Chiesa lidera la primera oleada de Italia

Chiesa Fiorentina Italia sub-21 MarcadorInt

Italia evidenció su ambición por conquistar el Europeo sub-21 que organiza este mes cuando anunció la convocatoria definitiva para el torneo. Luigi Di Biagio reforzó la plantilla con un buen puñado de futbolistas procedentes de la selección absoluta, varios de ellos ya importantes en el combinado sub-21 hace dos veranos, con la intención de sellar la clasificación para los Juegos Olímpicos primero y asaltar el trono después. El técnico del equipo nacional de categorías inferiores más cercano al fútbol de élite no solo apuntaló todas las líneas posibles con futbolistas de primer nivel, sino que lo hizo con algunos que ya son fijos en los onces de Mancini en la absoluta. El país que más veces ha ganado el Europeo sub-21, con hasta cinco entorchados, tiene entre ceja y ceja romper una sequía que se remonta al año 2004 y los futbolistas llamado a liderar este equipo han asumido el discurso con naturalidad. Ante su hinchada, ante su gente, nadie ha bajado pensando que su paso por la sub-21 es una pantalla ya superada. Una etapa ya quemada. El primero en demostrarlo fue Federico Chiesa.

Italia 3 (Chiesa 36′, 65′, Pellegrini 82′)
España 1 (Ceballos 9′)

Espana sub21 vs Italia sub21 - Football tactics and formations

Federico Chiesa, que ya ha jugado quince partidos con la selección absoluta de Italia, se echó a la espalda a la sub-21 en el debut en el Europeo celebrado en su tierra. El extremo de la Fiorentina ya había sido una de las grandes estrellas de la pequeña Azzurra hace dos años en Polonia, pero asumió el reto de liderar de nuevo al combinado nacional en un torneo de tradición en el país transalpino. Italia no empeó bien el partido, zarandeada por la versión más exuberante de Dani Ceballos en el centro del campo. El futbolista del Real Madrid, otro de los que repite en el campeonato sub-21 tras brillar en 2017, sacudió a Italia como quiso en los primeros veinte minutos de partido. Se ofreció entre líneas, apareció en la derecha, en la izquierda, por detrás de Mayoral, y se juntó permanentemente con Fabián en la base de la jugada. España escondió el balón y encontró resquicios en el sistema defensivo de una selección italiana de mucho nivel en lo individual pero con grietas por las que el conjunto de De La Fuente podía progresar. Especialmente por las bandas. Pronto Ceballos inauguró el marcador con un golazo desde la frontal, aunque Italia se encargó de frenar los minutos de trance del vigente subcampeón con constantes interrupciones. Italia marcó terreno, hizo faltas, tanteó dónde estaba el listón de las cartulinas amarillas y poco a poco diluyó los minutos de control español.

Dani Ceballos ficha por el Real Madrid. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).
Dani Ceballos jugó una media hora inicial brillante.

Una vez Italia cortocircuitó las posesiones de España, forzó pérdidas y robó la pelota más lejos de su portería, emergió el liderazgo de Federico Chiesa. El extremo de la Fiorentina, inquieto a lo largo de los primeros minutos, se pegó a la banda izquierda con el cuchillo entre los dientes y esperó su momento para encarar a Martín Aguirregabiria. Italia lo buscó con mucha más frecuencia y lo encontró a menudo en situaciones de uno contra uno en las que desbordó con una facilidad pasmosa. Su velocidad punta, cambio de ritmo y dominio de las dos piernas, que le permite amenazar con el regate hacia cualquiera de los dos perfiles, despedazó a la defensa española. El mejor ejemplo fue el gol del 1-1. Chiesa pinchó un cambio de orientación de Barella con un toque de clase magistral y luego dejó atrás a su par para acabar batiendo a Unai Simón con un disparo al primer poste que sorprendió al guardameta del Athletic. Más allá del evidente desacierto del portero español, que dio un paso hacia el centro esperando un pase hacia atrás, la jugada previa no está al alcance de muchos de los futbolistas que comparecen en este Europeo sub-21.

