Italia neutraliza el poderío de Francia para repetir en la final del Europeo sub-17

esposito-celebracion-italia

Italia está hecha de un material casi indestructible. Difícil de corroer. Difícil de erosionar. La selección sub-17 de la Azzurra regresó a una final del Europeo de la categoría por segundo año consecutivo en una edición en la que se ha tenido que medir con casi todos los cocos que deparaba el torneo. Remontó el primer partido ante Alemania, goleó a España en el duelo por la tercera posición -con varios suplentes en ambos equipos-, superó a Portugal en la primera eliminatoria y remontó a Francia en el último cruce. Italia no solo miró de tú a tú al combinado galo en la faceta física, en la que el conjunto de Giuntini había resultado particularmente impactante, sino que mantuvo su fortaleza defensiva y golpeó en los momentos oportunos. Con eficacia. En instantes clave, en los momentos de mayor sufrimiento, Italia sacó a relucir una pegada envidiable. Incomparable con la de los demás equipos en el Europeo sub-17.

Francia 1 (Millot 41′)
Italia 2 (Esposito 45′, Udogie 81′)

Francia vs Italia - Football tactics and formations

Como no podía ser de otra manera, Sebastiano Esposito fue el eje alrededor del que giró todo el fútbol ofensivo de la Azzurra. La primera ocasión clara del partido, en el minuto 11, nació de sus botas. Una jugada individual del ’10’, esta vez más adelantado que en la mayoría de partidos, finalizó con un pase de la muerte despejado a duras penas por la zaga gala. Incluso en un choque en el que estuvo muy aislado en punta, Esposito se las ingenió para sacar petróleo de casi todas las acciones en las que intervino. Cayó a banda, se fajó en disputas individuales contra los defensas franceses y estiró a un equipo que replegó muy abajo en algunos tramos de la semifinal. Por su parte, Francia encontró espacios para progresar por fuera. Italia sufrió para contener las irrupciones de Pembele, que dispuso de dos de las oportunidades más claras del primer tiempo, aunque el gol se gestó en la banda opuesta. Mbuku encaró en situación de uno contra uno a Moretti, lateral derecho menos habitual en el equipo, y asistió a Millot, que definió con un toque exquisito de primeras.

Millot adelantó a Francia en la primera parte.
Millot adelantó a Francia en la primera parte.

Sin embargo, faltaba aún el detalle de genialidad de Esposito. Su momento de grandeza. Al borde del descanso, Italia provocó una falta en la frontal del área. Y en esa zona, Esposito rara vez perdona. En su parcela favorita del campo, donde una falta directa parece una ocasión tan clara como un penalty, Esposito superó la barrera con suficiencia y puso la pelota lejos del alcance de Zinga. Así marcó varios goles en las rondas previas del torneo, así marcó ante Alemania en el debut en el Europeo sub-17 y así asestó un golpe en la mandíbula a Francia cuando se dibujaba un escenario de repliegue y contragolpe que favorecía las virtudes de los futbolistas galos en la segunda mitad.

Esposito empató el partido antes del descanso con un lanzamiento de falta perfecto.
Esposito empató el partido antes del descanso con un lanzamiento de falta perfecto.

La segunda mitad de Italia en el Tallaght Stadium se pareció a los 45 minutos de sufrimiento ya vividos ante Portugal en Tolka Park. La Azzurra replegó, defendió con muchísima autoridad y repelió todas las oleadas de fútbol de Francia. La selección gala no anduvo particularmente fina en los controles y las maniobras en espacios reducidos y figuras como Aouchiche y Mbuku se fueron diluyendo presas de la desesperación para penetrar en la retaguardia transalpina, pero aún así el equipo que más veces se asomó al área contraria fue el francés. Sin embargo, en el corazón del área, Lorenzo Pirola y Christian Dalle Mura impusieron su ley. Los dos defensas se hincharon a despejar centros laterales y se transformaron en colosos a la hora de repeler cualquier disparo desde una posición mínimamente peligrosa. A su vez, Simone Panada, mediocentro del Atalanta, siempre llegaba a la ayuda defensiva más necesaria. Siempre dispuesto, siempre bien colocado, siempre atento para ordenar a sus compañeros y corregir situaciones comprometidas, Panada se multiplicó para contrarrestar los ataques de Francia y progeger a Marco Molla, un guardameta que no siempre ofrece garantías en los centros laterales.

Panada sostuvo el centro del campo de Italia en la segunda parte.
Panada sostuvo el centro del campo de Italia en la segunda parte.

