Un día para calibrar el potencial de los cuatro favoritos

España celebra la clasificación para el Mundial sub-17.

La jornada de cuartos de final confirmó la sospecha levantada a lo largo de la primera fase del Europeo sub-17: los dos primeros clasificados del Grupo B y del Grupo D eran los equipos de mayor potencial del torneo. Las cuatro selecciones que superaron los grupos de la muerte (dejando por el camino a Inglaterra o Alemania) se impusieron en sus respectivos cruces de cuartos, aunque quienes más sufrieron fueron Italia y España, que incluso necesitó la tanda de penaltis. Este jueves se enfrentan en Dublín los cuatro equipos de mayor potencial del continente en dos duelos a priori equilibrados que permitirán evaluar mejor el nivel de sus mejores futbolistas. Los partidos de este jueves deberían llevar al límite a Holanda, España, Francia e Italia como pocas veces se ha visto hasta ahora en el Europeo.

17:30h, Países Bajos-España

España pondrá a prueba al que seguramente sea el gran favorito a alzar el Europeo el próximo domingo en un duelo que enfrenta a los dos últimos campeones del torneo. La selección dirigida por David Gordo se topa con un equipo que está jugando como los ángeles y que plantea dos de las preguntas más difíciles de responder para el combinado español en los campeonatos de categorías inferiores. Por un lado, se mide a un rival con una capacidad técnica por lo menos parecida -o incluso superior- que le puede arrebatar la iniciativa y discutir la posesión. Por otro lado, Holanda planteará una presión tan elevada como agresiva, un escenario que hasta ahora ha generado dificultades a España. Le costó aplacar el portentoso arranque de Alemania en la segunda jornada y sufrió ante Italia -con el asterisco de que cambió a su once titular más habitual- cuando buscó algo parecido en la tercera fecha.

Mohamed Taabouni.
Mohamed Taabouni es uno de los futbolistas más creativos del centro del campo de Holanda.

Calmar el partido y mover la pelota con serenidad será uno de los principales cometidos de España para acercarse a la final del Europeo sub-17. Si logra controlar el ritmo del partido, podrá esgrimir sus mejores armas. En su línea de mediapuntas posee talento para crear ocasiones e inclinar la balanza. Sea la velocidad de Yeremi Pino, la amenaza del golpeo de Germán Valera con la pierna izquierda o la imaginación de Robert Navarro en el pase y el regate en una baldosa, España puede causar problemas a Holanda si le obliga a defender cerca de su área, donde Jordi Escobar puede imponer su físico y olfato goleador. La presión neerlandesa también les puede brindar más espacios que en el choque de cuartos ante Hungría, aunque al mismo tiempo los Países Bajos han dominado la mayor parte de sus encuentros con puño de hierro. Los laterales se incorporan permanentemente, los centrales Melayro Bogarde (sobrino de Winston) y Devyne Rensch permiten plantar la línea defensiva en el centro del campo, Taabouni y Ünüvar son habilidosos en tres cuartos y el juego de espaldas de Brian Brobbey ha resultado imparable hasta la fecha. Sin sancionados, las únicas dudas del choque de cuartos residen en el estado físico de Aitor Gelardo y Kenneth Taylor tras retirarse de forma forzada en el duelo de cuartos. Todo apunta a que el centrocampista español no se recuperará a tiempo tras recibir un duro golpe en el párpado ante Hungría.

La cobertura in situ de los cuartos y semifinales del Europeo sub-17 es posible al apoyo de los mecenas del proyecto en Patreon. Puedes apuntarte aquí.

España necesitó de la tanda de penaltis para superar a Hungría en cuartos.
España necesitó de la tanda de penaltis para superar a Hungría en cuartos.

