Portugal deshoja el tulipán marchito de Stekelenburg

6

Portugal disputará la final del Europeo sub-19 tras doblegar a los Países Bajos en semifinales. El equipo luso se impuso en un choque lento y espeso en el que logró contener a la selección Oranje, muy poco productiva en el apartado ofensivo, y que se acabó decidiendo por un pequeño detalle. En una jugada rápida de transición iniciada por un fantástico cambio de orientación de Quina en la que el balón se escurrió por debajo del brazo de Justin Bijlow. Gedson Fernandes hizo lo que debía, finalizar el contragolpe con un quiebro y un disparo a puerta, pero se encontró con la fortuna de que uno de los mejores arqueros del campeonato cometió un desafortunado error que acabó inclinando la balanza en favor de los lusos.

Portugal 1 (Gedson Fernandes 24′)
Países Bajos 0

Holanda sub19 vs Portugal sub19 - Football tactics and formations
Disposición inicial de los Países Bajos y Portugal.

La Oranje saltó al césped con mucha decisión, pero el arreón inicial de los tulipanes ni siquiera duró diez minutos. Sorprendió Stekelenburg a los lusos con un equipo plagado de centrocampistas, con Rodney Kongolo para apuntalar la medular y la ubicación de Kadioglu como falso nueve, pero el efecto sorpresa se diluyó demasiado pronto. Los Países Bajos encadenaron varias jugadas en las que Kadioglu atrajo la atención de los centrales mientras los extremos atacaban los espacios a la espalda de los laterales y luego ejecutaron una buena presión en campo rival, pero pronto los portugueses se adueñaron del ritmo del choque. Diogo Costa detuvo el disparo más peligroso de los neerlandeses, en una jugada individual de Dilrosun, y luego creció la influencia de Rui Pires, Gedson Fernandes y sobre todo Domingos Quina. El menudo interior del West Ham agarró el toro por los cuernos: se puso a eliminar rivales en la medular con regates y activó a los futbolistas más adelantados con buenos pases. Sobre todo cuando Portugal volcó el juego hacia el perfil defendido por Bakboord, desbordado en las tareas defensivas. Precisamente en una de las múltiples jugadas iniciadas por Quina y redirigidas hacia el sector izquierdo nació el gol de la victoria.

10
Domingos Quina jugó un gran partido. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Con el marcador a favor, Portugal supo gestionar a la perfección el tempo del partido. Administró la ventaja con serenidad, moviendo el balón con criterio y replegándose con cierto orden ante un conjunto desordenado y sin apenas presencia intimidatoria en el área contraria. Portugal supo defender bien y la Oranje se mostró absolutamente inoperante en ataque. Intentó mejorar la fluidez de su circulación alternando la composición del centro del campo, pasando el mediocentro a mediapunta, retrasando al mediapunta a la base de la jugada, intercambiando las posiciones de los tres jugadores de ataque… pero nada surtió efecto. Maarten Stekelenburg se ha visto obligado a trabajar con una lista bastante mermada en la que solo cuatro futbolistas han sobrevivido el ciclo de clasificación entero (primera fase, Ronda Élite y fase final) y solo ha podido convocar a cinco de los titulares en el choque decisivo ante Grecia en el que la Oranje certificó el pase al Europeo. Con un bloque mucho menos hecho que el luso, a los neerlandeses les faltó tanto calidad como sistema para encontrar un resquicio en la retaguardia contraria. La rapidez de Bijlow a la hora de salir a tapar espacios en situaciones de uno contra uno ante los jugadores portugueses evitó que la semifinal se resolviera antes del descuento. 

Netherlands U17 manager Maarten Stekelenburg before the 2014 UEFA European Under-17 match at Hibernians Stadium, Paola Picture by Tom Smith/Focus Images Ltd 07545141164 15/05/2014
Maarten Stekelenburg no ha podido convocar a su mejor equipo de jugadores. Foto: Focus Images Ltd.

Sin embargo, la participación de los Países Bajos en el Europeo sub-19 desliza varios interrogantes sobre el mal rendimiento de los tulipanes en los últimos torneos de fútbol formativo. Por primera vez, la Oranje alcanzó las semifinales de un torneo continental en categoría sub-19, pero encadena varias generaciones que están practicando un fútbol muy poco vistoso en los Europeos sub-17 y solo se han clasificado para uno de los últimos Europeos sub-21. Poco a poco la absoluta se resiente de la involución de la selección en los torneos de categorías inferiores. Sobre todo porque no solo los neerlandeses no cosechan resultados a la altura de su fama (salvo dos Europeos sub-17 seguidos enter 2011 y 2012), sino porque hace mucho tiempo que no son capaces de implantar un sistema de juego que permita hacer circular la pelota con fluidez. El talento de las generaciones fluctúa, con equipos más y menos talentosos, pero cada vez se ven menos centrocampistas capaces de manejar el ritmo del juego en la medular y todo el desequilibrio se reduce a la improvisación de los extremos. Ante Portugal, los Países Bajos sobrevivieron a la espera de lo que Javairo Dilrosun pudiese inventar a pesar de que ni siquiera le entregaron balones en ventaja al extremo del Manchester City. El juego interior de la Oranje cada vez es más pobre, bien sea porque el país no produce al perfil de futbolista adecuado o bien porque la federación no les brinda el escenario idóneo en las selecciones de categorías inferiores. Las limitaciones de la plantilla de Maarten Stekelenburg al no poder contar con todo su arsenal matizan el nivel de crítica, pues con golear a Alemania y alcanzar las semifinales superó las expectativas iniciales, pero aun así los problemas estructurales siguen siendo preocupantes y parecen contagiarse. Para entender los males de la selección de Holanda basta con echar un vistazo a las categorías inferiores en los últimos años.

Bijlow.
Bijlow falló en el gol, pero firmó un buen torneo. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*