Once ideal del Europeo sub-21 de 2019

Ceballos.

España conquistó el Europeo sub-21 tras derrotar a Alemania en la final, la reedición del partido decisivo hace dos años. Con el triunfo ante Alemania, España empata a Italia como el equipo que más veces ha alzado el título (5). España es la selección más representada en el once ideal del torneo para la redacción de MarcadorInt. El campeón mete en la alineación a cinco futbolistas, uno más que Rumanía, la revelación del campeonato. Alemania, con dos jugadores, completa el once.

Artículo relacionado: España presume de nueva generación dorada

xi-euro-u21-2019-mini

Ionut Radu (Rumanía, 1997, Inter)

El mejor portero del torneo con el permiso del polaco Kamil Grabara, también destacado en la fase de grupos. El guardameta propiedad del Inter, que ha jugado cedido en el Genoa en la última temporada, firmó varios partidos portentosos bajo palos. Brilló especialmente en el duelo contra Inglaterra, con un puñado de paradas de mérito gracias a su agilidad en la estirada. Su capacidad de salto es una de sus características más llamativas y también se siente relativamente cómodo con la pelota en los pies.

Ionut Radu of Genoa C.F.C. during the Serie A match at Juventus Stadium, Turin Picture by Antonio Polia/Focus Images Ltd +393473147935 20/10/2018
Ionut Radu pertenece al Inter, pero ha jugado esta temporada con el Genoa. Foto: Focus Images Ltd.

Cristian Manea (Rumanía, 1997, Apollon Limassol)

En su momento un defensa precoz en la liga rumana al que se le relacionó con el Chelsea, Cristian Manea ha aprovechado el escaparate del Europeo sub-21 para confirmarse como un lateral derecho de buen presente. No es particularmente rápido en defensa, pero sí se ha mostrado muy firme en los duelos individuales cada vez que le han encarado. Frena al extremo contrario, es difícil de rebasar en carrera y suele meter el pie en el momento oportuno para robar la pelota o al menos interrumpir la jugada.

Unai Núñez (España, 1997, Athletic Club)

Mejoró el nivel de la zaga del campeón cuando entró como titular ante Polonia. Una vez se ganó un sitio en el once mantuvo su puesto en los planes de Luis de la Fuente por delante de Meré y Jesús Vallejo. El defensa del Athletic se mostró muy atento en las vigilancias sin balón para evitar que los delanteros rivales pudieran contragolpear cuando España atacaba lejos de su porpia portería y resistió las fases de asedio de Alemania en los minutos de mayor apuro en la final de Udine.

Alex Pascanu (Rumanía, 1998, Leicester)

Pascanu llegaba al torneo a la sombra de su socio en la viscosa zaga rumana, Nedelcearu. No se ha criado en Rumanía, es más joven y aparentemente estaba menos hecho que él… Pero si bien Nedelcearu ha cumplido con las expectativas, Pascanu ha brillado al sobrepasarlas. Un auténtico muro para bloquear los disparos de los rivales (segundo máximo bloqueador del torneo y el máximo de entre las semifinalistas, 6), siempre bien colocado y nunca estresado a la hora de proteger el área rumana. Pascanu, además, ha cubierto muy bien el lado débil de la zaga en el torneo, pues Stefan era su lateral y le metió en algún que otro lío durante el Europeo. Su despedida del torneo, expulsado por Nmecha ante Alemania, no es más que una excepcional incoherencia en el guion de la alocada Rumanía de Radoi: en la misma semifinal completó un brillante primer tiempo.

Benjamin Henrichs (Alemania, 1997, Monaco)

Uno de los mejores elogios para el defensa del Mónaco es que Alemania lo echó mucho de menos el día que no estuvo sobre el césped. Henrichs se perdió la semifinal contra Rumanía por sanción y su equipo sufrió para sustituirle. Centrocampista de formación, saca partido de su dominio de las dos piernas y capacidades como pasador para mover la pelota con criterio cuando pasa por sus pies y para incorporarse con sentido en ataque. Sin el balón es un poco más alocado, pero suele resistir bien en los duelos en el uno contra uno gracias a su rapidez.