La presencia punzante de Chiesa abierto a la izquierda inclinó la balanza a favor de Italia. La Azzurra no solo sacó del partido a España con sus interrupciones, sino que una vez recuperó la pelota supo qué hacer con el esférico y encontró el lugar perfecto para percutir. El despliegue del extremo viola en el uno contra uno vino acompañado de un sacrificio defensivo llamativo que también permitió cortar algunas acciones peligrosas, aunque lo que verdaderamente redondeó su actuación fue la determinación con la que siguió la jugada del 2-1 transalpino, ya en la segunda parte. Cutrone peleó un balón de espaldas en el interior del área española y Barella acudió a en su ayuda en busca de un posible remate, pero quien recogió el cuero finalmente fue Chiesa en otra acción que le define. Cuando el ataque transcurre por el lado opuesto, el extremo de la Fiorentina siempre ataca zona de remate. Siempre carga área. Siempre espera un posible fallo. Un mal despeje. Un posible rebote. Una acción en ocasiones azarosa que le favorezca. Con la escopeta cargada por si acaso, recogió un rebote y adelantó a Italia a los veinte minutos del segundo tiempo. El remate final no tuvo nada de extraordinario, pero son goles que hay que trabajar previamente para que caigan en el área pequeña como si fueran fáciles.

Chiesa repite.
Chiesa repite en el Europeo sub-21 tras destacar hace dos años en Polonia.

Un penalty de Carlos Soler por un agarrón sobre Lorenzo Pellegrini acabó de enterrar las opciones de España en el estreno contra Italia. Pellegrini transformó el lanzamiento desde los once metros ante una selección que echó de menos la aportación de Fabián Ruiz, retirado por lesión al descanso, y que padeció para frenar a Chiesa. Tras finalizar su tercera temporada completa con la Fiorentina, ya asentado en la selección absoluta, Federico se ha sacado de encima la etiqueta de hijo de Enrico, mítico delantero de la Serie A entre finales de la década de los 90 e inicios del siglo XXI, que le acompañó en sus primeros pasos en el fútbol profesional. Rápido, desequilibrante, habilidoso en el regate, potente en carrera, punzante en los desmarques al espacio y pura determinación en el área, en sus tres primeros años de carrera Federico Chiesa ha demostrado también una capacidad impresionante para adaptarse a todo tipo de situaciones. Extremo en la derecha, en la izquierda, segundo punta, carrilero en sistemas con tres centrales. Con entrenadores que buscan desplegarse al espacio y otros que proponen un fútbol más elaborado y paciente ante rivales replegados.

Chiesa es una esponja. Con madera y carisma de líder.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Federico Chiesa
Edad: 21 años
Equipo: Fiorentina
País de nacimiento: Italia
Posición: Extremo

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 10 de junio: Kang-In Lee
– 3 de junio: Carlos Cuesta
– 27 de mayo: Florentino
– 20 de mayo: Deyne Rensch
– 13 de mayo: Adil Aouchiche
– 6 de mayo: Sebastiano Esposito
– 29 de abril: Fábio Silva
– 22 de abril: Kylian Mbappé
– 15 de abril: Alexander Nübel
– 8 de abril: Callum Hudson-Odoi
– 1 de abril: Thomas Buitink
– 26 de marzo: Moise Kean
– 19 de marzo: Maximilian Eggestein
– 11 de marzo: Oleksandr Zinchenko
– 4 de marzo: Éder Militao
– 25 de febrero: Joakim Maehle
– 18 de febrero: Ferland Mendy
– 11 de febrero: Nicolò Zaniolo
– 4 de febrero: Samuel Sosa
– 28 de enero: Frenkie de Jong
– 21 de enero: Ritsu Doan
– 14 de enero: Diego Lainez
– 7 de enero: Bryan-Clovis Ngwabije
– 31 de diciembre: Sardar Azmoun
– 24 de diciembre: Bilal Ould-Chikh
– 17 de diciembre: Domingos Quina
– 10 de diciembre: Josh Sargent
– 3 de diciembre: Juan Marcos Foyth
– 26 de noviembre: Sofiane Diop
– 19 de noviembre: Jadon Sancho
– 12 de noviembre: Richarlison
– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Muy bueno Chiesa, ojalá lo fiche el Milán que tengo ganas de que vuelva a la élite. Me dejó un poco frío Barella, y hoy en el segundo partido cuando entró Tonali aunque no hizo mucho y Barella estuvo mejor que el primer día, dio sensación de estar por encima.
Quisiera mencionar a Ceballos que es un escándalo de jugador, me dolió mucho cuando el Madrid “se lo quitó” al Barça porque creo que podría haber triunfado en nuestro estilo de juego, espero que lo fiche un equipo que apueste por él de verdad porque junto con Thiago e Isco deberían ser los dueños del centro de campo atacante de la selección en los próximos años.

Deja un comentario

*