Edwards vuelve a salvar a Inglaterra

Marcus Edwards Inglaterra sub-17 Holanda sub-17 - Edu Ferrer Alcover

Hubo que esperar hasta la última jugada del Inglaterra – República Checa para descubrir su desenlace. Hasta el último segundo del tiempo añadido. Hasta entonces el combinado checo había resistido con uñas y dientes a la notable superioridad técnica inglesa a través de su orden y tesón. Como ha hecho durante todo el Europeo. Incluso se las había arreglado para asustar periódicamente a Aaron Ramsdale con muy poquito. Tuvo que ser Marcus Edwards, el mismo protagonista de la jugada que desigualó el encuentro ante Holanda de la fase de grupos, el que firmara la acción de desequilibrio que produjo el 1 – 0 definitivo con una fulgurante internada desde la banda derecha. El menudo extremo del Tottenham, al que Pochettino ya ha comparado con “un joven Lionel Messi”, se ha dejado ver en ocasiones contadas en este torneo (no jugó ni un minuto ante Alemania), pero cada vez que lo ha hecho nos ha mostrado detalles muy sugerentes. Queremos verle en la final, Downing.

Inglaterra 1 (Nmecha 90′)
República Checa 0

R. Checa vs Away team - Football tactics and formations

Como era de esperar, el conjunto inglés llevó la iniciativa del juego desde el primer minuto y lo hizo además de forma lúcida. Frente al férreo bloque que presentó la República Checa, Inglaterra movía el balón con agilidad y paciencia. El formidable doble pivote Edun – Maddox comandaba la posesión de balón y el delicioso mediapunta Mason Mount se movía por delante de la pelota con sutileza para contactar con los atacantes. A partir de ese triángulo, el juego inglés fluía y, pese a que los checos se mantenían enteros, el gol estaba cerca. Parecía cuestión de tiempo que entre Sessegnon, Brereton y Sterling, hoy extremo y no lateral, tejieran la acción decisiva. Mas la República Checa también replicaba. Los Turyna, Sasinka, Lingr y Sadilek son expertos en sacar petróleo de cualquier situación y sólo hacía falta un balón aéreo para activarles. El partido se iba al descanso con una visual superioridad inglesa, pero los checos también estaban presentes.

Los minutos pasaban y el gol inglés no llegaba. Tanto es así que Downing, el técnico inglés, se impaciento e intervino. Por dos veces. Primero retiró al ariete Brereton por Nmecha, más un extremo que un nueve. Además quitó del campo a Maddox, el centrocampista más destacado de los suyos, para introducir a Marcus Edwards, un ágil extremo que iba a ocupar la posición de mediapunta. Aquello descompuso la estructura de Inglaterra. El cambio obligó a Mason Mount, el futbolista que vertebraba los ataques ingleses, a retrasar su posición y ocupar la posición de pivote. Como además Nmecha no domina el juego de espaldas, nadie era capaz de recibir por delante del balón ante el encime de los checos. Como consecuencia, Inglaterra dejó de establecerse en campo contrario con asiduidad y el encuentro se rompió por completo. Los checos empezaron a transitar de forma continua, a encontrar la posibilidad de nutrir de balones laterales a sus puntas y obligaron a Ramsdale a mostrar sus maneras. Sobre ese escenario, Downing redobló la apuesta: introdujo al extremo del City Isaac Buckley, retrasó a Sterling al lateral y volcó todo el juego inglés sobre ese sector derecho, sobre el que también merodeaba Edwards. Lo cierto es que tanto Buckley como Edwards pesaron pronto en el encuentro y desequilibraron desde su sector cada vez que recibían, pero el partido estaba abierto. A falta de 3 minutos, Kral mandó fuera un remate franco con el portero vencido que les habría dado prácticamente la victoria. Quien no falló fue Edwards, que recibió de espaldas en tres cuartos de campo, se giró sobre sí mismo, ganó línea de fondo y puso un balón raso al área que Nmecha remató de espuela en el último suspiro. Inglaterra tendrá la oportunidad de rematar en la final ante Portugal un verano que les acredita como la potencia más regular del momento en categorías inferiores.

Foto de portada: MarcadorInt/Edu Férrer Alcover (todos los derechos reservados)

Related posts

Deja un comentario

*