Benjamin Henrichs.
Benjamin Henrichs ha actuado como lateral izquierdo en el Europeo sub-21. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Marc Roca (España, 1996, RCD Espanyol)

Puso su guinda a una temporada fabulosa en el Espanyol con un tramo final de Europeo sub-21 soberbio. Su entrada en el once ante Polonia contribuyó de forma decisiva para que España mostrara su mejor versión junto a la recuperación de los problemas físicos que arrastraba Fabián y la elección de Oyarzabal como punta del equipo ibérico. No solo mejoró la circulación de balón, pues siempre toca con criterio (en corto y en largo), sino que además recuperó muchos balones gracias a su posicionamiento, lectura y decisión para saltar a la presión depsués de cada pérdida del equipo de Luis de la Fuente. Su primera mitad de la final fue un espectáculo.

Fabián Ruiz (España, 1996, Nápoles)

Cuando Fabián estuvo bien, España fue notablemente superior al resto de rivales en el Europeo sub-21. La primera mitad contra Italia resultó una primera señal de su fabuloso estado de forma. Los encuentros ante Polonia, Francia y Alemania constataron lo que ya parecía una obviedad: Fabián es un futbolista de primerísimo nivel. No solo es fino en la asociación en espacios reducidos, habilidoso en el regate y prodigioso a la hora de proteger la pelota ante la presión rival (qué pisaditas y cambios de pie deja en cada partido), sino que además es un futbolista que roba bastantes balones cuando la posesión se asienta en campo contrario y que amenaza con su disparo desde la frontal del área. Esta última faceta la padecieron tanto Polonia como Alemania. Fue elegido el MVP del torneo por la UEFA.

Dani Ceballos (España, 1996, Real Madrid)

Su pico en el torneo llegó el primer día, con una primera mitad extraordinaria ante Italia, pero su rendimiento a lo largo del Europeo sub-21 ha sido muy alto. Eclipsado por el impacto de Fabián en las eliminatorias, el campeonato de Dani Ceballos también resultó muy meritorio. Sostuvo a España en momentos de dificultad, con una buena actuación ante Italia y mucha personalidad ante Bélgica, y luego se vio beneficiado por la circulación más fluida y el permanente intercambio de posiciones en los tres últimos duelos. El constante movimiento de sus compañeros le sentó bien a un futbolista hasta cierto punto anárquico, que se ofrece permanentemente en todas las zonas del campo, y que en ocasiones retiene la pelota algo más de la cuenta. Sin embargo, incluso cuando llegó justo de fuerzas en los últimos minutos de la final, fue clave para mover la pelota a alta velocidad en espacios reducidos, devolver paredes y esconder el balón.

Dani Olmo.
Dani Olmo ha brillado en el Europeo sub-21. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Dani Olmo (España, 1998, Dinamo Zagreb)

Uno de los futbolistas revelación del Europeo sub-21. Algo alejado de los focos mediáticos en una selección compuesta por futbolistas que mayoritariamente militan en las primeras divisiones de los países más poderosos futbolísticamente, Dani Olmo ha trasladado al combinado sub-21 las buenas prestaciones que viene ofreciendo en Croacia con el Dinamo Zagreb. Tanto jugando de mediapunta ante Bélgica como luego partiendo desde la banda derecha mejoró el juego de España gracias a su fantástica lectura, toma de decisiones y habilidad para maniobrar donde hay poco espacio. Participó por dentro, combinó con sus compañeros y también marcó dos goles importantes. El primero, ante Bélgica, y el último para dar un paso de gigante hacia el título en la final contra Alemania.

