la presión, subió un par de marchas y ahogó a Lanús en su propia mitad de campo. El Granate apenas gozó de continuidad en la posesión para defenderse y rebajar el tempo de la contienda, y sufrió tras largas fases sin controlar el balón. El elenco tricolor negó a Lanús cualquier posibilidad de salir a la contra, anuló al cerebral Román Martínez y se instaló en la cancha contraria gracias a la mayor presencia ofensiva de sus laterales. Cortez y Edilson, inéditos en el primer tiempo, se asomaron al área rival y canalizaron los ataques de un Grêmio que a falta de lucidez por dentro encontró las soluciones por fuera. Cortez pudo adelantar a Grêmio con un zapatazo lejano que Andrada desvió al larguero y, aunque los brasileños no generaron muchas ocasiones, merodearon el área con insistencia. Es aquí donde entran en juego los cambios de Renato Portaluppi: el técnico brasileño apostó por la corpulencia de Jael para ganar presencia física en el área y Cicero Santos imprimió mayor fluidez a la circulación en la medular. Entre dos de las tres sustituciones de Grêmio armaron el gol de la victoria. Edilson colgó un balón al área, Jael lo bajó con la testa y Cicero atacó el espacio libre para superar a Andrada con un toque sutil que hizo estallar el Arena do Grêmio. Ya no pudo reaccionar Lanús, que acabó enredado en las protestas en la recta final. Si quiera ganar su primera Copa Libertadores, el Granate deberá remontar en casa como ya hizo ante San Lorenzo en cuartos y ante River Plate en la semifinal.

Foto de portada: Agencia de Noticias ANDES

Related posts

3 comments

Buen análisis. En un partido difícil, Grêmio se lleva una pequeña ventaja que puede significar mucho para la vuelta.
Un detalle, puedes corregir las referencias al equipo bicolor para tricolor, como es conocido Grêmio? Tricolor gaúcho!
Vivo cerca de Porto Alegre y disfrutamos mucho con esta victoria!!! Sigo Marcadorint hace varios años. Son los mejores!

Un poco tarde pero por fin he podido ver la ida de la final.

Me gustó bastante Lanús hasta que quedaban 15-20 minutos. En la primera parte lograron desconectar ofensivamente a Gremio y no lo hicieron replegándose descaradamente. Supieron como anular a Luan y taponaron como pudieron las líneas de pase a Arthur y cuando éste recibía, le tapaban a los posibles receptores.
Además, también cerraron bien las bandas. Muy sacrificados ambos extremos en el repliegue.
En la segunda sí replegaron mucho más, pero lo hicierln bastante bien.

Con los cambios, Renato ganó el partido. Paso a buscar mas envíos directos y ya sí logró intimidar la meta de Andrada.

Se nos viene una vuelta apasionante.

Deja un comentario

*