El Verl rompe todos los pronósticos en la DFB Pokal

sportclub_arena-verl / Ortkemper bajo licencia Creative Commons

En un pequeño rincón de la región de Renania del Norte-Westfalia, la modesta localidad de Verl sueña despierta. Disfruta de una temporada inolvidable, ya histórica nada más arrancar el mes de febrero, tanto en la liga como en la DFB Pokal. El equipo de este pueblo de 25.000 habitantes pugna por ascender a la 3. Bundesliga, categoría en la que ha militado en alguna que otra ocasión, y sobre todo vibra con el desempeño de su equipo en la competición del KO. El Verl es uno de los clubes revelación de esta edición de la DFB Pokal: eliminó al Augsburgo en la primera ronda (2-1) y volvió a dar la sorpresa cuando apeó al Holstein Kiel, en este caso de Segunda, en la tanda de penaltis. Disputa los octavos de final de la Copa por primera vez en su historia, pero el sorteo ha alimentado la esperanza de seguir progresando en el torneo. Este miércoles reciben a un debutante en la Bundesliga como el Union Berlín.

Sin apenas tradición en las categorías más altas del fútbol alemán, el Verl presume principalmente de haber sido el primer club en el que jugó el internacional teutón Arne Friedrich en el curso 1999-2000. Esa temporada el Verl protagonizó una de las mayores hazañas de su historia, pues logró eliminar a un clásico como el Borussia Mönchengladbach en la Copa alemana. En ese equipo también jugaba Roger Schmidt, conocido posteriormente por su trayectoria en el banquillo del RB Salzburgo o el Bayer Leverkusen. También pasó por esta entidad Dieter Hecking en sus primeros coletazos como entrenador, en este caso en la temporada 2000-01. Son algunos de los nombres más célebres asociados a un club que acarició el ascenso a la 2.Bundesliga en 1991 y 1995: de haberlo logrado, se habría convertido en ese momento en el pueblo más pequeño en disfrutar del fútbol profesional, honor que actualmente corresponde a Sandhausen (15.000 habitantes). Jamás ha alcanzado la categoría de plata.

Dieter Hecking, head coach of VfL Wolfsburg during the Bundesliga match at Signal Iduna Park, Dortmund Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 30/04/2016 ***UK & IRELAND ONLY*** EXPA-EIB-160430-0015.jpg
Dieter Hecking empezó a entrenar en el Verl. Foto: Focus Images Ltd.

Una de las particularidades del Verl es el apego de su presidente, Raimund Bertels, que ha desempeñado todos los roles posibles en el club. Bertels jugó en la entidad durante siete temporadas, cuando el Verl militaba en cuarta y quinta división, y también fue entrenador del filial durante otras siete campañas, entre 2001 y 2008. Posteriormente dirigió al primer equipo durante cuatro años antes de convertirse en el máximo responsable bajo la condición de presidente. Su objetivo es que el Verl se convierta en un aspirante al ascenso a Tercera, pero sin dejar de ser un club solvente a nivel económico. Una de sus principales herencias como dirigente es la remodelación del estadio, terminada en 2016. El recinto que acogerá el encuentro ante el Union Berlín puede albergar a 5.153 espectadores. “La remodelación del estadio es un paso importante para el futuro. A través de ella esperamos atraer a más espectadores. Con más espectadores podemos adquirir más patrocinadores. Y con más patrocinadores podemos construir un equipo que alcance más éxitos”, argumentó Bertels recientemente en una entrevista.

