España destapa el tarro de las esencias

Aarón habla con Luis de la Fuente camino al túnel de vestuarios.

La mejor España de la fase final del Europeo sub-21 disputado en Italia y San Marino se dio un festín a costa del combinado francés en un partido soberbio a nivel coral en el que sobresalió por encima del resto de sus compañeros Fabián Ruiz. El mediocentro del Nápoles firmó 90 minutos antológicos manejando el ritmo del encuentro a su antojo. El sevillano fue efectivo hasta en el adorno, porque de sus botas salieron las mejores combinaciones trenzadas por La Roja y también una asistencia maravillosa para Dani Olmo en el tercer gol español de la noche. La fantasía de Fornals, la inteligencia en los apoyos de Oyarzabal, el descaro de Olmo, la potencia de Junior Firpo y el criterio de Marc Roca acabaron tumbando a la selección gala, impotente ante la velocidad de circulación de la pelota impuesta por los hombres dirigidos por Luis de la Fuente. El músculo francés terminó reducido a cenizas. En la gran final espera ahora la Alemania de Nadiem Amiri y Luca Waldschmidt, la selección más fiable del torneo.

España 4 (Marc Roca 28′, Oyarzabal (p) 45′, Dani Olmo 47′, Mayoral 66′)
Francia 1 (Mateta (p) 16′)

Espana vs Francia - Football tactics and formations

De la Fuente apostó de inicio por el grupo de futbolistas que había goleado a Polonia en la última jornada de la fase de grupos, con Marc Roca como cerebro en el centro del campo y sin un punta al uso en ataque. Los únicos ajustes llegaron en defensa, donde Junior reemplazó a Aaron y Vallejo acompañó a Unai Núñez, más cualificado para tratar de contener el extraordinario poderío físico del ataque galo. En clave francesa, Ripoll modificó el sistema: del 4-3-3 habitual a un 4-4-2 en el que Ikoné actuó como segunda punta y Guendouzi escoltó a Tousart en la sala de máquinas. Arriba, el espigado Mateta relegó al banquillo a su compañero Dembele, aquejado de unas incómodas molestias en el tobillo.

España se vio obligada a sobreponerse a un inicio un tanto desafortunado. De un posible penalti por mano de Ballo-Touré en el área gala se pasó a uno –sí decretado– muy liviano de Junior Firpo sobre Reine-Adelaide. El lateral bético entorpeció la internada del extremo del Angers colocando el brazo sobre la espalda del excanterano del Arsenal. Kabakov decretó la pena máxima, permitiendo así que Mateta engañase a Sivera antes de acostar la pelota en el fondo de la red. El portero del Alavés firmaría una intervención decisiva un par de minutos después al repeler a bocajarro un disparo del mencionado Mateta. Unai Núñez había arriesgado más de la cuenta en la salida de balón, una situación que los franceses no acostumbran a desaprovechar. Guendouzi encontró al espacio a Ikoné, y el extremo del Lille dejó solo delante del portero al delantero del Mainz. Pero el 11 falló.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Superado el tembleque prematuro, el combinado español se metió en el partido a base de fluidez en la circulación de la pelota. Fabián, Ceballos y Marc Roca marcaron el ritmo de las posesiones en campo rival, los apoyos de Oyarzabal desquiciaron a Upamecano y Konaté, y Junior terminó por desarbolar a la cobertura gala con sus constantes internadas por el perfil izquierdo. El lateral zurdo castigó a Dagba hasta que el futbolista del PSG se retiró lesionado en el minuto 21 tras sufrir un pisotón fortuito. Su plaza la ocuparía Kelvin Amian, quien tampoco supo cómo taponar las idas y venidas del internacional de origen dominicano. Los finos centrocampistas españoles atraían las marcas de sus pares y las ayudas de los centrales con recepciones y asociaciones en apenas una baldosa, alimento para un Junior desbocado cuando se le brindaba la oportunidad de descoser la espalda de la retaguardia gala. El abrumador dominio de La Roja pronto se tornó en puro avasallamiento, y los goles de Marc Roca, a la salida de un córner, y Oyarzabal, transformando con clase un discutible penalti cometido sobre él mismo por Konaté, pondrían en ventaja a España al término de los primeros cuarenta y cinco minutos.

Dani Olmo España sub-17 - Edu Ferrer Alcover
Dani Olmo, en una imagen de archivo (Foto: Edu Ferrer Alcover. Todos los derechos reservados).

La segunda parte arrancó con el tercer tanto español, gestado a partir de una combinación magnífica en la frontal del área, iniciada tras una recuperación de Fabián, que el mediocentro andaluz se encargó de convertir en un envío preciso a Dani Olmo. A placer, el extremo del Dinamo de Zagreb batió a Bernardoni y llevó la tranquilidad al banquillo. Desde entonces y hasta el final no hubo atisbo de reacción francesa. Tenían tan controlado el partido los hombres de Luis de la Fuente que el míster comenzó a realizar cambios para dar aire a varios de sus jugadores claves. Uno de los sustitutos, Mayoral, aprovecharía un espectacular centro a lo Quaresma de Fornals para anotar el cuarto de La Roja y terminar de hundir a una Francia que ya perseguía sombras. La pelota, la mejor socia de España, la empuja ahora hacia la corona. Lo que se antoja una mera consecuencia lógica del juego brillante practicado por esta selección en sus últimos dos partidos parecía un sueño inalcanzable tras caer contra Italia. Son las cosas del fútbol.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Vaya banda ha sido esta sub 21 francesa. Abusando en exceso de jugadores con mucho físico pero bastante justos técnica y tácticamente. Siempre que veo un partido como el de ayer, me viene a la cabeza el mismo pensamiento y es que se tiende a exagerar excesivamente lo de fuera, cuando en equipos de media tabla de la Liga hay jugadores del mismo nivel o superior. Siempre se relaciona a jugadores como Upamecano, Aouar, Ikone, Toussart con equipos Top… Son mejores que Unai Núñez, Fornals, Oyarzabal o Marc Roca? Para mí no.

Hace ya tiempo que vengo pensando en el potencial de Oyarzabal para llegar a ser un delantero top. Viendo cómo juega con la sub en punta, me recuerda a otro canterano realista que comenzó como extremo, un tal Griezmann.
Algo mal debe estar haciendo el Betis con sus canteranos y espero que le pongan remedio, ver a Fabián y Ceballos, y pensar que entre los dos no dejaron ni 50 millones pese a abonarse sus cláusulas…

España fue un vendaval apoyado en el juego asociativo tan característico y que nos ha dado identidad. Me parece que está sub 21 va a barrer a la selección absoluta y no tardaremos mucho en ver a la mayoría de estos chicos liderando la selección española.

Deja un comentario

*