Previa del Europeo sub-21, Grupo A: Italia, España, Bélgica y Polonia

ceballos-Betis España sub21 MarcadorInt

Este domingo empieza el Europeo sub-21 de Polonia, que de paso también determinará qué cuatro selecciones representarán a Europa en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Por segunda edición consecutiva, 12 selecciones participarán en este torneo, que mantiene el formato de tres grupos de cuatro equipos en el que el mejor segundo de grupo accederá a semifinales. Asimismo, nunca está de más recordar que pueden participar en el Europeo sub-21 todos aquellos futbolistas nacidos a partir del 1 de enero de 1996. Esto es, los que tenían 21 años o menos cuando empezó la fase de clasificación.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

En el Grupo A han quedado encuadradas España, Bélgica, Polonia y el anfitrión, Italia. El anfitrión es el equipo que más veces ha ganado el torneo (5), seguido de España (4), curiosamente emparejadas en el partido estrella de la jornada inaugural. Son dos clásicos mucho más habituales que Polonia, que organizó la última edición pero que no se clasificaba por sus propios méritos para una fase final desde 1994, y Bélgica, que reaparece tras 12 años de ausencia.

Italia

El anfitrión afronta su Europeo sub-21 con unas expectativas altas. Quiere ganar el torneo y ha confeccionado una plantilla con potencial para ello. Italia cuenta con una generación de promesas que se está asentando en la Serie A y ese factor, unido a los malos resultados de la selección absoluta en los años anteriores, ha acelerado la regeneración del elenco que dirige Roberto Mancini. Sin embargo, las llamadas de la absoluta no ha debilitarán la plantilla de Di Biagio para el Europeo sub-21, aunque puede entorpecer el proceso de preparación del torneo y el encaje de algunas piezas. El único futbolista en edad que se ausenta es Gianluigi Donnarumma. Por lo demás, Di Biagio puede recurrir a Nicolò Zaniolo, Lorenzo Pellegrini, Nicolò Barella, Moise Kean, Gianluca Mancini, Moise Kean e incluso Federico Chiesa. Casi nada.

Chiesa repite.
Chiesa repite respecto al equipo que participó en el Europeo sub-21 de hace dos años. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Asimismo, la falta de partidos competitivos (solo amistosos) para preparar el Europeo puede convertirse en un punto en contra para la selección italiana, aunque muchos de sus futbolistas se conozcan y media docena baje de la absoluta. En la portería disfruta de uno de los mejores guardametas jóvenes del país, Alex Meret, que ha acabado gozando de protagonismo en el Nápoles tras empezar la temporada lesionado. La agilidad del canterano del Udinese será un obstáculo difícil de batir para los ataques rivales, más todavía si tenemos en cuenta que en la defensa de Italia encontramos a algunos jugadores con bagaje internacional. Mancini se ha asentado este curso en el Atalanta y los Romagna, Bastoni o Pezzella son clásicos de las categorías inferiores del cuadro transalpino. Aunque lo mejor llega de medio del campo hacia arriba. El refuerzo de Barella, Pellegrini y Zaniolo apuntala una zona en la que Di Biagio podrá contar con futbolistas de trayectoria con la absoluta, lo que debería relegar a un segundo plano a perfiles interesantes como Mandragora, Locatelli y Tonali, regista de 19 años que acude al Europeo tras jugar con regularidad en el Brescia recién ascendido a la Serie A y que seguramente tendrá menos participación de la que se intuía antes del anuncio de la convocatoria definitiva. Arriba no faltará calidad y gol, con el desborde de Chiesa y la voracidad de Kean, complementarios con el hambre de Patrick Cutrone y el fabuloso estado de forma de Riccardo Orsolini. Siempre incisivo partiendo desde la derecha para armar el tiro con la izquierda, Orsolini ha acabado la Serie A a buen nivel con el Bolonia. Ha marcado seis goles en los últimos meses de competición y todavía pertenece a la Juventus.

España

Tras perderse los Juegos Olímpicos de 2016 y caer en la primera fase de los JJOO de Londres 2012, España se ha marcado el objetivo mínimo de alcanzar las semifinales para poder quitarse la espina de sus últimas actuaciones olímpicas. Luis de la Fuente cuenta con una plantilla que se conoce a la perfección, con la que ha trabajado a lo largo de los últimos años. Varios de los actuales titulares ya acudieron al último Europeo (algunos en el rol de suplentes) y otros han sido habituales en fases finales de categorías inferiores. Por ejemplo, Vallejo y Meré ya formaron la pareja de centrales titular en el último Europeo sub-21 de Polonia, donde España perdió la final ante Alemania.