El entrenador del club, Guerino Capretti, es otro buen conocedor de la salud de la entidad. Capretti, de 37 años, también fue futbolista del Verl en su momento, aunque seguramente el conjunto de mayor renombre en el que llegó a jugar sea el Paderborn a principios de los 2000, sobre todo por la fama adquirida por el citado club en los últimos años. Metódico en sus planteamientos, Capretti ha logrado que el Verl plante cara a dos equipos de categoría superior a la vez que compite por el ascenso a 3. Bundesliga. Su discurso casa con la nueva hornada de técnicos jóvenes formados en el fútbol alemán, y a la vez es consciente de que la DFB Pokal puede convertirse en un escaparate para él mismo: “Me gustaría reducir al mínimo el azar en los partidos. Que todo salga según lo planeamos, tanto cuando tenemos la posesión como cuando es el rival quien posee el balón. Cada cual debe tener su plan de partido para que todos sepamos qué debo hacer en el campo. Siempre queremos ser el equipo activo, sea tanto con la posesión como sin ella”. Cuando eliminó al Holstein Kiel a finales de octubre, el Verl lideraba la clasificación de su grupo en la cuarta división alemana. Ahora ese lugar lo ocupa el Rödinghausen, aunque el Verl arrastra tres partidos pendientes que le podrían llevar a asaltar de nuevo la primera posición en caso de sumar el pleno de puntos.

Zlatko Janjic, atacante bosnio de 33 años, es el futbolista de mayor experiencia y renombre en la plantilla blanquinegra. En el origen de su carrera llegó a disputar 13 ratos en la Bundesliga con el Arminia Bielefeld en la temporada 2008-09. Más regularidad mostró en la categoría de plata en el propio Arminia, el Duisburgo o el Ergerbirge Aue. También probó fortuna en la primera división polaca, donde militó durante un año y medio antes de abandonar el Korona Kielce y regresar a Alemania. Primero para jugar en Tercera unos meses antes de recalar en un club tan modesto como el Verl. “Como ya ha demostrado mi calidad en ligas superiores, mi rendimiento no me sorprende. Después de una última temporada y media en la primera divisón polaca con el Korona Kielce quería estar más cerca de mi mujer, nuestra hija de 10 años y nuestro hijo de 8, que se habían quedado viviendo en Bielefeld. Las prioridades cambian con el tiempo”, confesó Janjic en una entrevista a la DFB, la Federación Alemana de Fútbol.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Janjic comparte protagonismo goleador con Aygün Yildirim, autor de 10 dianas en 19 partidos de liga. Con 24 años, es uno de los futbolistas a los que las prestaciones del Verl en el torneo copero podrían proyectar a cotas mayores. “En la Copa juegas a todo o nada. Te lo juegas todo a una carta y das lo máximo. Eso es lo que hemos hecho. Al jugar en la Regionalliga no sentimos ningún tipo de presión, no tenemos nada que perder y solo podemos ir a más”, contaba el ariete de ascendencia turca. También proyecta optimismo el capitán Julian Stöckner, que celebraba el resultado del sorteo como una oportunidad para seguir haciendo historia: “Si nos hubiésemos cruzado con el Bayern, el Dortmund o el Schalke seguramente nuestro camino habría terminado. Pero tenemos una oportunidad, no es imposible. En un buen día podemos pasar a la siguiente ronda”.

Kenny Prince Redondo of 1. FC Union Berlin celebrates scoring his side’s 1st goal during the Pre-season Friendly match at Stadium Laumeskamp, Delbruck. Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 17/07/2018
El Union Berlín es el segundo equipo de Primera al que se mide el Verl en esta edición de la DFB Pokal. Foto: Focus Images Ltd.

Con dos cadáveres de cierta entidad ya en el armario, el efecto sorpresa de las dos rondas anteriores será difícil de reproducir a pesar del benévolo sorteo. Aun así, Verl vivirá una jornada histórica, en su estadio y con su gente, un encuentro que todo el mundo recordará en la región con el mismo entusiasmo con el que ahora se rememora el paso de Arne Friedrich por la entidad o la célebre tanda de penaltis ante el Borussia Mönchengladbach en 1999. Qué sería de las Copas sin la oportunidad de generar recuerdos y experiencias perennes en aquellos lugares donde la élite solo se asoma muy de vez en cuando.

Foto de portada: Ortkemper bajo licencia Wikipedia Commons.

Related posts

3 comments

Exacto. Por eso digo que ahora le corresponde el honor de ser el equipo de un pueblo más pequeño en el fútbol profesional, aunque si hubiese subido entonces el Verl habría ostentado ese honor al menos durante un tiempo.

Responder a Víctor Manuel Payán Cancelar respuesta

*