Fue el propio Panada quien inició la jugada del segundo tanto de Italia con un pase de mucha calidad para la ruptura de Samuel Giovane hacie el sector izquierdo. El también futbolista del conjunto bergamasco cayó a la banda izquierda y sirvió un centro fabuloso para la irrupción de Udogie, que fusiló a Zinga para adelantar a Francia a falta de diez minutos para el final. La calidad de Esposito y la capacidad de Tongya, Udogie y Giovane para estirar a la Azzurra mediante su zancada resultaron decisivas para dar la vuelta a la eliminatoria. Tras la final perdida el año pasado, Italia dispone de la oportunidad de resarcirse y alzar su primer Europeo sub-17 desde la década de los 80.

“En este momentos sentimos alegría por la clasificación para la final. Mis jugadores siempre dan todo y nos lo hemos merecido. Mañana empezaremos a pensar en la final. Repetir este año en la final del Europeo significa que estamos trabajando bien como equipo. Como equipos juveniles. Estamos jugando bien y estamos orgullosos por los resultados. Esperamos seguir haciéndolo mejor en el futuro. En los últimos años hemos hechos grandes cambios en la federación. Ha llegado Arrigo Sacchi, Maurizio Visicidi [coordinador equipos juveniles] y eso ha sido importante. Eso nos ha ayudado a conseguir estos resultados”. Carmine Nunziata entrenador de Italia sub-17.

“Terminamos de manera negativa, pero el primer objetivo era clasificarnos para el Mundial tras caer en un grupo difícil con Inglaterra, Países Bajos y Suecia. Pero Italia ha sido mejor que nosotros en términos de eficacia. La primera mitad no ha sido técnica ni fluida. Creo que en la primera mitad hemos jugado peor que de costumbre. A nivel técnico hemos perdido demasiados balones. En la segunda parte hemos estado mejor. Quizás nos ha faltado un poco de velocidad en el juego y de intensidad en la recuperación. Hemos dominado el segundo tiempo, pero no es un duelo de boxeo. (…) El empate ha llegado demasiado pronto. Nos han empatado muy rápido después del primer gol. Creo que si hubiésemos aguantado el 1-0 hasta el descanso el partido en la segunda parte habría sido muy diferente”.

Jean-Claude Giuntini, entrenador de Francia sub-17.

Italia celebra el pase a la final con su hinchada.
Italia celebra el pase a la final con su hinchada.

Sebastiano Esposito: “Siempre digo que nuestra selección italiana tiene mucha determinación”

La gran estrella de la selección italiana atendió a MarcadorInt al término del partido. “No tengo ningún secreto. Disparo como siempre. Si la pelota va entre palos, mejor. Es una cosa natural para mí. No la busco. El entrenador me ha dado algunos consejos para mejorar, eso sí”, explicó el joven atacante del Inter cuando se le preguntó por su efectividad desde los once metros. Esposito no escatimó en elogios al espíritu colectivo de la Azzurra, la clave que explica su presencia en la final del torneo. Hemos defendido con mucha bravura. Es uno de nuestro secretos. Defendemos de forma colectiva. Somos una familia, en el sentido absoluto de la palabra. Nos sacrificamos todos juntos. Eso nos ha llevado a la final”, recalcaba el delantero transalpino.

Esposito está aprovechando al máximo el escaparate que supone el Europeo sub-17, su primera participación en un torneo internacional con la Azzurra: “Es una competición muy importante. Una de las más importantes que pueden jugar los chicos de nuestra edad, solo por detrás del Mundial. Hemos peleado mucho y me está haciendo crecer. Nos encontramos con equipos muy fuertes de nuestra edad y eso me ha ayuda mucho. Estamos muy contentos de haber llegado a la final”. A lo largo de la competición, ha alternado la mediapunta con la delantera, factor al que no otorga demasiada importancia. O no tanta como al factor colectivo y la comunión entre jugadores para contribuir a la causa defensiva en los momentos de mayor dificultad. “El míster quiere que siempre dé todo. También si jugara de defensa lo haría. Lo importante es jugar para el equipo. Espero una Italia muy agresiva. Siempre digo que nuestra selección italiana tiene mucha determinación. Siempre tiene un punto de maldad, de pillería. Somos una familia. Somos un grupo. En defensa somos muy fuertes y nos sacrificamos todos juntos. Pero también en ataque”, pronosticaba Esposito en una de las primeras entrevistas en zona mixta que dará en toda su carrera. Si concreta todo lo que insinúa con 16 años, será la primera de muchas.

Esposito ha marcado las diferencias durante todo el Europeo sub-17.
Esposito ha marcado las diferencias durante todo el Europeo sub-17.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Muy buena selección italiana y con la calidad de Esposito para resolver. Me ha gustado el torneo de Giovane, entrando en las segundas partes ha sido de los mejores revulsivos del torneo.

Deja un comentario

*