Artículo relacionado: La transformación de Dani Olmo

Luca Waldschmidt (Alemania, 1996, Friburgo)

El máximo goleador del torneo, sin discusión alguna, y otro de los que ha aprovechado el escaparate para darse a conocer fuera de su país. Waldschmidt fue el delantero de Alemania, que le exigía cumplir con muchas funciones salvo la de fijar a los centrales. El atacante del Friburgo bajaba a recibir, arrastraba a los defensas rivales y combinaba entre líneas, donde resultó particularmente dañino para sus adversarios. Inspirado de cara a puerta, Waldschmidt también demostró que posee un gran disparo con la pierna izquierda desde la media distancia y una notable sensibilidad para asociarse con los compañeros que rompían hacia los espacios que él abría con sus movimientos. ¿Será el mes de su vida, un torneo fruto de la inspiración, o el campeonato que catapultará su carrera? Quizás no se espera que reproduzca las cifras del Europeo sub-21, pero los 9 goles anotados en apenas 1.714 minutos de Bundesliga con el Friburgo son un buen indicador de que está creciendo.

George Puscas (Rumanía, 1996, Palermo)

Ya internacional absoluto con Rumanía, el delantero del Palermo ha demostrado que ya está para algo más que la categoría sub-21 de su país con cuatro goles en el Europeo disputado este mes en Italia. Puscas ha sido una pieza vital para que el conjunto rumano se impusiera en su grupo, se clasificara para los Juegos Olímpicos del año que viene y plantara cara a Alemania hasta el punto de soñar con disputar la final. Puscas fue un incordio para las defensas rivales gracias a sus movimientos al espacio, caídas a banda y capacidad para chocar con los centrales contrarios. Bajó muchos balones para dejarlos de cara para los futbolistas que se incorporaban desde la segunda línea y se erigió como un delantero dominante en el área en el juego aéreo, faceta en la que sacó partido de sus virtudes. Hizo muchísimo daño a Alemania en el remate de centros laterales y dejó acciones técnicas llamativas en controles y pases, aunque en algunas maniobras sea un delantero algo lento o tosco.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Otros jugadores destacados:

Porteros: Kamil Grabara (Polonia).

Defensas: Joakim Maehle (Dinamarca), Nedelcearu (Rumanía), Jonathan Tah (Alemania), Krystian Bielik (Polonia), Colin Dagba (Francia)

Centrocampistas: Mahmoud Dahoud (Alemania), Ianis Hagi (Rumanía), Xaver Schlager (Austria), Phil Foden (Inglaterra), Szymon Zurkowski (Polonia).

Delanteros: Marco Richter (Alemania), Jonathan Ikoné (Francia), Mikel Oyarzabal (España), Hannes Wolf (Austria), Federico Chiesa (Italia), Andreas Skov Olsen (Dinamarca), Marin Jakolis (Croacia).

Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

4 comments

Para mi Vallejo estuvo mejor que Núñez tanto en semifinales como en la final de Udine. Yo le habría puesto de titular en este once en lugar de Núñez. Me parece sorprendente que no aparezca ni tan siquiera en la lista de otros jugadores destacados. Otro portero que hubiera puesto en la lista de otros jugadores destacados es Sivera fue determinante en el partido ante Francia con varias paradas.

Pues a mí no me ha gustado nada el europeo de Vallejo, me deja la sensación de que por ser una pieza importante durante todo el proceso clasificatorio, ser capitán, galones, etc ha jugado más de lo que debía.

De los tres centrales que han jugado con España, a mi juicio Vallejo el que más flojito ha estado respecto de su teórico nivel. Sufrió con Kean, y en la final pudo ser expulsado por una entrada a destiempo en la primera mitad…

Posiblemente sea el once más difícil de hacer de todos los campeonatos de inferiores de la temporada, a mi parecer. Demasiados nombres destacados e imposible juntarlos en un mismo once. Prácticamente imposible que haya consenso ^^

Nombres extra que se podrían añadir: Henderson, Nübel, Firpo, Klostermann, Barella, Schrijvers, Eggestein o Amiri.

Deja un comentario

*