Ferran Torres lidera la conquista del Europeo sub-19

abel-copa-editado

Desde que pidió y anotó el penalty decisivo en la tanda contra Francia, cambió su gesto. Liberado, con la confianza por las nubes, reforzado anímicamente después de un arranque de Europeo en el que había desbordado con facilidad pero se había quedado sin marcar. Ferran Torres, la principal estrella de la selección española sub-19, su futbolista con más partidos y minutos en la élite, apareció en la final del Europeo para decantar la balanza y tumbar a Portugal. El equipo luso se había mostrado firme a lo largo de todo el campeonato, pero no pudo neutralizar la puntualidad de Ferran Torres en el área contraria. Letal como nunca y con la autoestima elevada como para atreverse a culminar dos centros con la pierna menos hábil, la izquierda, Ferran Torres brilló con luz propia como brazo ejecutor del buen fútbol de su selección en la final del Europeo sub-19. En el mejor partido de España en el torneo apareció su mejor individualidad para marcar las diferencias.

Portugal 0
España 2 (Ferran Torres 34’, 51′)

Espana sub19 vs Portugal - Football tactics and formations

La selección española salió a dominar la final desde el primer minuto y quitó la posesión a Portugal. Acumuló más futbolistas por el sector izquierdo, el lado por el que empezaban casi todas las jugadas del equipo de Santi Denia, y por ahí hizo daño a la selección portuguesa. España obligó a bascular a Fabio Vieira, la pieza menos consistente del centro del campo, y también forzaba al extremo Joao Mario a recular ante las incursiones de Miranda. El lateral izquierdo subía, Bryan Gil atraía abierto a la banda, Moha se dejaba caer por esa zona y Sergio Gómez se asomaba al perfil zurdo para ofrecer una opción de pase. Cuando toda la defensa portuguesa se giraba en esa dirección, el balón seguía el recorrido inverso. De forma más paulatina o con envíos directos de Sergio Gómez y Miranda, España buscaba el aclarado con Ferran Torres en la derecha.

La misma estrategia es la que decantó el partido en los centros laterales. En una falta que España intentó sacar rápido y no pudo ante la insistencia del colegiado por colocar bien la barrera, Sergio Gómez, Bryan Gil y Miranda se acabaron juntando en la izquierda para ganar la línea de fondo. Pese a que se diluyó el efecto sorpresa, Bryan Gil logró poner un buen centro al segundo palo, donde emergió Ferran Torres en carrera para empalmar el 0-1. En una fase en la que Portugal había tenido más la posesión, aunque sin generar ocasiones verdaderamente claras, otra vez las bandas de España desequilibraron la balanza.

Ferran empalma el centro de la jugada del 0-1.
Ferran empalma el centro de la jugada del 0-1. Foto: Tomàs Martínez/ MarcadorInt (Todos los derechos reservados).
Ferran Torres celebra el primer gol de la final.
Ferran Torres celebra el primer gol de la final. Foto: Tomàs Martínez/ MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

La reacción portuguesa no bastó para igualar el resultado. Portugal incrementó el ritmo de la circulación y buscó a Joao Mario y Felix Correia, pero los extremos no pudieron superar a unos disciplinados Miranda y Víctor Gómez respectivamente. Pendientes de que no giraran después de cada recepción, Portugal no conectó nunca con su principal foco de desborde para activar a Gonçalo Ramos en el corazón del área. Asimismo, Eric Garcia y Hugo Guillamón procuraron mantener la línea defensiva muy arriba para que Portugal no pudiera asentarse en el último tercio con facilidad y se anticiparon con autoridad a cada movimiento del delantero centro de Portugal. Ramos apenas pudo entrar en juego ante el buen hacer de la pareja de centrales y la contribución del doble pivote.

La misma inercia se mantuvo tras el descanso. Portugal, incómoda con el marcador en contra, se desplegó en ataque y cargó área con más futbolistas. Pero dejó más espacio a su espalda que Ferran Torres y Bryan Gil pudieron castigar y pronto se topó con el segundo tanto de España. En una rápida transición, con la zaga luas ya expuesta, Miranda dobló a Bryan Gil y puso un centro pasado al segundo palo. En una jugada casi calcada a la del primer tiempo, Ferran Torres apareció libre de marca para volver a superar a Celton Biai con la pierna izquierda. El canterano valencianista esta vez controló primero el esférico y luego ajustó el chut a la cepa del poste.

Ferran Torres completó su doblete en la segunda parte.
Ferran Torres completó su doblete en la segunda parte. Foto: Tomàs Martínez/ MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

El segundo tanto forzó a Portugal a buscar como fuera un gol que le metiera de nuevo en el encuentro y estuvo cerca de conseguirlo un minuto después de la segunda diana de Ferran Torres. En ese momento, Felix Correia se fabricó una jugada individual de gran nivel en la que únicamente se topó con una estirada prodigiosa de Arnau Tenas. El guardameta catalán adivinó las intenciones del extremo portugués, que intentó sorprender con un tiro potente y raso al palo más cercano. Tenas volvería a negarle un gol de Fábio Vieira más adelante, en una ocasión igualmente clara que acabó de frustrar los ánimos del equipo portugués.

España se acabó defendiendo con el balón, con la introducción de Jandro para reforzar el doble pivote junto a Blanco y adelantando la posición de Moha a la mediapunta para que las posesiones fueran algo más largas. Portugal, movida por la urgencia, perseguía la pelota a destiempo, llegaba tarde y también acabó acumulando tarjetas fruto de la desesperación por llegar tarde de forma recurrente a ese tipo de balones. Incluso pudo haber anotado el tercero de haber estado más acertado Abel Ruiz en el remate después de que Ferran le regalara una asistencia en un contragolpe.

Tenas transmitió mucha seguridad a lo largo de la final.
Tenas transmitió mucha seguridad a lo largo de la final. Foto: Tomàs Martínez/ MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

La autoridad de la victoria española convirtió los últimos minutos en una fase de disfrute para el equipo de Santi Denia, que saboreó cada pase, cada toque de balón, cada instante de la recta final sobre el terreno de juego. La actuación más completa de la selección española abrumó a Portugal, superada por las circunstancias por un grupo de chicos que igualó lo logrado por el elenco luso hace doce meses en Finlandia. La generación española del 2000, que se metió en la fase final del Europeo sub-19 gracias a un gol de Alejandro Marqués en el último minuto de descuento, se proclamó campeona del torneo dos años después de alzar el Europeo sub-17 y acariciar el Mundial sub-17. Con la misma base de jugadores, que al mismo tiempo han evolucionado durante los dos últimos años, España redondeó un verano para enmarcar en las categorías inferiores sumando otro entorchado al Europeo sub-21 conquistado hace un mes en Italia. Es el octavo título de España en las 18 ediciones del Europeo sub-19.

España alzó su octavo Europeo sub-19.
España alzó su octavo Europeo sub-19. Foto: Tomàs Martínez/ MarcadorInt (Todos los derechos reservados).
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Y ahora lo más importante. Tienen que jugar en categoría profesional y seguir evolucionando como futbolistas, para replicar éxitos en la absoluta. Intuyo que Ferrán y algún otro estarán en el equipo olímpico el verano que viene.

Responder a Pepedelhi Cancelar respuesta

*