Épinal 23 años después

Rudi Garcia consiguió mejorar el rendimiento del OL desde su llegada. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

La última vez que el Olympique de Marsella viajó al noreste de Francia para jugar en Épinal, una pequeña ciudad de 35.000 habitantes, el único club galo que ha alzado la Champions cayó derrotado. El Épinal nunca ha alcanzado la élite del fútbol francés, sino que se ha tenido que conformar con algunas experiencias esporádicas en la Ligue 2 entre los años 70 y los 90. Precisamente en la última década del siglo XX coincidió en una ocasión con el Olympique de Marsella, que acababa de bajar a Segunda en los despachos. Como ya contó recientemente Toni Padilla, el OM contactó con algunos jugadores del Valenciennes para garantizar un partido tranquilo que le permitiera asegurar el título de liga y llegar sin lesionados a la final de la Copa de Europa de 1993. A raíz de esta situación, el OM pasó dos temporadas en la Ligue 2. En la segunda, jugó contra el Épinal y perdió.

El partido, recordado todavía hoy en Épinal, se jugó nada más arrancar la temporada. El 26 de julio de 1995, en la segunda jornada del campeonato galo, el Olympique de Marsella visitó a un conjunto recién ascendido como era el Épinal. Cayó por 2-0 gracias a los goles de Slim Rouani y Fabien Tissot, que devolvieron al OM a la realidad. El conjunto marsellés acabaría ascendiendo sin mayores dificultades, se tomaría su particular revancha en el Vélodrome (3-0) y el Épinal se salvaría por los pelos. Las peripecias del equipo canario, también conocido como Les Boutons d’Or por el amarillo de su camiseta, se interrumpieron bruscamente en 1998 con el descenso a Tercera División. Un año después, los problemas económicos enviaron al Épinal a la sexta categoría del fútbol francés.

El descenso coincidió con la retirada de Laurent Bénier, una de las piezas más veteranas del club. Con 32 años, este mediocentro defensivo que empezó y acabó su carrera deportiva en el Épinal se hizo cargo del primer equipo, al que dirigió durante once temporadas. Evidentemente se trataba de uno de los once héroes de la victoria contra el Olympique de Marsella y uno de los futbolistas que había participado en la última etapa gloriosa de la entidad. El Épinal fue recuperando su sitio en el fútbol amateur galo, a medio camino entre la cuarta y la quinta división. Sin embargo, fue su sucesor quien protagonizó la última gran hazaña del Épinal.

Cuando Laurent Bénier se cansó de dirigir al Épinal, fue reemplazado por Fabien Tissot. El autor del segundo gol contra el Olympique de Marsella aquel 26 de julio de 1995 asumió las riendas del primer equipo catorce años después de la última gran victoria del Épinal. Con Tissot, que ya había acumulado experiencia en los banquillos en otro club, el Épinal regresó a Tercera y se convirtió en una de las revelaciones de la Coupe de France 2012-13. Contra todo pronóstico, Les Boutons d’Or sorprendieron al Olympique de Lyon y eliminaron al equipo entonces dirigido por Remi Garde en la tanda de penaltis tras un partidazo que acabó en empate a tres. Luego volvieron a dar la campanada frente a otro club de la Ligue 1, el Nantes, al que también derrotaron en los lanzamientos desde los once metros. Finalmente el Lens, de la Ligue 2, apeó al Épinal en octavos. En ese equipo figuraban futbolistas que han acabado haciendo una buena carrera profesional tras su paso por el Épinal como Cheick Doukouré (actualmente en el Levante), Famara Diedhiou (delantero senegalés del Bristol City, donde recaló tras despuntar en Primera con el Angers) o Aliou Dembélé, centrocampista que ha progresado hasta consolidarse como un clásico de la Ligue 2. Protagonizaron la mejor actuación del Épinal en la Coupe de France.

Aliou Dembélé.
Aliou Dembélé ahora juega en el Niort. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Sin embargo, nadie acaparó tanta atención como el portero Olivier Robin. No es para menos cuando un guardameta ha sido decisivo en dos tandas de penaltis contra equipos de Primera. Ante el Olympique de Lyon detuvo uno de los lanzamientos del conjunto del Ródano, pero su impacto fue incluso superior frente al Nantes, al que paró dos penaltis. Olivier Robin es el único superviviente entre los titulares habituales, en una muestra de fidelidad absoluta al que es su club desde 2005. Robin cumplirá 37 años en los próximos meses y puede presumir de haber jugado con el Épinal en Tercera, Cuarta y Quinta. Ahora que el club milita en el cuarto peldaño del fútbol galo, Robin es el único que puede hablar con conocimiento de causa de la hazaña de su equipo en la Coupe de France 2012-13 junto a Theo Gazagnes, un chico que ahora tiene 26 años y que por aquel entonces desempeñaba un rol totalmente secundario. Quien tampoco sigue es Fabien Tissot, que se marchó en 2014 tras el descenso a la CFA (4ª).

Esta semana el Épinal goza de una nueva oportunidad para alcanzar los octavos de final de la Coupe de France, la misma ronda que ya saboreó hace cinco años. En el turno anterior ya eliminaron a un rival de mayor entidad como el Entente (3ª) gracias a un gol en el descuento del delantero beninés Desiré Segbé Azankpo, autor de cuatro dianas decisivas en los últimos tres compromisos coperos. El ariete africano es una de las esperanzas de Les Boutons d’Or para dar la sorpresa de nuevo e infiltrarse en la fiesta de los dieciséis mejores equipos de Francia. Para ello tendrán que superar al club con más seguidores del país: el Olympique de Marsella. Seguro que les puede dar alguno consejo de valor Xavier Collin, actual entrenador del Épinal. Collin fue el lateral derecho titular de Les Boutons d’Or ese 26 de julio de 1995. La última vez que el OM visitó Épinal.

 Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*