Eric Garcia: “Guardiola es muy perfeccionista, siempre quiere un partido aún mejor”

eric-garcia-2-espana-sub19

Eric Garcia es uno de los tres futbolistas nacidos en el año 2001 que forma parte habitualmente de los onces de Santi Denia en la selección española semifinalista del Europeo sub-19 de Armenia. En edad para repetir en la fase final del próximo verano, Eric Garcia ha asumido galones de líder en la retaguardia española hasta el punto de terminar luciendo el brazalete de capitán en el debut contra Armenia en los últimos minutos del partido. Ya ha debutado con el primer equipo del Manchester City, con el que ha disputado tres partidos de Copa de la Liga, y posiblemente goce de más oportunidades en la incipiente temporada. Sereno en sus gestos, autocrítico en el discurso y detallado a la hora de argumentar sus respuestas, el central derecho de la selección española se sentó con MarcadorInt para hacer balance de la primera fase en el Europeo sub-19 y sus primeros dos años en Inglaterra.

La cobertura del Europeo sub-19 sobre el terreno en Ereván es posible gracias a los mecenas de MarcadorInt. Apoya los contenidos de MI y conviértete en mecenas del proyecto en Patreon. Puedes apuntarte aquí.

¿Qué valoración haces de la fase de grupos del Europeo sub-19?

– El primer partido quizás no lo jugamos demasiado bien. Primero por el calor, no estábamos muy acostumbrados. El partido inaugural siempre es un poco más complicado. En la primera mitad contra Armenia hasta nos sorprendió que quisieran jugar todos los balones, pero en la segunda una vez nos empatan tenemos 20 minutos muy buenos en los que marcamos la diferencia. Creo que en el segundo partido merecimos más contra Portugal. Ellos nos marcan de falta pero no tienen más oportunidades. Contra Italia salimos un poco dormidos, la presión que nos hicieron al inicio nos sorprendió un poco. Pero en la segunda parte fuimos muy superiores.

Eric Garcia.
Eric Garcia ha sido titular en los tres partidos del Europeo sub-19.

¿Cómo es empezar a jugar un torneo cuando llevas semanas parado, a principios de julio, y con este calor? ¿Cómo se adapta una a este escenario?

– Es más complicado que el Europeo sub-17, que lo juegas en mayo y vienes rodado. Es distinto. El equipo se reunió dos o tres semanas antes, pero la mayoría de equipos hacía un mes o dos que estaban entrenando. Llevaban más tiempo junto. Pero para nuestro juego de toque tampoco necesitamos tanto tiempo. Desde el primer partido hasta ahora el equipo físicamente ha mejorado mucho.

¿Cuál fue exactamente tu situación previa al torneo? Fuiste al City de pretemporada y luego terminaste en el Europeo.

– Tuvimos en junio tres entrenamientos en Alicante. Allí sí que fui. Luego fui a Manchester el día 1 de julio y empecé a entrenar en el equipo sub-23 cuatro días. Después el lunes empecé con el primer equipo y estuve con ellos cuatro días. Hubo llamadas entre la Federación y el club y al final tomamos entre todos la decisión de venir aquí.

El año pasado Portugal logró algo que no había hecho nadie: ganar el Europeo sub-17 y dos años después ganar el Europeo sub-19 con el mismo grupo. Vosotros podéis repetirlo. ¿Te sorprende que no haya ocurrido antes?

– Te dice del nivel de dificultad. Nunca sabes lo que puede pasar en estos partidos. Contra Portugal tuvimos cuatro o cinco oportunidades para matar, les perdonas y te empatan en una falta. En el otro grupo Francia sí está clasificada como primera y ha ganado sus dos partidos, pero tanto Noruega como República Checa e Irlanda están enganchados. Son rivales complicados. Pero para nosotros es una motivación extra tras ganar el Europeo sub-17.

Has jugado dos Europeo sub-17 y ahora te estrenas en el sub-17. Hablaste antes del físico, pero ¿qué otras diferencias percibes de la categoría, rivales y tipo de partidos?

– En el Europeo sub-17 sí puedes sentirte superior físicamente a otros equipos, ya sea por altura o edad. Aquí sin embargo todas las fuerzas están más igualadas y los futbolistas tienen un nivel muy alto. Están compitiendo en divisiones muy altas y la diferencia es mínima.

Eric Garcia celebra su gol ante Serbia.
Eric Garcia marcó dos goles en el Europeo sub-17 del año pasado.

¿Cómo notas el cambio de competir y entrenar con el primer equipo del Manchester City a ahora enfrentarte a chicos de tu edad en un torneo internacional?

– La suerte que tenemos aquí es que la mayoría estamos entrenando ya con equipos de primera división, por lo que la exigencia es siempre la misma. A la hora del partido te puedes encontrar algún rival como Armenia, con los que al principio estás más igualado y luego se percibe la diferencia, pero luego hay rivales como Portugal o Francia con muchos futbolistas a las puertas de sus respectivos primeros equipos. Ahí todos se iguala.

El año pasado, en el Europeo sub-17, comentabas que el principal cambio en tus primeros meses en Inglaterra se produjo en el aspecto físico. ¿En qué ha cambiado Eric Garcia en el último año?

– Creo que he cambiado defensivamente. Estás obligado a vigilar lo que allí llaman los channels, la espalda de los laterales. Todo el rato envían pelotas a esa zona y debes adquirir el mecanismo para cubrir su espalda. Aquí eso me está ayudando mucho porque me estoy encontrando delanteros bastante físicos como en Inglaterra. Es como seguir el aprendizaje de allí en este torneo.

