El equilibrio de España

Marcos Llorente.

Marcos Llorente ha sido la principal novedad de España en la fase final del Europeo sub-21 respecto a los partidos clasificatorios. El futbolista del Real Madrid ha firmado una primera campaña sensacional en la élite, cedido en el Alavés, y su rendimiento no ha pasado desapercibido para el cuerpo técnico español, que ha apostado por el madrileño en la medular. Llorente solo había disputado noventa minutos ante Estonia y un rato de la ida de la repesca contra Austria, pero ahora es una pieza indiscutible para Albert Celades. No solo es un elemento clave, sino que la entrada de Llorente ha permitido potenciar a varios de los mejores futbolistas de la selección sub-21 española.

Durante la fase de clasificación, varios futbolistas pasaron por la posición de mediocentro. En la mayoría de ocasiones le tocó asumir ese papel a Saúl Ñíguez, en un rol que le encorseta y le priva de una de sus mejores virtudes -la llegada al área rival-, y en otras Celades apostó por Mikel Merino, que no ha gozado de la continuidad que esperaba en su primera temporada en el Borussia Dortmund, donde también le ha tocado ejercer a menudo como central. Por un motivo u otro, España nunca terminó de encontrar al jugador adecuado para esa demarcación y eso repercutió en la fluidez de la circulación de la pelota, a menudo previsible en los encuentros del proceso clasificatorio.

Marcos Llorente.
Marcos Llorente ha liberado a Saúl Ñíguez.

Sin embargo, la consolidación y el rendimiento de Marcos Llorente en su primer curso completo en Primera División han permitido a Celades contar con un especialista en una posición vital para el desarrollo del juego de España. Llorente ha sido titular y ha completado los noventa minutos ante Macedonia, Portugal e Italia y se espera que repita en la final. Su presencia en el pivote español supone dos grandes ventajas: Llorente nunca pierde la posición y eso significa que España dispone de un cortafuego de garantías para cortar contragolpes y guarda la espalda de los dos centrocampistas que arrancan a su lado. De esta manera, Ceballos y Saúl disfrutan de una libertad superior para moverse, ofrecerse entre líneas y asomarse al área rival porque saben que por detrás hay un compañero que pasará la escoba a la que el rival amenace con salir al contragolpe.

En el apartado defensivo, Llorente ha firmado un torneo inmaculado. Solidario en las ayudas, Llorente ha recuperado muchísimas pelotas en los partidos que ha disputado, ha echado una mano a los laterales cuando el extremo no ha llegado a tiempo a la hora de bajar a defender y se ha mostrado efectivo en la defensa de los balones aéreos. Su presencia entre líneas es una garantía en el sistema defensivo de España y es una ayuda notable para una pareja de centrales que lleva mucho tiempo jugando junta (Meré-Vallejo). Gracias a ese triángulo en campo propio, sumado a la serenidad que transmite Kepa, España se ha mostrado como un equipo particularmente seguro a la hora de defender su área.

Meyer ha sido el mediapunta titular de Alemania en el Europeo sub-21.
Meyer ha sido el mediapunta titular de Alemania en el Europeo sub-21.

La principal característica de Llorente con el balón ha sido la sobriedad. No se adorna nunca más de la cuenta ni se complica donde no debe para evitar regalar pérdidas en zonas comprometidas. El equipo tampoco le exige particular creatividad en este apartado, pues la genialidad la suelen aportar Dani Ceballos, en permanente movimiento entre líneas, y Marco Asensio, que cuando recibe en situación de ventaja puede rajar al adversario. Llorente se limita a trasladar el esférico de un lado a otro y en varias ocasiones ha exhibido un desplazamiento largo correcto para activar al extremo alejado, como se vio en la semifinal contra Italia. En líneas generales, un trabajo oscuro que será relevante en la final de este viernes ante Alemania. Le tocará convivir con un delantero de físico imponente como Davie Selke y con un mediapunta escurridizo como el internacional absoluto Max Meyer.

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*