Sin recursos para alcanzar las semifinales

Badiashile

Dependía de sí misma Noruega para clasificarse para las semifinales del Europeo sub-19, pero el conjunto nórdico no cumplió con su parte del trato. El escenario era el mejor posible visto el panorama en la fase de grupos del torneo: llegar a la última jornada jugando contra un equipo ya sin objetivos, una selección francesa que ya era primera de forma matemática, y que rotaría a gran parte de su equipo titular. Sin embargo, ni siquiera en este escenario el elenco escandinavo logró perforar la meta rival. Desde que marcó a los ocho minutos del debut ante Irlanda que Noruega no ha vuelto a ver portería. Se quedó corta en demasiados aspectos como para soñar en seguir progresando en el Europeo celebrado en Armenia.

La cobertura del Europeo sub-19 sobre el terreno en Ereván es posible gracias a los mecenas de MarcadorInt. Apoya los contenidos de MI y conviértete en mecenas del proyecto en Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El nivel de los acompañantes de Francia en el Grupo B ha sido bajo, pues los tres equipos que acompañaban a los galos han evidenciado una falta de calidad flagrante. Sin algunas de las estrellas de República Checa, Irlanda y Noruega en edad de competir en el Europeo sub-19, los futbolistas que han acudido al campeonato han demostrado muchos problemas a la hora de generar fútbol y ocasiones de gol. Especialmente cuando les tocaba llevar la iniciativa y no bastaba con adoptar un plan de repliegue y contragolpe. El caso de Noruega ha sido uno de los más nítidos, pues el cuadro escandinavo solo ha podido recurrir al fútbol directo hacia sus puntas para intentar desplegarse en ataque. Con un 5-3-2 fijo de partida, Noruega se ha saltado casi siempre el centro del campo para conectar directamente con sus dos delanteros. Erik Botheim ha dejado destellos en el juego de espaldas a portería, mientras el gigantesco Jorgen Larsen se ha convertido en un rival incómodo para los defensas contrarios por su altura y envergadura. Sin embargo, ha sacado poco provecho de su enorme físico. Peinaba balones largos, pero luego con los pies le costaba mucho más conectar con los jugadores de segunda línea o abrirse el hueco para rematar. Incluso le ha faltado contundencia en la definición, pues ante Francia el ariete del Saprsborg desaprovechó una oportunidad clara para anotar.

Tagseth.
La profundida de Tagseth fue uno de los mejores recursos de Noruega.

En el partido decisivo contra Francia, la corpulencia de los dos delanteros noruegos no bastó para inquietar a la defensa gala. También formada por dos futbolistas muy potentes físicamente (Marcelin formó con Solet en el primer tiempo y con Badiashile en el segundo), Noruega sufrió para ganar metros. En el debut ante Irlanda dejó algun detalle prometedor Markus Solbakken -hijo del mítico entrenador del Copenhague-, pues era el único centrocampista que bajaba a recibir la pelota y la movía con criterio, pero su concurso en el Europeo sub-19 se fue diluyendo con el paso de los encuentros. También cumplió con su rol de corrector Johan Hove, mediocentro posicional muy ordenado que no asume riesgos donde no debe, y Mikael Ugland sacó a relucir su poderoso disparo desde fuera del área para intentar marcar. Fueron algunos de los puntos de esperanza del conjunto nórdico, que también amenazó por las bandas gracias a la presencia de dos carrileros que generaban incertidumbre en el adversario. La potencia de Stenevik en la derecha y la precisión de Tagseth para centrar desde la izquierda se convirtieron en armas potencialmente peligrosas porque los rivales solían tardar varios minutos en ajustar las vigilancias sobre un par de futbolistas que aparecían en carrera desde atrás, sin nadie que les marcara. Potenciados por el sistema, fueron dos de los futbolistas más productivos a nivel ofensivo. Avanzaban metros con facilidad y se asomaban en posiciones desde las que podían bombardear el área rival. Aunque ese plan no surtió efecto contra Irlanda, República Checa y Francia, capacitados para neutralizar a un contrincante con puntas altos y una obsesión por los centros laterales. Noruega no pudo ganar ningún partido y se acabó despidiendo a las primeras de cambio del Europeo sub-19.

República Checa, sin recursos para superar la fase de grupos

Si en Noruega pesaron sus carencias a la hora de generar y convertir ocasiones de gol y no abundó la fortaleza defensiva, el Europeo de la República Checa fue aún peor: un punto de nueve posibles, goleada en el estreno contra Francia y solo una diana anotada a lo largo del campeonato. Con la excepción de Armenia, ya a priori el equipo con menos recursos del campeonato, la República Checa fue el peor equipo del torneo. Sin ideas para desequilibrar en tres cuartos, carente de fluidez en la medular, sin contundencia en el área rival y solo eléctrica en algún chispazo suelto de Vasil Kusej, errático luego en la mayor parte de las decisiones tomadas. Sí se defendió bien en la mayor parte de sus encuentros -a Francia le cuesta abrir la lata en el debut y marca el primer gol en un penalty provocado por una mano de un integrante de la barrera en una falta en la frontal-, en la línea más competente del elenco checo. David Zima, central del Sigma Olomouc, destacó cuando su equipo se replegó en su mitad de campo e impuso su físico a la hora de repeler centros laterales gracias a su corpulencia. Aunque luego sufrió más cuando le tocó enfrentarse a adversarios con más espacio a su espalda, menos arropado, y sufrió con el balón en los pies. El mejor jugador, de hecho, fue el guardameta Matej Kolar. El portero del Manchester United firmó varias paradas de mérito y transmitió seguridad y autoridad en la mayoría de sus intervenciones para sostener a su equipo en varios momentos de dificultad. Fue la nota más positiva en el colista del Grupo B, que cayó derrotado ante Irlanda (2-1) en la tercera jornada de la fase de grupos. El gol tardío de Coffey selló la clasificación del conjunto británico, que se medirá a Portugal en semifinales.

Matej Kovar destacó en la selección de la República Checa.
Matej Kovar destacó en la selección de la República Checa.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*