Portugal abrasa a Irlanda al calor de Gonçalo Ramos

Gonçalo Ramos marcó dos de los goles del Benfica ante el Liverpool.

No por esperado deja de ser llamativo. Portugal arrasó a Irlanda en la primera semifinal del Europeo sub-19 y garantizó la posibilidad de reeditar el título alzado el año pasado. Se impuso con suficiencia, con un triunfo amplio, cómodo y convincente ante una de las selecciones revelación del campeonato. Sin dos de sus pilares disponibles por sanción, Lee O’Connor y el delantero Jonathan Afolabi, Irlanda afrontó el choque muy mermada en posiciones determinantes y acabó sucumbiendo ante un adversario que fue trasladó la teórica superioridad sobre el terreno de juego. Asumió el papel de favorita, jugó con autoridad y acabó venciendo plácidamente sin tener que poner la cuarta marcha. Todo salió natural, fluido, e incluso el hat-trick de Gonçalo Ramos fue una simple consecuencia de todo lo que ocurrió sobre el terreno de juego.

Portugal 4 (V. Ferreira 31′, Gonçalo Ramos 45′, 59′, 97′)
Irlanda 0

Irlanda vs Portugal sub19 - Football tactics and formations

Conscientes de los roles de ambos equipos, Irlanda replegó muy atrás y esperó que Reghba pudiera explotar su potencia para atacar los espacios para reemplazar a Afolabi en la punta de lanza. Portugal, por tanto, tuvo que atacar a un rival que defendió muy cerca de su portería, con muchos efectivos, acumulando cuerpos entre el poseedor de la pelota y Brian Maher. Ante este escenario, Portugal explotó una de sus principales fortalezas: el juego por las bandas. Especialmente por el sector derecho, donde se juntaron Fábio Vieira y Joao Mario. Los dos futbolistas del Oporto recibían cerca de la línea de cal, atraían a varios rivales y luego procuraban filtrar el pase interior o el centro lateral. El zurdo Vieira, elegante en cada toque, movía los hilos mientras Joao Mario procuraba desequilibrar en el uno contra uno. El extremo campeón de la Youth League con los dragones se mostró particularmente participativo e inspirado en el regate, saliendo tanto hacia la línea de fondo como hacia el carril central. Imprevisible en el desborde, Joao Mario creó muchos problemas a la zaga irlandesa. Y cuando combinó con Vieira generó ocasiones de peligro, como la que sirvió para abrir la lata. El ’10’ encontró al ‘7’ con un pase interior y Joe Hodge picó en el recorte de Joao Mário, que provocó un penalty que allanó el camino hacia la final. Tras media hora inicial de circulación algo lenta y la influencia de las altas temperaturas -el partido se paró cuatro veces para que los jugadores se hidrataran-, Portugal logró lo más difícil. Vítor Ferreira no se puso nervioso y batió a Maher con facilidad.

Vítor Ferreira abrió la lata desde el punto de penalty.
Vítor Ferreira abrió la lata desde el punto de penalty.

Sin embargo, Irlanda reaccionó rápidamente y pudo empatar de inmediato. El conjunto británico se estiró y generó una doble ocasión clarísima que no terminó en gol por la milagrosa aparición de Costinha bajo palos. El portero Biai dejó muerto en el área un rechazo en un remate cercano de Coffey y posteriormente el lateral derecho evitó sobre la línea que el segundo remate del futbolista irlandés terminar en el fondo de la red. En el córner posterior, el larguero salvó a Portugal de la igualada irlandesa. El aviso puso en alerta al equipo portugués, que volvió a poner el pie en el acelerador para evitar futuras complicaciones. El cuadro luso no se conformó con ganar por la mínima, sino que procuró ampliar la distancia para noquear a Irlanda. Lo logró en el descuento del primer tiempo, en otra acción gestada en las bandas. En este caso fue el capitán Vitor Ferreira quien cayó al sector izquierdo, ganó la línea de fondo y puso un centro al segundo palo. La pelota botó encima del larguero y se depositó en la cabeza de Gonçalo Ramos, que siguió atentamente la jugada para simplemente empujar el balón al fondo de la red.

larguero-vitor-ferreira-editado
El centro de Ferreira tocó en el larguero antes de que Gonçalo Ramos rematara al fondo de la red sin oposición.

Irlanda bajó los brazos a partir de ese instante. Portugal mandó con autoridad en el segundo tiempo, y sin apenas inquietud de que un tanto irlandés volviera a poner un punto de picante a la semifinal. Fabio Vieira y Vítor Ferreira marcaban los tiempos en la medular y tanto Joao Mario como Felix Correia se imponían con facilidad a sus respectivos pares, por mucho que el extremo formado en el Sporting CP a menudo se entretuviera más de la cuenta con alguna filigrana de más antes de soltar el balón. En cualquier caso, los mejores futbolistas de Portugal se volvieron a juntar sobre la hora de partido para finiquitar la clasificación. Subió la velocidad de la circulación, Vitor Ferreira conectó con Joao Mario y el extremo del Oporto centró hacia atrás para que Gonçalo Ramos fusilara la meta defendida por Maher. El delantero del Benfica redondeó su hat-trick en el tiempo de descuento con su cuarta diana en el torneo, que le coloca como máximo artillero en solitario del campeonato a falta de lo que ocurra en la final contra España.

La cobertura del Europeo sub-19 sobre el terreno en Ereván es posible gracias a los mecenas de MarcadorInt. Apoya los contenidos de MI y conviértete en mecenas del proyecto en Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Tras el 4-0 ante Irlanda, Portugal se encuentra en disposición de ganar dos Europeos sub-19 de forma consecutiva. La última selección que lo logró fue España en 2011 y 2012, con una generación que actualmente ya se encuentra asentada en el fútbol de élite. La selección española, precisamente, será su último obstáculo en la final del próximo sábado en Ereván… donde España tiene la oportunidad de igualar un récord establecido por Portugal el año pasado en Finlandia: ganar el Europeo sub-19 dos años de alzar el título en la categoría sub-17, con la misma base de jugadores.

Gonçalo Ramos marcó tres goles ante Irlanda.
Gonçalo Ramos marcó tres goles ante Irlanda.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*