España-Italia: duelo directo por las semifinales del Europeo sub-19

abel-entrada-espana

Este sábado el Europeo sub-19 vive su primera jornada decisiva. La primera en la que ya no está permitido fallar, en la que un paso en falso ya resulta irreversible y te echa de la competición. Italia y España disputan un partido a cara o cruz con las cuentas muy claras: la Azzurra necesita ganar para clasificarse para la siguiente ronda del Europeo. Si gana, pasa el cuadro transalpino y apea a España. Si España puntúa, se clasificará. Seguramente como segunda, salvo sorpresa de Portugal contra Armenia, lo que le obligaría a enfrentarse a Francia en semifinales.

Los protagonistas del Europeo sub-19 atienden a MI:

Entrevista con Juan Miranda
Entrevista con Sergio Gómez

La selección española ha desplegado varios ratos de buen fútbol a lo largo del campeonato, pero todavía pelea por mostrar su mejor versión. Le costó arrancar contra Armenia, en un duelo que no sentenció hasta la media hora final, cuando el anfitrión se desfondó, y fue superior a Portugal a pesar de que le faltó mayor contundencia en el área contraria para llevarse los tres puntos. Ese es el principal aspecto a mejorar en el conjunto de Santi Denia de cara a la tercera jornada de la fase de grupos, pues la mayor parte de producción ofensiva por los flancos no ha acabado de traducirse en goles. Alejandro Marqués no participó demasiado en el juego en el debut, y cuando Abel Ruiz regresó tras unas ligeras molestias tampoco se involucró en la circulación como es habitual en el capitán de esta generación. Una buena versión del delantero del Barcelona ayudaría a dinamizar el juego entre líneas de España, principalmente enfocada a atacar por fuera en los dos primeros partidos, y generaría dudas a una selección italiana que suele acumular a muchos efectivos por el carril central.

Ferran Torres está desbordando con facilidad por la banda derecha, pero todavía no ha marcado en este Europeo.
Ferran Torres está desbordando con facilidad por la banda derecha, pero todavía no ha marcado en este Europeo.

El hábito de Italia a alinear un 4-3-1-2 en rombo convierte a la Azzurra en un conjunto algo frágil cuando le atacan por los costados. Lo sufrió especialmente contra Portugal, un equipo con extremos desequilibrantes, y la historia podría repetirse otra vez contra España si Carmine Nunziata no ajusta su once tipo. Italia acumula centrocampistas con calidad para tener la pelota y los mezcla con otros perfiles de mayor recorrido, cómodos en un ida y vuelta permanente entre las dos áreas, pero en ocasiones los interiores están obligados a abarcar tantos metros que acaban desbordados. Bien porque ceden espacio por fuera para arropar a Ricci, el mediocentro, o bien porque se abren para tapar las subidas de los laterales y obligan al regista a gestionar una parcela de terreno demasiado amplia. La presencia de Ferran Torres y Bryan Gil muy abiertos a las bandas, incluso con la participación de Juan Miranda irrumpiendo por sorpresa, se convertirá en uno de los principales retos para la Azzurra.

Por otro lado, la acumulación de efectivos italianos por dentro conlleva una multiplicación de las amenazas en el área rival. Los interiores suelen aparecer por sorpresa en la banda o en zona de remate, y los tres jugadores más adelantados permutan permanentemente sus posiciones. Los puntas fijan a los centrales y el mediapunta suele aprovechar los espacios que sus compañeros generan, lo que convierte a Italia en un equipo muy peligroso en las fases en las que maneja la posesión. Portanova es un futbolista particularmente venenoso cerca del área contraria, mientras Fagioli aporta un puntito extra de creatividad para filtrar un pase decisivo o desequilibrar a través de un regate ingenioso.

“Va a ser un partido muy difícil. Los dos nos jugamos el pase a las semifinales. El mensaje con este grupo es de intentar ganar el partido, de intentar ser primeros también. Vamos a plantear el partido para ganarlo. ¿Nos vale otro resultado? Sí, es importante. Pero hay que ir a ganar. Italia es una selección muy competitiva, con gente por dentro que te aprieta. Son muy ofensivos, porque tienen dos puntas y un mediapunta”. Santi Denia, entrenador de España sub-19.

Santi Denia.
Santi Denia aseguró que el objetivo de España era ganar y no especular con el empate, resultado que también le vale para acceder a semifinales.

Asimismo, la selección italiana carece de la experiencia que sí goza España, con una plantilla con más partidos internacionales a sus espaldas y el aval de los éxitos en la categoría sub-17 hace dos años con gran parte de esta misma generación. Si el equipo de Santi Denia logra sortear la primera presión alta de Italia y marca los tiempos del partido, tendrá muchas opciones de jugar con las urgencias de su rival, obligado a ganar para clasificarse. España se siente cómoda con la pelota, tiene a futbolistas capacitados para esconderla y estirar las posesiones e Italia puede desesperarse si persigue el balón. Cuando los centrocampistas de Santi Denia se imponen, España defiende lejos de Arnau Tenas y resulta difícil de batir. Pero si pierde el control de la posesión le cuesta mucho recuperarla. En cualquier caso, si los puntas se muestran más acertados, tendrán opciones incluso de sumar los tres puntos y clasificarse por la puerta grande. Es un día para que emerjan los mejores futbolistas, los que resultan determinantes cuando la pelota quema.

La cobertura del Europeo sub-19 sobre el terreno en Ereván es posible gracias a los mecenas de MarcadorInt. Apoya los contenidos de MI y conviértete en mecenas del proyecto en Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Alineaciones probables: Italia–España sub-19, sábado 20 a las 19:00h

Espana sub19 vs Italia - Football tactics and formations

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*