Francia asegura el liderato sin excesivo brillo

gol-isidor-francia

A pesar de que existe una gran diferencia entre Francia y el resto de equipos del Grupo B, que pugnarán por la segunda posición de acceso a las semifinales en la última jornada, la selección gala no ha demostrado la autoridad esperada en el arranque del Europeo sub-19. O al menos no la ha demostrado en partidos en los que debe llevar la iniciativa ante rivales que repliegan muy atrás, prácticamente en la frontal del área, para conceder el mínimo de espacios posibles. Francia cuenta con uno de los tres mejores elencos del torneo a título individual (a un nivel parecido al de España o Portugal), pero le falta mayor fluidez para desarmar al adversario cuando el encuentro se espesa. Goleó a la República Checa en la primera jornada, pero no encontró el primer gol hasta que un disparo de falta de Flips desde la frontal tocó en la mano de uno de los futbolistas colocados en la barrera y sufrió más de lo previsto para abrir la lata ante Irlanda, que se defendió con bravura a lo largo de 80 minutos. La victoria, eso sí, le garantiza la primera posición de grupo sin importar lo que ocurra en la última jornada contra Noruega.

Irlanda vs Francia - Football tactics and formations

Paradójicamente, Francia cuenta con una hornada de centrocampistas de buen pie para mover la pelota con agilidad. Mathis Picouleau gestiona la base de la jugada con mucho criterio y desplaza el cuero a pocos toques para imprimir ritmo al encuentro, mientras Julien Ponceau y Maxence Caqueret atesoran calidad técnica para moverse y filtrar pases decisivos en la frontal del área. Sin embargo, los dos interiores que acompañan a Picouleau en ocasiones se mueven en zonas muy parecidas, pues tienen tendencia a pedir la pelota al pie y hasta se acercan al mediocentro cuando se ofrecen, aunque Caqueret sea un elemento más dinámico entre líneas. Los problemas en cualquier caso surgen por la acumulación de efectivos en tres cuartos y las decisiones que suelen tomar sus atacantes cuando se asoman al área. Alexis Flips, extremo derecho con olfato y agresividad en sus desmarques, suele jugar a mucha velocidad, algo acelerado. Es incisivo en sus desmarques y a la que puede arma el tiro, pero cuando la jugada requiere algo más de pausa se suele precipitar y sus centros no han sido demasiado precisos. Ndilu, en el lado opuesto, ha participado poco y solo ha sacado a relucir su buen disparo desde la media distancia, faceta en la que en ocasiones se obsesiona, y Charles Abi procura imponer su físico en el área. Es fuerte para proteger la pelota de espaldas en la frontal y una referencia clara en los centros laterales, pero tampoco es un jugador tremendamente fino en la asociación en espacios reducidos. Intimida por su presencia, pero no tanto por su fútbol.

Irlanda se defendió bien durante gran parte del encuentro.
Irlanda se defendió bien durante gran parte del encuentro.

En este contexto, las aportaciones de los laterales son fundamentales para dotar de amplitud y profundidad a los ataques de Francia. Flips es el jugador que más movimientos de ruptura traza, pero se mueve permanentemente por el carril central y permuta mucho la posición con Ndilu. Al contar con dos mastodontes en lo físico como Solet y Badiashile, Francia suele asentarse con facilidad en campo contrario y luego roba rápidamente, minimizando el riesgo de cualquier contragolpe, pero el atino de los laterales ha sido irregular a lo largo de los dos primeros encuentros. Con tantos futbolistas por dentro, Francia necesita que pisen la línea de fondo y bombardeen el área a base de centros. Ndicka Matam destacó en esta faceta en el estreno contra República Checa y dio dos asistencias en la segunda parte, pero se mostró más contenido ante Irlanda para evitar que Ali Regha, potente extremo propiedad del Leicester, castigara el espacio liberado a su espalda. Más limitaciones tiene Kalulu, incómodo cuando debe maniobrar en el pico del área aunque decisivo en el gol de la victoria. Rara vez apura hasta la línea de fondo y a la mínima que puede entrega el pase en horizontal a su compañero más cercano.

La cobertura del Europeo sub-19 sobre el terreno en Ereván es posible gracias a los mecenas de MarcadorInt. Apoya los contenidos de MI y conviértete en mecenas del proyecto en Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Irlanda supo sacar partido de algunas de las deficiencias de Francia y plantó cara hasta la recta final gracias a la actuación espectacular de varios de sus pilares. Brian Maher se ganó la atención de algunos de los ojeadores presentes en la grada con varias paradas de mérito, especialmente en el primer tiempo y sobre todo una antes del descanso en un disparo cercano y colocado a la base del poste con varios compañeros obstruyendo su visión. El guardameta perteneciente al Shamrock Rovers no solo exhibió agilidad bajo palos, sino que se encargó de colocar permanentemente a su defensa y procuró que la zaga no se retrasara en exceso cuando más intenso era el asedio galo. Irlanda intentó que Francia atacara por fuera porque luego se sentía cómoda defendiendo centros laterales, un mal menor para el conjunto británico. Oisin McEntee (Newcastle) destacó en el juego aéreo y Lee O’Connor barrió la frontal del área junto a Joe Hodge, que otra vez dejó detalles de ser un futbolista capacitado para jugar a otra cosa, en un entorno más combinativo. Aun así, el mediocentro del Manchester City no se dejó amedrentar en los choques contra futbolistas superiores físicamente dos años mayores que él. Con el aire que brindó Afolabi en dos o tres salidas a la contra la República de Irlanda pudo respirar, pero acabó sucumbiendo ante el asedio francés y concedió un gol de cabeza en la recta final. Wilson Isidor, revulsivo en los dos encuentros de Francia, volvió a reclamar mayor protagonismo cuando se impuso con muchísima autoridad en un balón aéreo para cabecear un buen centro de Kalulu desde la derecha y sellar la primera posición de grupo para Francia.

Francia sufrió para abrir la lata contra Irlanda.
Francia sufrió para abrir la lata contra Irlanda.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*