20:00h, Francia-Italia

Después de golear a la República Checa, Francia se enfrenta a uno de los rivales que más puede compreter su candidatura al título. La selección italiana ha superado tres escollos de alta dificultad hasta ahora, sobrevivió a un asedio sin cuartel ante Portugal y puede competir en el apartado físico con Francia, el conjunto más poderoso en esta faceta. El combinado galo ha ido creciendo a medida que ha avanzado el torneo, con un centro del campo cada vez más asentado formado por Agoumé, Millot y Aouchiche que se ha consolidado a raíz de los problemas físicos que ha padecido Lepenant. El poderío físico de Agoumé, Millot y la pareja de centrales -formada habitualmente por Kouassi y Matsima- le permite plantar la línea defensiva muy arriba, presionar en parcelas de terreno bastante reducidas y minar poco a poco la moral de sus adversarios. También el acierto de Aouchiche apareciendo por sorpresa en zona de remate contribuye a desesperar a los adversarios: el mediapunta francés ha marcado nueve goles en cuatro partidos y está compensando la falta de gol de su delantero, Rutter, más activo en el juego de espaldas pero menos acertado en el remate.

Aouchiche.
Aouchiche ha marcado nueve goles en los primeros cuatro partidos del Europeo sub-17.

Italia, sin embargo, afronta la semifinal con la confianza por las nubes. El subcampeón del año pasado ha ganado a Alemania, Austria, España y Portugal y confía con repetir ante Francia. En la primera ronda eliminatoria perdió a Ruggeri, expulsado por cometer una falta en la frontal en el último minuto del descuento, pero destacó la solidez de su entramado defensivo. El mediocentro Panada, los centrales Pirola y Dalle Mura y el despliegue físico de Tongya sostuvieron las acometidas de la selección lusa en los momentos de mayor sufrimiento. También sigue inspirado Sebastiano Esposito, la principal referencia ofensiva jugando entre líneas. Visto de cerca no resulta tan verosímil el dato de los 186 centímetros de altura que le otorgan algunas bases de datos, pero igualmente sabe usar su cuerpo para proteger el balón y provocar faltas, una virtud muy necesaria para dar aire a sus compañeros en los minutos de mayor sufrimiento. Esa habilidad de Esposito, unida a sus características maniobras para abrirse espacio para rematar con la derecha o con la izquierda, es el principal foco de desequilibrio en un equipo que quizás puede echar de menos algún delantero más veloz para desplegarse a la contra si Francia le empuja hacia atrás. Lo más parecido a este perfil es el único futbolista nacido en 2003 que figura en la convocatoria, Samuel Giovane, que suele participar en las segundas mitades.

Sebastiano Esposito centra todos los focos de atención en Italia.
Sebastiano Esposito centra todos los focos de atención en Italia.

13:00h, Hungría-Bélgica

Como aperitivo de las semifinales, Hungría y Bélgica pelearán por el último cupo de acceso al Mundial sub-17. Australia, Japón, Corea del Sur, Tayikistán, Camerún, Nigeria, Angola, Guinea, Canadá, Estados Unidos, México, Haití, Argentina, Chile, Ecuador, Paraguay, Nueva Zelanda, Islas Salomón, Francia, Holanda, España e Italia ya han certificado su clasificación para el torneo, al que también hay que sumar al anfitrión, Brasil. La última posición se la juegan los dos líderes de grupo que cayeron eliminados en los cuartos de final. Hungría se quedó cerca de las semifinales, pero el desgaste de la eliminatoria ante España le puede pasar factura. Tres habituales en su once titular como Ominger, Posztobanyi y Laszlo se perderán el duelo ante Bélgica por sanción tras haber visto dos cartulinas amarillas, mientras el combinado belga recupera al extremo Kalulika. El choque es de particular importancia para el cuadro magiar, que solo ha disputado el Mundial sub-17 una vez en su historia. El último precedente se remonta al año 1985. Tampoco es muy habitual ver a Bélgica en un torneo de este calibre, que puede clasificarse para el torneo por tercera vez. Eso sí, en su última participación (2015) alcanzó las semifinales. El desequilibrio de Jeremy Doku y su buen entendimiento con El Hadj en el perfil izquierdo son los principales recursos de Bélgica, a quien le ha faltado mayor contundencia en el área rival a lo largo del Europeo.

Doku no pudo brillar ante Holanda.
Doku no pudo brillar ante Holanda.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*