Tampoco eres un central muy alto, de alrededor de 1,85 metros, que no es tanto en comparación con otros futbolistas en esta demarcación. ¿Qué estrategia sigue un defensa más bajo para medirse a un delantero mucho más corpulento o alto?

– Muchas veces lo que intento hacer es usar mi cuerpo a la hora de saltar. Darles un pequeño golpe en la espalda para que no puedan saltar. O si tienes una disputa individual aérea, intentar cuerpear un poco más. Eso te puede dar algo de ventaja. Pero a veces te encuentras un rival de dos metros que te la posición ganada y debes intentar que remate lo menos cómodo posible.

El gol de Eric Garcia ante Serbia llegó en una jugada de estrategia.
Eric Garcia suele ser un recurso habitual en las jugadas a balón parado ofensivo.

Ya has jugado tres partidos de Copa de la Liga con el Manchester City. El día de tu debut contra el Leicester, ¿cuándo y cómo descubres que vas a ser titular?

– Esa semana jugamos un martes o un miércoles y hasta el lunes no había entrenado con el primer equipo. Me llamaron y me dijeron que entrenara con ellos por la Carabao Cup. Entonces vi que tenía opciones de jugar como titular. Me enteré el día antes del partido.

El año pasado ese debut te llega después de pasar el verano de pretemporada con el primer equipo, con muchos futbolistas aún de vacaciones por el Mundial. ¿Cómo fueron esos entrenamientos con Guardiola?

– La pretemporada pasada fue una experiencia brutal. Estaban casi todos los futbolistas en el Mundial y tener la oportunidad de jugar contra el Borussia Dortmund, el Liverpool y el Bayern y rodeado de gente joven como yo nos dio un punto de experiencia muy grande. Al volver tuve la mala suerte de lesionarme. Entonces mis primeros minutos de la temporada fueron contra el Leicester en la Carabao Cup. Fue una alegría porque después de una lesión esas situaciones siempre son complicadas. Más con un primer equipo. Volver después de una lesión siempre es duro.

¿Qué es lo que más te impacta cuando te pones a entrenar con un primer equipo de ese nivel?

– El nivel de exigencia. Entre los propios jugadores o lo que Pep Guardiola exige a los jugadores, que es increíble. Al final es un equipo que ha ganado las dos últimas ligas y varias copas y cada temporada quiere más. Y lo demuestra en todos los entrenamientos y en todos los partidos. Eso es clave en un equipo que cada año quiere aspirar a lo máximo.

¿La diferencia en ese nivel de exigencia es la atención por los detalles más pequeños?

– Sí. Guardiola es muy perfeccionista. Siempre busca la perfección. Creo que eso es lo que hace que sea uno de los mejores. Si juegas un partido ‘de 8’ él no se conforma. Quiere un partido aún mejor. Creo que eso es bueno para los jugadores y para él mismo.

¿Qué ocurre cuando vienes de ser uno de los mejores jugadores de tu generación a nivel de selección y de club, llegas allí y resulta que haces ‘casi todo mal’? Ese momento en el que te das cuentas de todas las cosas que debes pulir en esa exigencia.

– Al principio entrenas con jugadores de nivel TOP mundial y ese paso que parecía fácil no lo es. Pero la confianza que te dan los jugadores y el propio Pep te permite adaptarse a ellos. Al principio es complicado pero luego se va haciendo más fácil.

Llevas dos años viviendo en Inglaterra. ¿Cómo te encuentras? ¿Cómo tienes organizada la vida allí?

– Estamos viviendo en la residencia, que se encuentra en la ciudad deportiva del club. Somos unas doce personas. Bastantes españoles, como Adrià Bernabé, Nabil Touaizi o Alpha Diounkou. La vida está muy bien. Es más complicado en invierno, porque a las tres de la tarde ya es oscuro y no acompaña demasiado, pero estamos muy bien.

Eric.
Eric Garcia fichó por el Manchester City el verano de 2017.

¿Qué esperas de la semifinal de Francia?

– Francia será un rival muy complicado. Lo ha demostrado en su grupo y en el segundo partido ya estaban clasificados. Será un rival bastante físico, sobre todo en la parte de atrás. He jugado contra varios de ellos esta temporada en la Youth League y los hemos visto jugar en primera división. Por lo que vi del partido del otro día ante Irlanda los delanteros también eran bastante potentes y deberemos vigilar esos detalles. En el centro del campo tienen jugadores de mucha calidad, sobre todo Caqueret. Hemos jugado contra él varios años. Si hacemos nuestro fútbol como en la segunda parte ante Italia, de presión alta e intensa, y creyendo en la victoria creo que podremos sacarlo adelante pese a que sea complicado.

¿Hasta qué punto ayuda haber jugado muchas veces contra esos jugadores, tanto con la selección como contra el Olympique de Lyon? Porque muchos de ellos también os conocen mucho a vosotros.

– La preparación de ambos equipos es similar. También ellos nos conocen a nosotros, porque nos encontramos en el Europeo sub-17 y en el Mundial de la India. Y entre clubes nos conocemos. Claudio Gomes, por ejemplo, es compañero en mi equipo. Eso lleva el duelo a los detalles más mínimos. Eso marcará el partido.

Eric Garcia.
Eric Garcia ganó el Europeo sub-17 de Croacia en 2017.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

2 comments

Otro de los jóvenes talentos que ha sabido pescar el City, y no son pocos. Canterano del Barcelona, se suma a la lista de perlas que no consigue retener. Si Pep decide mantener lo que tiene, Eric podría compartir minutos con Sandler como cuarto central.

Deja un comentario

*