A Donnarumma se le exigen milagros

Donnarumma.

Italia ha sido uno de los equipos que más contenido ha generado a lo largo del Europeo sub-21. La Azzurra ha competido en Polonia con una plantilla repleta de internacionales absolutos, han participado muchos jugadores en partidos relevantes debido a varias lesiones o futbolistas con molestias e incluso ha habido lugar para discutir sobre el futuro de los integrantes de la expedición transalpina. Nadie ha copado tantos titulares como Gianluigi Donnarumma, cuyo contrato con el Milan caduca en junio de 2018. El arquero rossonero ya era una de las estrellas del elenco italiano antes del arranque del campeonato tanto por su rendimiento en la Serie A como por su proyección, pero la incertidumbre relativa a su futuro más inmediato ha acrecentado aún más el ruido a su alrededor.

Los focos han deslumbrado a Donnarumma, que no ha cuajado un campeonato particularmente brillante. En parte porque la zaga italiana funcionó muy bien a lo largo del Europeo y casi nunca tuvo la opción de ser el héroe que sostuviera a su selección. La pareja de centrales formada por Rugani y Caldara firmó varias actuaciones estelares que, por ejemplo, dejaron a Dinamarca en un único tiro a portería (desde fuera del área) en el debut y anularon por completo a Alemania, que no disparó entre los tres palos en la última jornada de la fase de grupos. El rendimiento colectivo del combniado transalpino protegió a su arquero, que prácticamente no tuvo que intervenir o lo hizo para abortar disparos de mala calidad porque casi siempre aparecía un individuo vestido de azul para estorbar al delantero rival. Sin embargo, en los choques en los que Donnarumma estuvo más exigido, el arquero milanista apenas ha protagonizado paradas de mérito.

Disparos a puerta en contra de Italia:

Dinamarca: un disparo a portería, ningún gol encajado
R. Checa: cuatro disparos a portería, tres goles encajados
Alemania: ningún disparo a portería
España: seis disparos a portería, tres goles encajados

Saúl dispara en el primer gol de España.
Saúl dispara en el primer gol de España.

Los periodistas italianos han esgrimido estos datos en las ruedas de prensa anteriores y posteriores a los últimos choques que ha disputado Italia en el Europeo sub-21 e incluso salió Donnarumma ante los medios para asegurar que estaba tranquilo y centrado en el campeonato. Más allá de su rendimiento, que ha sido mejorable dadas las altas expectativas y el nivel exhibido en la Serie A, con paradas milagrosas que no ha reproducido en el torneo disputado en Polonia, la reflexión más sensata sobre el arquero rossonero la verbalizó el propio seleccionador italiano, Luigi Di Biagio, tras caer ante la selección española en semifinales.

“A pesar de la insistencia de los rumores, creo que los jugadores deben convivir con ellos. Es parte del proceso de crecimiento. Creo que las valoraciones sobre el rendimiento de Donnarumma son muy severas. Las expectativas son muy altas con él: se está hablando de un jugador de 100 millones, pero hay que recordar que tiene 18 años. Parece que cada vez que encaja un gol siempre sea noticia. Es su primera experiencia en un torneo internacional”. Luigi Di Biagio.

Gianluigi Donnarumma no anduvo particularmente fino en el 2-1 de Saúl, en un disparo lejano en el que parece reaccionar algo tarde, pero de vez en cuando no está de más detenerse un instante a reflexionar sobre lo que se le está exigiendo al portero más prometedor del continente europeo. Porque no solo hay que mirar los disparos concedidos por Italia, sino en qué zonas se efectuaron y cómo se ejecutaron. Y a Donnarumma parece que, como dice su seleccionador, se le tengan que pedir milagros en cada partido que disputa. Ya demostró que atesora la personalidad necesaria para afianzarse en una portería complicada como la del Milan con 16 años y está administrando como puede una presión impropia para un chico que alcanzó la mayoría de edad hace unos meses. Ni mucho menos es -todavía- una obra completa. Ni puede serlo ningún portero a esta edad.

Donnarumma.
En el primer partido ante Dinamarca, un grupo de aficionados arrojó unos billetes falsos sobre Donnarumma.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*