Oyarzabal acude al Europeo sub-21 después de marcar ante Suecia con la selección absoluta. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Oyarzabal acude al Europeo sub-21 después de marcar ante Suecia con la selección absoluta. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

España acumula elevadas dosis de talento en el centro del campo, donde Fabián, Fornals, Ceballos, Marc Roca y Mikel Merino compiten por cuatro puestos en una convocatoria en la que finalmente no han entrado ni Rodrigo ni Marco Asensio. Ceballos también puede integrar la línea de mediapuntas, donde las opciones se multiplican con Oyarzabal, Carlos Soler o Dani Olmo, que ha crecido muchísimo esta temporada en el Dinamo Zagreb. Fabián y Oyarzabal, de hecho, son los dos únicos jugadores que acudirán al Europeo sub-21 después de ir convocados con la absoluta para los dos partidos de clasificación para la Eurocopa 2020. En la delantera, Borja Mayoral parte como titular tras el buen rendimiento ofrecido en anteriores fases finales y por sus ocho tantos en la fase previa, aunque Rafa Mir y Manu Vallejo han marcado más goles en Segunda con Las Palmas y Cádiz respectivamente. Contará, en cualquier caso, con el apoyo de Oyarzabal, autor de 13 goles esta temporada con la Real Sociedad y de otros cinco tantos con la sub-21 en el proceso clasificatorio.

Bélgica

Se ha clasificado sin perder ningún partido en un grupo con algunos rivales incómodos como Suecia, Turquía y en menor medida Hungría. Bélgica vuelve a un Europeo sub-21 doce años después con una generación de perfil algo más bajo de lo habitual y que viaja a Italia con las ausencias de Tielemans (ya asentadísimo en la absoluta) y especialmente los lesionados Dimata y Vanheusden, dos piezas relevantes en el proceso preliminar tanto en ataque como en defensa.

Aunque prácticamente todos sus futbolistas militan en el fútbol belga, la selección sub-21 puede sentirse particularmente cómoda en un rol de teórica inferioridad. El contexto del torneo le puede brindar partidos con espacios para potenciar la velocidad de balas al espacio como Mbenza, Leya Iseka y especialmente Lukebakio en el último tercio. También el lateral derecho del Brujas, Denis Cools, es un futbolista que se incorpora bien en ataque y aporta profundidad, y en el centro del campo formarán dos jugadores clave en el título liguero del Genk, el enérgico interior Heynen y el fino Schrijvers en la mediapunta. En cambio, el equipo belga puede ser más vulnerable en el eje de la defensa. Sin Vanheusden pierde a un líder en esa parcela y tampoco la portería ofrece las garantías de algunos de sus rivales. Jackers, el guardameta titular en el proceso clasificatorio, apenas ha disputado un puñado de partidos en la liga belga mientras Ortwin De Wolf se postulaba como alternativa hasta que perdió su puesto en el Lokeren. Entre los futbolistas con menos recorrido en la élite, se ha colado en la convocatoria definitiva Yari Verschaeren, extremo de apenas 17 años que ha despuntado en un gris Anderlecht esta temporada y puede ejercer de revulsivo en las segundas partes.

9 3
Vanheusden se perderá el Europeo sub-21 por lesión. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Polonia

La mayor sorpresa de la fase de clasificación para el Europeo la protagonizó Polonia. El cuadro polaco apeó a uno de los principales aspirantes al título en la fase final, Portugal, a pesar de perder en casa en el partido de ida de la repesca. Segunda de grupo por detrás de Dinamarca -le penalizaron los tropiezos en forma de empate, pues no perdió ningún encuentro-, Polonia parecía tener muy pocas opciones de clasificarse cuando el sorteo le emparejó con la selección lusa. Perdió por 0-1 en Zabrze, pero remontó la eliminatoria en Portugal con un contundente 1-3 (los tres goles llegaron en la media hora inicial) que dejaron al cuadro ibérico sin respuesta.

Artículo relacionado: Polonia sorprendió a Portugal en la repesca

La principal referencia de esta selección polaca se encuentra en la delantera. Dawid Kownacki es uno de los futbolistas de mayor recorrido en este combinado nacional y llega entonado tras su cesión al Fortuna Düsseldorf, donde ha marcado cuatro goles en apenas once partidos tras una primera mitad de curso más discreta en la Sampdoria. El ariete intentará dar continuidad a la estirpe de atacantes determinantes que ha producido su país, que cuenta con futbolistas de ciertas garantías en todas las líneas. Junto a Kownacki, el lateral derecho Gummy y el extremo zurdo Szymanski han abandonado la concentración de la selección absoluta para ultimar la preparación del Europeo sub-21 con los demás compañeros. Szymanski, rápido en carrera y fino a la hora de servir centros desde la banda izquierda a pie natural, es uno de los focos de desequilibrio del elenco polaco. Más todavía tras la lesión de Kapustka, jugador revelación de la Eurocopa en 2016 con la absoluta, que integró el proceso clasificatorio y se perderá la fase final por una lesión que padeció a finales de marzo. El guardameta Kamil Grabara, propiedad del Liverpool, es titular en esta generación pese a haber nacido en 1999 y Krystian Bielik, que puede actuar tanto de mediocentro como de central, ha disfrutado de continuidad en el Charlton Athletic, en la League One, tras varias cesiones que no terminaron de carburar desde el Arsenal. Son dos futbolistas destacados que pueden aprovechar el escaparate del torneo para catapultar su carrera, asimismo que Szymon Zurkowski, centrocampista de gran despliegue físico al que ya ha atado la Fiorentina.

Kownacki presiona a Chambers en una imagen de archivo del último Europeo sub-21.
Kownacki presiona a Chambers en una imagen de archivo del último Europeo sub-21. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*